Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Martes, 20 de octubre de 2020

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

¿Por qué Messi quiere irse del Barcelona?

Lionel Messi ha pasado toda su carrera profesional en el Barcelona , se unió al club cuando tenía 14 años, y las gloriosas hazañas del argentino lo han convertido en un catalán honorario.

 

 

Ha ayudado al club a conseguir 10 títulos de liga y cuatro Champions League, consiguiendo un récord de seis Balones de Oro por sus contribuciones personales a lo largo del camino.

 

Su afinidad por el Barcelona es clara en su compromiso de toda la vida con los gigantes españoles, pero parece que el amor está menguando y parece más cerca de la puerta de salida que nunca.

¿Lionel Messi se va a ir del Barcelona?

 

No es seguro que Messi se vaya realmente de Barcelona, ​​pero sus abogados han enviado un fax al club en el que explican su deseo de marcharse, así lo supimos por las noticias deportivas.

 

Eso sugiere que la salida de Messi del Camp Nou es ahora más probable que nunca, particularmente con el contrato del jugador que expira en 2021.

 

Ya en julio se entendió que  Messi no quería irse del Barcelona,  pero es cierto que el internacional argentino ha hablado en el pasado de potencialmente unirse a otro club. 

 

El presidente del Barça, Josep Bartomeu, contrarrestó las especulaciones sobre la salida de Messi este verano afirmando que el club "disfrutará [de Messi] por mucho más tiempo" tras subrayar que su jugador estrella no está interesado en una salida.

 

"No voy a dar detalles pero Messi ha dicho muchas veces que acabará con su vida futbolística en Barcelona", dijo Bartomeu.Y añadió: "Messi quiere seguir y quiere acabar [su carrera] aquí. Le quedan muchos años y lo vamos a disfrutar mucho más".

 

Sin embargo, parece que las cosas han cambiado significativamente desde entonces.

¿Por qué Lionel Messi quiere irse del Barcelona?

Se espera que Messi revele sus razones para buscar un traspaso fuera del Barcelona en los próximos días como lo reseñan las noticias de la actualidad deportiva, en un esfuerzo por brindar cierta claridad a sus seguidores.

 

Sin embargo, varios de los problemas que han aumentado la posibilidad de una salida en este momento son conocidos y se han informado ampliamente.

 

Se entiende que sus principales quejas están relacionadas con las maquinaciones fuera del campo en el club, que, se siente, están afectando negativamente la suerte del equipo en el campo.

 

La destitución de Ernesto Valverde como entrenador en jefe en enero, por ejemplo, no fue un movimiento por el que Messi estuviera feliz y expresó su decepción por la decisión.

 

Antes del despido de Valverde, Messi también cuestionó si la directiva dirigida por Bartomeu había hecho lo suficiente en sus esfuerzos para traer a Neymar, un jugador con el que disfrutaba jugando, de regreso al Camp Nou.

 

Su burbujeante descontento se hizo aún más evidente en febrero, cuando el capitán respondió públicamente al secretario técnico del Barça, Eric Abidal, por sus críticas a los jugadores.

 

"Los encargados de la dirección deportiva también deben hacer frente a sus responsabilidades y sobre todo hacerse cargo de sus propias decisiones", disparó el argentino en una cáustica publicación de Instagram.

 

Luego, al confirmar el recorte salarial del 70 por ciento de los jugadores durante el bloqueo del coronavirus en marzo, Messi dirigió una púa a las figuras dentro del club "que intentaron presionarnos para hacer algo que siempre supimos que haríamos".

¿Es la salida de Lionel Messi Barcelona una 'jugada de poder'?

 

Habiendo mantenido su propio consejo sobre asuntos políticos internos dentro del club a lo largo de los años, la reciente franqueza de Messi ciertamente indica que ahora está dispuesto a ejercer su influencia no insignificante.

 

De hecho, se ha sugerido que está participando en un 'juego de poder', uno que podría precipitar un final prematuro de la presidencia de Bartomeu, con las elecciones del club programadas para marzo de 2021 .

 

Bartomeu, como máximo responsable de la directiva azulgrana a la que Messi ha sido crítico, ha asumido el papel de principal antagonista en este escenario.

 

Víctor Font, uno de los favoritos para suceder a Bartomeu como presidente del club en 2021, ha dicho que el futuro de Messi en el club ahora depende de la renuncia de Bartomeu.

 

"Si hay alguna opción para que Messi se quede, por pequeña que sea, pasa por la renuncia de Bartomeu", dijo Font en el  programa radial de Onda Cero 'El Transistor'.

 

Añadió: "Esta directiva se marchará con esta salida en su CV. Después del 8-2 [  derrota de la Champions League ante el  Bayern de Múnich ], pensamos que habíamos tocado fondo, pero no lo hicimos.

 

"Leo es una leyenda del Barcelona, ​​no puedo imaginar que su salida se determine en la corte; espero, por el bien de la institución, que sepamos manejar bien su salida".

 

Otro candidato presidencial, Jordi Farre, presentó una moción de censura a Bartomeu luego de que se supo que Messi buscaba una salida.

 

En un mensaje publicado en Twitter,  Farre dijo sobre la junta actual: "No pueden estar al mando ni un minuto más. Es hora de hechos y no de palabras".

 

Claramente hay un elemento político en todo esto y es obvio que Messi ejerce el mayor poder, con sus palabras y acciones con mucho más peso que el de los burócratas beige que compiten por el gran asiento.

 

 

Género al que pertenece la obra: Periodismo literario
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias