Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Miércoles, 3 de marzo de 2021

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

CUIDADO PERSONAL

Cuidado Personal

Aún muchas son las ocasiones en las que escucho a personas decir que la imagen personal es algo superficial y sin importancia. Pero no nos estamos refiriendo a ser más guapo o guapa o más feo o fea. No, yo de lo que quiero hablar es sobre tu imagen personal y sobre de qué forma te proyectas cara el resto influyendo en sus decisiones y valoraciones hacia ti.


Verdaderamente la imagen personal es tu carta de presentación, es la manera que proyectas en primera instancia hacia los demás en sociedad, es cómo te presentas a el resto en un primer momento, es la huella que dejas en ellos. Por medio de tu imagen personal puedes trasmitir tus conocimientos, competencias, destrezas y actitudes...


Aprendiendo a administrar tu imagen puedes comunicar aquellos valores y emociones que te representan, como crear confianza, despertar seguridad, seriedad... o bien asimismo proximidad, empatía, ternura, etcétera En suma, la imagen personal es la suma de tu apariencia externa, al lado de tus habilidades sociables y expresión, aparte de, de qué manera te sientes contigo misma/o.
Cuando logras acomodar tu imagen y fortalecer lo mejor de ti, te sientes bien contigo misma/o, logras una mayor confianza, ayudas a prosperar tu autoestima y por consecuencia consigues más seguridad en ti, y todo esto lo transmitirás a el resto sin tener siquiera que abrir la boca.


Cuando estoy con un grupo de amigos y amigas y hablamos sobre este tema, uno de los primordiales temas a discute es la relevancia y la alta valoración que se da a la imagen a la hora de encontrar trabajo e incluso mantenerlo. En empresas en las que no se emplea uniforme, puede ocurrir que ciertos trabajadores caigan en la espiral de desatender su imagen personal, y los que no, que terminen mimetizándose con el resto del equipo de su departamento, vistiendo sin personalidad ni carisma. Incluso que destaquen por todo lo contrario, por estar descuidados, mal aseados, oler mal, vestir mal, etc


El hacer bien tu trabajo, el ser responsable y eficiente no guarda relación con que tu imagen personal no sea congruente con el cargo que desempeñas en la compañía o bien la que representas si eres emprendedor. En la selección de personal de las compañías, a igual currículo predominará una imagen cuidada SIEMPRE. Esto no es discriminación, sino que nuestro subconsciente hace esos juicios de valor, donde ante las mismas aptitudes objetivas, preferiremos a las personas que además cuidan de sí mismas y por ende, tienen mejor imagen (que no más guapo o más feo).


También hemos hablado entre amigos lo curioso que resulta que al "echarte pareja formal" o "ennoviarte" tanto hombres como mujeres descuidan muchas veces su aspecto físico. Ya no se peinan igual, no se echan colonia con la misma frecuencia, no se acuerdan de lo que es una crema corporal o facial, no se visten pensando en agradar o gustar a los demás e incluso dejan el gimnasio y la actividad física.


Yo soy más de los que piensan en mens sana in corpore sano, y más ahora que no tenemos excusa y podemos pasarnos fácilmente por tiendas como apuntos.com que tienen todo los necesario para el cuidado personal a los mejores precios.


Cuidar tu mente y tu aspecto físico es mucho más sencillo de lo que piensas y cuando te vas encontrando cada vez mejor contigo mismo/a verás que todo el mundo a tu alrededor podrá notar esa diferencia que sale desde dentro de ti y se proyecta en tu exterior.
A ser felices y a cuidarse.

Género al que pertenece la obra: Literatura digital
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias