Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Sábado, 17 de abril de 2021

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

Principios de una dieta saludable: ¡todos deberían saberlo!

Por donde empiezas En primer lugar, con la firme decisión de comer bien. Aquí hay algunas reglas simples en las que se basa casi toda la dietética moderna y que lo ayudarán a dominar rápidamente los principios de una alimentación saludable.

 

 

 

La dieta

 

  1.  Olvídese de la comida rápida para siempre y trate de no abusar de los dulces.

 

  1. Coma tantos alimentos de temporada como sea posible, contienen el máximo de nutrientes. Las verduras y frutas de invierno cultivadas en invernaderos o traídas de lejos, debido al procesamiento con productos químicos y al almacenamiento a largo plazo, no solo pierden todos sus beneficios, sino que también se convierten en acumuladores de nitratos y otros compuestos químicos nocivos.

 

  1.  Limite el uso de alimentos refinados tanto como sea posible: azúcar, aceite vegetal, harina de trigo blanco, arroz blanco refinado. No contienen fibra, que es muy importante para el funcionamiento del tracto digestivo, así como para nutrir las bacterias beneficiosas que viven en los intestinos. Por eso es mucho mejor comer cereales integrales en lugar de pan blanco y sustituir el azúcar refinado por moreno o incluso miel.

 

  1.  Bebe agua. El té, el café y los jugos no reemplazan al agua. El cuerpo necesita recibir al menos 30-35 ml de líquido por 1 kg de peso corporal por día. Las sodas azucaradas están completamente prohibidas, contienen demasiada azúcar.

 

  1.  No se olvide de los alimentos con proteínas. Puede darte una sensación de saciedad durante mucho tiempo y también es rico en aminoácidos. Las proteínas son necesarias para que el cuerpo desarrolle tejido muscular y reemplace las células obsoletas. Los alimentos ricos en proteínas incluyen varios tipos de carne, pescado, calamares, camarones, nueces, hongos, algunas legumbres, huevos y requesón.

Productos para cocinar una comida saludable

  1.  Use varios tipos de aceite vegetal para cocinar. Es la mejor fuente de ácidos grasos esenciales para el organismo. Es muy bueno si siempre hay varias botellas con diferentes aceites en la cocina: aceite de oliva, sésamo, linaza, nuez y piñón. Recuerde que los aceites sin refinar no son adecuados para el procesamiento térmico.

 

  1.  Cocine bien. Puede guardar todos los nutrientes de los alimentos con un tratamiento térmico mínimo. Se recomienda cocinar pasta o cereales por solo unos minutos. Por cierto, la clásica pasta italiana siempre debe estar un poco poco cocida y sazonada con aceite vegetal. Los productos cárnicos y pesqueros deben procesarse térmicamente, ya que pueden contener parásitos. Pero al mismo tiempo, es mejor rechazar freír en aceite, las mejores formas son cocinar, hornear en el horno y cocinar al vapor.

  2.  Utilice alimentos naturales y frescos para cocinar. Cualquier producto semiacabado o de almacenamiento a largo plazo con conservantes, potenciadores del sabor y colorantes aumenta la carga sobre el cuerpo, evita la eliminación de toxinas y ralentiza el metabolismo. Un trozo de pollo horneado en el horno es muchas veces más útil que la salchicha de mayor calidad y más cara de la tienda. 

En lo personal estas recomendaciones me fueron espectacular, soy de España y fui a nutricionista donostia y la verdad que me ha ido muy bien con sus recomendaciones. 

 

Género al que pertenece la obra: Periodismo literario
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias