Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Sábado, 26 de septiembre de 2020

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

Los calores del verano: como combatirlos

El calor veraniego siempre ha estado presente. Antes era más difícil aliviarlo, por eso, cada vez se investiga y se desarrollan mejores métodos que nos haga estar mejor refrescados.

EL CALOR CON EL PASO DEL TIEMPO

Hace más de medio siglo, la vida era tan agradable como ahora, con los recursos de los que se disponía en aquel momento. Ahora todo nos parece poco por subir lo que llamamos la "calidad de vida", para ello intentamos aprovechar la tecnología, la información o los recursos en un afán de encontrar el bienestar. En la actualidad contamos con aparatos como son los ventiladores que nos solucionan estos inconvenientes.

El calor veraniego viene de largo, seguro que ha habido épocas en las que fue mayor y otras en el que con las glaciaciones se agradecía salir de la cueva y calentarse un poquito a la luz solariega.

FORMA DE REFRESCARSE

La forma de refrescarse tradicional siempre ha sido buscar zonas frescas y baños en las riberas de los ríos o las playas salvajes de entonces. Las bebidas tibias o algo frías gracias al botijo u otros recipientes. Otra forma natural de refresco son los helados que se fabricaban de forma tradicional utilizando moldes. Más saludables que los industriales de hoy en día, que buscamos la comodidad de tomarlo sin elaborarlo.

La indumentaria veraniega debe de ser liviana, de tejidos naturales que dejen transpirar sin que nos acalore y se sude de forma copiosa. El algodón o el lino son telas que cumplen con esta función. No hay que olvidar de proteger la cabeza con una gorra o sombrero para no sufrir una insolación.

APARATOS PARA SOPORTAR EL BOCHORNO

Para las casas ahora hay recursos con los que antes ni se soñaba. Un buen aire acondicionado portátil que puedas mover por las estancias siempre es bienvenido, cuando viene una temporada ahora llamada ola de calor nos ayudará a dormir o soportarlo mejor.

También están los aires acondicionados de instalación, con la máquina enfriadora en exterior y el dispensador fijo en el interior. Refrescan la habitación eficientemente, se instalan según la capacidad de cada habitación y suelen ofrecer una bomba de calor para la época de frío.

CONSTRUCCIONES CONTRA EL CALOR

Atrás quedaron las construcciones de muros más gruesos y con ventanas estrechas orientadas a las corrientes de aire que producían ventilación natural, ahora en desuso. Ahora se construye de forma eficiente, que las construcciones no dejen entrar el calor en verano ni que se escape en invierno.

QUE COMER Y BEBER PARA ALIVIAR EL SOFOCO 

Otra forma de combatir el calor es con la alimentación, las comidas copiosas suelen delegarse a temporadas menos tórridas. Se intenta comer más alimentos que sean fáciles de digerir y además ayuden a estar frescos. Las ensaladas, las verduras y las frutas son comidas principales.

Sobre las bebidas que se toman, la cerveza desde tiempos ancestrales con el calor se multiplica su toma. El agua es la bebida que mejor alivia y para ello nada mejor que purificar la de grifo, así no hacemos uso de envases de plástico. Los refrescos son otra alternativa que mezclados con algo de vino y algún hielo se hacen llamar el tinto de verano.

ZONAS DE BAÑO Y REFRESCO

Las playas actuales o las piscinas están muy acondicionadas, nada que ver a hace años. Incorporan duchas o socorristas para que los bañistas se olviden de calor. En muchas playas se estilan los chiringuitos que ofrecen comida y bebida, hasta diversión nocturna.

Las piscinas de los complejos hoteleros tienen restaurantes o bares para prodigarse en el disfrute o el alivio del calor. En las comunidades de vecinos o casas particulares se hace también uso de la piscina, de otra forma familiar y habitual. Los ríos con sus piscinas naturales son otra forma de refresco corporal, en muchos casos están muy acondicionadas y en otras son de uso tradicional ribereño desde tiempos inmemoriales.

EL FUTURO CON UNOS GRADOS DE MÁS

Cualquier forma de combatir el calor es bienvenida, seguro que en un futuro aparecerán muchas maneras que ahora ni imaginamos, con recursos nuevos. El ser humano y su inventiva siempre intentará que su día a día sea cómodo. Muchas instituciones y científicos vaticinan que subirán los grados de temperatura, las zonas ahora atrayentes para vivir se convertirán en un éxodo a latitudes más frescas.

 

Género al que pertenece la obra: Literatura digital,Periodismo literario
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias