Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Lunes, 18 de enero de 2021

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

Los jardines verticales como opción para la decoración

La decoración del hogar y los espacios habitacionales evoluciona junto con las sociedades. Los jardines no son la excepción. Por este motivo, vemos que en la actualidad están prosperando los jardines verticales como una opción para la creación de espacios verdes. En este artículo hablaremos sobre cómo construir un jardín vertical en un muro.

Qué es un jardín vertical

En primer lugar, es necesario que sepamos en qué consiste un jardín vertical. Su mismo nombre nos puede dar un indicio, pero la enorme cantidad de variantes exige que aclaremos qué es lo principal.
Un jardín vertical es un manto verde, que puede incluir plantas y flores, montado sobre una estructura que hemos preparado previamente de forma vertical.
La gran variedad de materiales existentes tanto para crear las estructuras como para distribuir la vegetación hacen de los jardines verticales una opción práctica para dar originalidad a los espacios.

 

Ventajas de un jardín vertical

Si nos centramos en lo que aporta un jardín vertical a un ambiente, nos encontramos con numerosas ventajas que vamos a resumir en tres:

-Oxigenación de los espacios: gracias a nuestro jardín vertical, podemos obtener aire de mayor calidad y saneamiento del área en el que se encuentra el jardín.

-Decoración natural: La vegetación siempre es una opción estupenda para decorar los ambientes. Con un jardín vertical sumamos la originalidad y el toque moderno que puede transformar nuestro espacio en algo artístico.

-Impermeabilización de las superficies: Las plantas absorberán el exceso de humedad, permitiendo que las paredes estén impermeabilizadas.

Cómo construir un jardín vertical en un muro

Una buena idea para tener tu primer jardín vertical es ubicarlo en un muro al aire libre.

Pero debes saber que un factor muy importante a la hora de elegir el lugar es que cuente con buena iluminación natural. Debería poder contar con 5 o 6 horas de luz solar al día, evitando que padezca el calor del mediodía.
Si esto no es posible, debes buscar especies de plantas que necesiten poca luz solar.

El agua es otro factor que debe estar cercano a nuestro jardín vertical. Por esto es recomendable que exista una toma de agua cercana o el acceso a un regador.

La pared en la que quieres ubicar el jardín debe ser muy resistente, ya que soportará bastante peso. Además, hay que tener cuidado de que no pasen por ella conexiones eléctricas o de fontanería.
Luego, es cuestión de elegir el tipo de plantas que pondrás en tu jardín. Como habíamos dicho de hacerlo al aire libre, tendrás una variedad de plantas muy decorativas para escoger. Si fuera un jardín interior, ahí tendrías que optar por plantas con hojas anchas que capten mejor la luz solar.

Deberás buscar los estratos en los que se encontrarán tus plantas, así como las estructuras más adecuadas al muro donde quieres instalarlas. Por eso, determinar cómo hacer un jardín vertical en un muro depende de muchos factores que varían de acuerdo a la circunstancia y el espacio.

 

Género al que pertenece la obra: Ensayo literario
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias