Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Domingo, 24 de octubre de 2021

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

Más sobre los turbos de los coches

Más sobre los turbos de los coches

A cualquier propietario de un coche le puede interesar en algún momento de su vida el conocer qué es el turbo, y cuál es su funcionamiento, ya que es muy probable que llegue a necesitarlo en un futuro no tan lejano.

Este elemento es un componente que se encuentra en el sistema de escape del motor del vehículo, y se encarga de bombear aire hacia el motor, de forma que cuanto más reciba, mejor va a funcionar.

Este aire provocará el aumento considerable de potencia y velocidad, de forma que también se reduzca tanto el consumo de combustible como todas las emisiones contaminantes. Algunos de los ejemplos más útiles y que más suelen gustar a los usuarios es el turbo 753420, uno de los más económicos que se pueden encontrar en el mercado actual, y que ayudará a conseguir una mejora bastante considerable a cualquier tipo de vehículo.

Además, en caso de avería, se puede sustituir fácilmente aquella parte que se encuentre estropeada, bien sustituyéndola en su totalidad o solamente el conjunto por una pieza nueva. Adquirirlo no solamente es económico, sino que además es muy fácil de conseguir, ya que hay múltiples plataformas que los venden y cuyas entregas son rápidas y efectivas, motivo de más para hacerse con uno en caso de necesitarlo.

 

¿Cómo funciona exactamente un turbo?

 

Antes de conocer el funcionamiento de este componente, es necesario saber en qué partes se divide.

Los turbos se componen de una turbina en forma de caracola a través de la cual se produce la entrada de aire que viene directa del motor; así como de una carcasa (que también tiene forma de caracola) de donde sale el aire hacia el motor. A su vez, la turbina tiene dos ruedas unidas por un eje  y las cuales soporta un sistema de rodamientos.

Todo esto se encuentra cubierto por un refrigerante, que en este caso será el aceite del motor. Una vez se conoce la existencia de todos estos elementos, conviene saber cómo funcionan en conjunto.

El proceso es sencillo, pues los gases que salen del motor entrarán por la turbina para hacer girar la hélice. Este movimiento será transmitido a la rueda del extremo opuesto, de forma que al girar, el aire comprimido entra también al motor. Lo que se conseguirá es que el aire que entra a toda velocidad y a baja presión, pueda ser transformado a baja velocidad, pero alta presión. Serán las revoluciones y el par del motor las que determinen la rapidez a la que gira el rotor del turbo.

Cuantos más gases se introduzcan a través de la turbina, más veloz será el rotor, debido a que las turbinas pequeñas responden muy bien a bajas revoluciones. No ocurre lo mismo con las altas, pues puede llegar a girar en exceso e incrementar la presión en motor. Es un aspecto que se debe tener muy en cuenta antes de hacerse con este tipo de elemento y empezar a utilizarlo.

 

 

 

Género al que pertenece la obra: Literatura digital
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias