Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Viernes, 23 de octubre de 2020

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

Videotutoriales, tú también puedes

Desde cómo hacer una decoración para tu árbol de Navidad, pasando por cómo quitar cualquier tipo de manchas en tu prenda favorita, hasta cómo construir una piscina con herramientas prehistóricas en plena naturaleza. Los videoturoriales nos llegan sobre cualquier tema y en multitud de formatos. En algunos podemos ver a la persona que realiza la tarea explicando a su audiencia cómo realiza cada acción paso a paso, en otros podemos contemplar la escena desde fuera, acompañada de una música agradable y a veces, si la tarea a realizar es demasiado larga o muy ardua, con un montaje interesante. También podemos encontrar tutoriales en los que sólo vemos las manos de quien realiza la acción y una explicación en los subtítulos de los pasos a seguir.

 

 

Las combinaciones que podemos encontrar a la hora de visualizar un videotutorial son múltiples y variadas, pero todos responden a una misma pregunta: '¿Cómo hago eso?'

Tú también puedes

Es posible que te hayas planteado más de una vez el hacer vídeos para redes sociales, pero tal vez pienses que no sabes suficiente, o que no eres lo suficientemente bueno.

En realidad, si lo piensas bien, seguro que hay un tema del que sí sabes mucho, porque te gusta o porque te interesa. Tal vez le has dedicado gran parte de tu vida a un hobby en concreto, o tienes una habilidad que sabes cómo explotar. Desde la cocina a las manualidades, pasando por el dibujo, el baile, el maquillaje, el upcycling... Tan sólo encuentra aquello que realmente se te da bien y piensa en la mejor forma de enseñarlo al mundo.

Elige el formato

Una vez sepas qué es lo que quieres enseñar en tu tutorial, es el momento de elegir cómo quieres enseñarlo al mundo. Es evidente que dependiendo de lo que vayas a enseñar a hacer tendrás ciertas limitaciones. Por ejemplo, no puedes enseñar a bailar y no mostrar tu cuerpo entero, aunque si podrías optar por hablar a cámara o utilizar los subtítulos. En cambio si lo que deseas enseñar es a tocar la guitarra no será imprescindible que se te vea la cara, y enseñar primeros planos de los dedos puede ser muy interesante.

Si tu vídeo es de cocina, deberás elegir la forma de presentar los alimentos,si deseas ir contando la receta mientras la cocinas o si prefieres hacer un vídeo rápido con la receta impresa en pantalla. Por supuesto la primera opción es más personal, pero piensa que deberás tener un guión para los espacios 'vacios', en los que puedes hablar de cosas más allá de la cocina. También puedes aprovechar para contar experiencias con utensilios de cocina o recuerdos que te traiga esa receta. Si optas por el modo rápido, debes dar prioridad a la edición y a que el vídeo quede bonito, casi como un vídeoclip.

Estos son tan solo algunos ejemplos, para que veas que la temática que escojas será esencial a la hora de definir el formato de tus tutoriales, pero a pesar de ello, existe un margen para la creatividad bastante elevado. En ese aspecto es importante que sepas que cuanto mayor sea tu nivel técnico utilizando herramientas de grabación, edición y postproducción, más ámplio será tu abanico de posibilidades creativas.

Elige la plataforma

Hasta hace poco Youtube era la plataforma estrella en la que colgar los videotutoriales (y todo tipo de vídeos), y aunque existen muchas otras, el hecho de hacer un vídeo para Youtube o Vimeo no influía demasiado en la forma en que se planteaba dicho vídeo...Hasta que llegó Tik Tok. Con Tik Tok los vídeos se han hecho cortos, mucho más cortos, y aunque parezca imposible, sí, existen videoturoriales en ese formato, la mayoría en 'partes' y algunos sublimemente resumidos. Tik Tok además ofrece casi todas las herramientas de edición y producción que puedas necesitar, aunque no son tan fáciles de utilizar como pueda parecer en un principio. Si tienes claro que esa va a ser tu plataforma, debes convertirte en el rey, o la reina, de la concisión y del cliffhanger. Si prefieres tener algo más de tiempo, Youtube sigue estando ahí. 

Sea como sea, informate bien de todas las posibilidades antes de apostar por una plataforma u otra, los públicos a los que pretendes llegar y lo que quieres mostrar. Todo ello te dará una idea de cómo enfocar tus vídeos y de un buen estudio previo puede depender el éxito o el fracaso de tu aportación al mundo.

Algunos consejos importantes

No es necesario que plantees tus vídeos como una gran superproducción de Hollywood, ni que te compres una dolly o que alquiles un set de rodaje, pero sí que debes tener en cuenta algunas cosas para que tus vídeos tengan un mínimo de calidad y que la gente no deje de verlos por lo mal grabados que están. Recuerda que lo importante es destacar tu habilidad y enseñar a la gente cómo haces eso que tú sabes hacer y ellos no.

  • No necesitas una cámara de vídeo profesional, aunque si la tienes, bienvenida. Los smartphones actuales tienen en la mayoría de los casos suficiente calidad para hacer un vídeo más que decente si la iluminación es buena. Investiga sobre qué apps pueden ayudarte a hacer videos mejores: filtros, slowmotion, hyperlapse, timelapse... Son conceptos a tener en cuenta para tus vídeos y que puedes grabar con diferentes apps. 

  • Aunque es posible editar con tu teléfono móvil, siempre es mejor aprender a hacerlo desde el ordenador, el resultado suele ser más profesional y preciso, y a la larga se hace más cómodo, ya que se ve mejor la pantalla por el hecho de ser más grande. Es algo obvio, sólo por eso la precisión puede ser mucho más alta. De todos modos, hay auténticas obras de arte editadas desde smartphones.

  • La iluminación es importantísima, si es necesario, invierte en ella. Dependiendo de lo que vayas a mostrar necesitarás un tipo de iluminación u otro, pero desde luego, es algo esencial en la calidad final del vídeo, incluso más que la propia cámara.

  • Haz un guión. Aunque no escribas palabra por palabra lo que vas a decir o hacer, un guión te facilitará mucho las cosas, le dará dinamismo a tu vídeo y evitará errores. A la larga trabajarás menos haciendo el guión que improvisando, ya que si improvisas tal vez tengas que repetir varias veces más de lo que esperabas...

  • Si vas a utilizar tu propia voz, utiliza micrófono. Y piensa que el audio también tendrás que editarlo si quieres que de verdad suene bien.

  • Recuerda que existen los derechos de autor. No, no puedes usar cualquier canción que te plazca en tu vídeo, o reproducir trozos de película. Y si utilizas música con licencia CC, recuerda dar crédito al autor. Es importante que tengas en cuenta estas cosas porque si algún día te conviertes en un famoso creador de contenidos también desearás que se te dé crédito por ellos.

  • Relájate y disfruta. Estás haciendo algo que te gusta y porque quieres. No le debes nada a nadie y si lo haces lo mejor posible es, sobre todo, por ti mismo. Tal vez tu videotutorial arrase y guste muchísimo. Tal vez pase desapercibido. Tal vez alguien lo descubra dentro de 5 años y se haga viral... Pase lo que pase siéntete orgulloso porque diste lo mejor de ti enseñando al mundo eso que tan bien sabes hacer, y eso siempre es positivo.

 

 

Género al que pertenece la obra: Periodismo literario
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias