Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Jueves, 6 de agosto de 2020

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

El periodismo digital

El periodismo en la era digital ha cambiado notablemente, tanto en su modo de producción como en los tiempos y forma de distribución de las noticias. Eso es un hecho innegable y existen numerosos estudios sobre ello. Sin embargo, la forma actual de consumo de noticias sigue sin solidificarse. encontramos diversas maneras en las que los usuarios se acercan a los productos informativos, y de momento aún no podemos decir claramente que una de ellas triunfe de forma clara y contundente sobre las demás.

 

 

 

 

Está claro que el formato en vídeo es una de las ventajas de internet, el poder ver reportajes de actualidad en las páginas de noticias, eligiendo qué es lo que deseas ver, vídeos de actualidad política o vídeos censurados en televisión, es una de las grandes ventajas de los medios online. También es posible volver a ver vídeos de famosos sin tener que esperar a que alguien decida por ti a volver a ponerlos en televisión. Todo esto ha hecho que muchas personas opten por informarse en internet, y dejen cada vez más de lado los medios de comunicación tradicionales.

 

Pero no sólo se está abandonando cada vez más el formato televisivo, de hecho, la televisión es, de los medios tradicionales, el que mejor resiste a las nuevas tecnologías. La prensa escrita en su formato papel ha sido la gran damnificada por la revolución propiciada por la tecnología digital. Y es que en la red las noticias de última hora son de verdad de última hora, y pueden ofrecerse casi en el momento justo en el que están ocurriendo, algo que la prensa escrita no permite, por motivos obvios. De este modo tenemos las noticias de actualidad más actuales que nunca, y también esto ha supuesto un cambio en las noticias exclusivas, ya que resulta extremadamente difícil mantenerlas en modo confidencial por mucho tiempo, su lanzamiento precisa que sea inminente y aún así, lo normal es que se repliquen rápidamente por toda la red, por lo que a veces se hace difícil adjudicarlas al medio que las lanzó.

 

La actualidad sobre consumo de noticias pasa  de este modo por la inmediatez de internet, y esto tiene, por supuesto, su parte positiva y su parte negativa. Nunca antes habíamos estado tan informados como en estos momentos de lo que sucede en el mundo, y sin embargo, la desinformación y la confusión parecen ser la tónica general. Nos encontramos ante una sobresaturación de noticias que nos dificultan la reflexión y el análisis: noticias de negocios, noticias sobre medios de comunicación, noticias de instituciones, noticias sobre las autonomías, noticias de tribunales, noticias de defensa, noticias sobre redes sociales, noticias de baloncesto, noticias de tenis, noticias mercado de fichajes, noticias de famosos, noticias sobre la Casa Real, noticias del papel couché, noticias fashion... la lista es interminable, y sobre todas ellas, además hay que añadir que ahora existe la posibilidad de compartirlas y modificarlas a gusto del consumidor junto con una opinión, y muchas veces, dependiendo de la polémica y de la influencia que genere esa opinión, se genera una nueva noticia. La espiral es tan grande que en muchas ocasiones se hace difícil distinguir los hechos de la opinión, la realidad de todos los aditivos puestos desde las redes sociales.

Sin embargo, poniendo algo de empeño por nuestra parte, es posible no perderse en este bosque de información que es internet. 

 

Estar al día de las últimas novedades tecnológicas ha permitido a muchas personas conocer muy bien la actualidad económica y la actualidad sobre mercados, algo que antes parecía reservado a unos pocos entendidos. Esta democratización de la información económica, junto con el surgimiento de las bitcoins y  el teletrabajo, puede traernos escenarios muy interesantes aún por explorar.

 

El análisis político es algo que también ha despertado mucho interés desde la aparición de las redes sociales. El interés por la política ha ido creciendo a medida que ha sido posible compartir contenidos de los medios de comunicación digitales en las redes sociales más utilizadas. Sin embargo el ocio, los deportes y la crónica social siguen siendo los favoritos de la población a la hora de compartir.

 

Y es que al fin y al cabo, las personas tampoco cambiamos tanto. Nuestro estilo de vida actual hace que prestemos atención a otro tipo de personajes, que el consumo de noticias que hagamos sea más rápido y más de 'usar y tirar', por lo que el ciclo de vida de cualquier noticia es mucho más corto. Pero eso es todo. Ahora además de cotilleos de deportistas, deseamos conocer novedades sobre influencers. La información sobre sociedad y las curiosidades sobre deporte siempre han resultado interesantes y han llenado páginas y páginas de revistas, que se consumían rápidamente y que solían terminar sobre la mesa de alguna peluquería, barbero o dentista. Ahora, los rumores sobre deportistas, los cotilleos sobre televisión y famosos de televisión se hacen virales en las redes sociales en pocas horas para desaparecer en días, siendo sustituidos por nuevos virales. Sólo aquellos más impactantes permanecerán en la memoria de los internautas.

 

En un intento de alejarse de la rumorología y los contenidos virales, existen otra serie de contenidos que se crean para los magazines informativos online, y que buscan ser compartidos con una finalidad más informativa e instructiva. Se trata de contenido que nos hablan de consejos de salud, nos comentan las últimas novedades en tecnología, nos dan tips sobre novedades en belleza o nos informan sobre qué se cuece en el mundo de la cocina.

 

El periodismo deportivo, por su parte, se ha visto beneficiado de esta revolución digital en el sentido de que ahora es posible la información minuto a minuto de los encuentros deportivos, algo que antaño tan sólo era posible si la televisión o la radio retransmitían el evento en directo. Hoy en día, la actualidad futbolera, la actualidad mundo del motor o novedades sobre ciclismo están a un click del internauta, casi en el mismo instante en el que están ocurriendo. La opinión deportiva, por otro lado, ofrece el contrapunto reflexivo a la vorágine inmediata de la actualidad deportiva.

 

En pleno debate sobre el modelo a seguir para que la oferta de estos productos informativos sea realmente útil a la población, de modo que se mantengan los estándares de calidad de los productos informativos y se eviten las maliciosas y tendenciosas 'Fake news', está claro que debemos ser nosotros, los usuarios, los que dando crédito y relevancia a los que se esfuerzan por ofrecernos un trabajo bien hecho, decantemos la balanza, al tiempo que penalizamos a aquellos que hace juegos malabares con nuestros derechos fundamentales, ofreciéndonos información de baja o nula calidad. Para ellos es preciso no conformarnos con leer y aceptar lo que nos dice un sólo medio, aunque nos guste porque es lo que nosotros pensamos. Contrastar por nosotros mismos y comprobar hasta qué punto se puede confiar en uno u otro medio digital, y compartir tan sólo información real, es lo que hará que se queden entre nosotros los medios que de verdad valen la pena, aunque algunas veces tan sólo los queramos para consultar los estrenos de cine, que también son importantes.


 

Género al que pertenece la obra: Literatura digital,Periodismo literario
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias