Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Sábado, 27 de noviembre de 2021

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

Razones para implementar una política de idiomas

¿Tiene su empresa una política lingüística? Una política lingüística es muchas veces lo que le falta a una empresa para mejorar la calidad de su fuerza laboral.

Invertir en cursos de ingles para empresas no debe verse como un gasto, sino como una inversión. Es que hoy en día, el contacto con empresas extranjeras es necesario en varias situaciones y contar con personas que sean capaces de establecer esta comunicación es una gran ventaja.

Después de todo, ¿alguna vez te has imaginado perder un contrato importante por no tener a alguien que pueda negociar con hablantes nativos de inglés?

En este mundo tan globalizado en el que vivimos, ya no basta con elegir el inglés como criterio de contratación: puede ser que un candidato talentoso sea descartado por este detalle, que podría evitarse fácilmente con la implementación de políticas de formación lingüística.

Además, nada mejor que cuidar la cualificación de los recursos humanos que ya forman parte de tu empresa.

Hoy en día son muchas las academias de idiomas que ofrecen planes a medidas con programas estructurados para lograr la implementación de una política de idiomas en la empresa no significa que tendrás que ofrecer cursos de inglés a todos los empleados.
Es posible definir ciertos criterios de elegibilidad que determinarán quién participa. En este momento, vale la pena priorizar algunos grupos, como: Empleados que inician su carrera, que deben participar en la política de retención de talentos; Empleados con poca exposición al idioma, pero con gran potencial de desarrollo;
Aquellos que ya ocupan puestos de liderazgo y aún no están preparados en el idioma.

Estos cursos se orientan según las necesidades de cada puesto, por ejemplo en el caso de miembros del directorio y los puestos más altos, generalmente se colocan en contacto directo con ejecutivos extranjeros, quizás las clases individuales sean las más adecuadas. Estos programas se adaptan en cuanto a contenido y se pueden ajustar según las necesidades reales que surjan.

Para los empleados que tienen potencial para lograr ascensos, las clases pueden ser in-company, de forma más extensiva, lo que significa un subsidio menor. Si bien el avance es más lento en esta modalidad, es una inversión para obtener resultados a mediano plazo, una forma de preparar a estas personas para una posible promoción futura.

El equipo bilingüe es un diferenciador
Si hablar inglés es un diferencial para lograr buenos puestos en el mercado laboral, contar con un equipo bilingüe es sin duda también una singularidad para la empresa.
Después de todo, poder comunicarse con personas de todo el mundo rompe una serie de barreras que impiden que se lleven a cabo negociaciones importantes.

Hablar, negociar y proponer asociaciones a personas que no hablan portugués requiere un dominio de su idioma.

Una política lingüística, bien implementada, puede llevar la organización a otros niveles, ya que le brinda un mayor control sobre el presupuesto de capacitación.
Vivimos en una sociedad globalizada y es fundamental contar con un equipo de empleados adecuado a ella.

Género al que pertenece la obra: Periodismo literario
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias