Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Martes, 1 de diciembre de 2020

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

Las nuevas formas de buscar abogado: del divorcio online al testamento digital

Internet ha revolucionado el sector legal. Buscar abogado ya no es lo que era, y cada vez más clientes recurren a los medios digitales para encontrar a sus profesionales de referencia. De hecho, ahora que muchos trámites se pueden realizar telemáticamente, existen plataformas que permiten a sus usuarios ahorrar desplazamientos, papeleo, tiempo y dinero. 

 

 

Esto abre las puertas a nuevas oportunidades y nuevas dinámicas. Y, por supuesto, también supone nuevos retos para los profesionales del sector y los particulares.

El divorcio online

Aunque la técnica jurídica no ha avanzado lo suficiente como para permitir el divorcio online, lo cierto es que ya estamos muy cerca de poder disolver un matrimonio sin salir de casa. Actualmente existen plataformas donde encontrar a abogados de divorcio desde la comodidad del hogar.

Se trata de sistemas que agrupan a profesionales especialistas de todo el Estado para prestar sus servicios de forma rápida y económica. Gracias a la Ley de Divorcio Express, si el matrimonio está de acuerdo en romper su vínculo solo hará falta que se desplacen a la notaría a firmar.

La cosa se complica cuando el matrimonio no llega a un acuerdo en su convenio regulador. En este caso habrá que acudir a los tribunales, lo que todavía requiere la presencialidad. Sin embargo, encontrar a un abogado solvente y con experiencia en divorcios ha dejado de ser un problema gracias a estas plataformas.

Ventajas para los usuarios

Estas plataformas jurídicas permiten al usuario comparar los servicios de diversos profesionales sin tener que desplazarse de despacho en despacho. Además, los abogados participantes tienden a democratizar sus honorarios.

De este modo, el usuario ya no tiene que confiar en que el abogado de su barrio es un buen profesional. Puede acceder a la red y comprobar la solvencia y experiencia de cada operador jurídico, asegurándose de contratar al mejor.

Las nuevas formas de trabajar el sector legal ofrecen, por tanto, importantes ventajas a nivel de velocidad, comodidad, precio y calidad. Pero también suponen un reto.

Ante la proliferación de plataformas jurídicas, el usuario no siempre tiene claro cuál es el mejor abogado para encargarse de su asunto. Por eso también han aparecido prestadores de servicios que le ayudan a realizar esta elección, sin cobrarle un coste adicional.

Plataformas como Lexterna coordinan a cientos de operadores jurídicos para disponer siempre del profesional indicado para cada encargo. Lo que empezó como una empresa de servicios para despachos y marketplaces se ha convertido actualmente en un servicio innovador, que garantiza la calidad de los servicios jurídicos recibidos a través de Internet.

Ventajas para el sector legal

Por su parte, los operadores jurídicos pueden explotar las ventajas de Internet para reducir costes. Al organizarse en plataformas consiguen dispersar los gastos de promoción, así como los de desarrollo web, de aplicaciones y de productos y servicios.

Afiliarse a este tipo de plataformas suele tener un coste simbólico, que compensa con creces las ventajas obtenidas. A fin de cuentas, se trata de explotar la economía colaborativa, aplicada al sector legal.

Aunque todavía hay muchos juristas reticentes a este modelo de negocio, basado en la colaboración y no en la competición, parece que el mercado avanza en una dirección clara: la unión hace la fuerza.

Prueba de ello ha sido el increíble crecimiento reportado por marketplaces jurídicos como LexGo App, que ha crecido en un 200 % a lo largo de la crisis sanitaria por COVID-19.

El futuro del sector legal

Si las tendencias se confirman, el futuro del sector legal va a pasar por el crecimiento de las plataformas colaborativas. Estos sistemas volverán a poner al pequeño despacho, ahora eclipsado por las grandes firmas, en el escenario principal del mercado.

Poco pueden hacer el despacho o la boutique legal que se niegan a participar en este vuelco del mercado. Aunque la abogacía es un sector tradicionalmente conservador, cada vez son más los profesionales que saltan al mundo digital para aprovechar su modelo de negocio.

Si seguimos las dinámicas de otros países más avanzados en esta materia, como Estados Unidos o Inglaterra, lo más probable es que en pocos años hayamos dejado de visitar los despachos jurídicos salvo para casos muy particulares.

Y es que cada vez es más frecuente que el usuario medio deposite su confianza en herramientas electrónicas que garanticen un ahorro económico y temporal a la hora de tramitar sus necesidades jurídicas.

El testamento digital

Buena prueba de ello son las plataformas digitales que permiten desarrollar trámites íntegramente a través de Internet. Por ejemplo, en la plataforma abogados-civil.es han anunciado que están preparando un directorio de abogados especialistas en Derecho Sucesorio.

Pero su objetivo no es facilitar el contacto con su cartera de profesionales, sino introducirlos en un sistema que permitirá al usuario otorgar testamento digital desde una app segura y gratuita. Esta iniciativa trata de optimizar el servicio que ya ofrece Testamenta, que permite otorgar testamento online e incluye el desplazamiento del notario al domicilio de ser necesario.

En definitiva, muchas son las plataformas jurídicas que se han sumado a la revolución digital en un momento de competitividad creciente. Su objetivo: optimizar costes y ofrecer un servicio de calidad y a bajo coste. Esta va a ser la clave del nuevo modo de buscar asesoría jurídica. 

 

Género al que pertenece la obra: Periodismo literario
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias