Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Martes, 20 de octubre de 2020

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

Cartas de amor a Capa (III)

 

Aunque escuche la misma canción cien veces, nada va a cambiar. Ojalá todo fuera tan fácil como darle al botón "play" todas las veces que te apetezca oír esa canción; sí, ojalá fuera tan fácil darle a un botón y verte o al menos saber de ti. No he podido reprimirme esta vez, he necesitado escribirte para que al menos te acuerdes de las letras de mi nombre.... Sí, ojalá todo lo bueno que tengo contigo se repitiera pulsando un simple botón.

 

Todo por aquí sigue igual, todo está plagado del caos mundial ¿lo recuerdas? Las voces siguen sin escucharse, las palabras siguen escondidas en la sombra de las aceras y yo, bueno...yo sigo aquí esperándote. He vuelto a andar por tejados para poder observar el cielo más de cerca, he caminado horas y horas buscando un camino menos empedrado para llegar a ti...pero ya sé que no existe. El músico de a pie toca las mismas canciones de siempre, las de libertad y revolución. El camello sigue en la misma esquina, vendiendo lo que puede, pagando lo que no se puede pagar. Tu balcón ya no tiene el mismo brillo, ahora está plagado de grises y silencio, ya no estás ahí para fumar conmigo. Lo has dejado todo en silencio, pero el tiempo sigue avanzando y yo...parada.

 

Es verdad, algunas cosas han cambiando, aunque las importantes siguen iguales. Como ves, he seguido viviendo en un sueño, en un ayer que no existió nunca, pero he decidido despertar por mucho que duela. He pensando diferentes despedidas, las palabras de siempre: "adios", "hasta luego" , "nos mantendremos en contacto" , pero ninguna me sirve ... ninguna dice lo que realmente quiero decirte. Supongo que nunca te dije nada y a la vez te dije todo.

 

¿Sabes? Es difícil salir de lo que realmente te hace vivir una aventura, vivir algo diferente. No saber lo que sientes por alguien hasta que realmente lo pierdes, no saber con quien hablas o a quien besas...no saber que un día te abrazará alguien y , al día siguiente, no hablará contigo. Pensé que las cosas serían más sencillas, como siempre, me equivoqué. He aprendido de ti que las cosas no son blancas o negras, hay más colores en medio;que debo confiar en mi todo lo que pueda ...que nada es imposible; que no deje de sonreír nunca por más que quiera llorar; gracias por hacerme tan fuerte....

 

Si tuve alguna posibilidad de tenerte, la perdí. Me quedo con los abrazos más cálidos y sinceros que nunca tuve, con las sonrisas que me llegaron al corazón, con caricias ... con tus miradas, dormir abrazado a mi ...y palabras nocturnas. Ya lo sabes, siempre te escribí a ti, no hay nadie más en este restaurante fuera del Universo que me haga sentir algo parecido. Has sido y siempre eras tú, eres mi gran inspiración y sin ti, ella no existe. No lo comprendes, si te vas, ya no queda nada....

 

Ríete de mis palabras, ríe lo que tengas que reír...lo que hay aquí son huellas que has ido dejando en el camino sin tu darte cuenta. Aquí has dejado: dolor, sonrisas, lágrimas, penas, alegrías, bromas, apetitos, sueños, cuentos, soledad, compañía, amor, desamor, pasión, descontrol, control, amigos, enemigos, familia, páginas llenas y vacías, besos, abrazos, caricias, veranos, inviernos, otoños y primaveras. Esto más que una ciudad se ha convertido en un cementerio de recuerdos.

 

Los días siguen igual. El Sol vuelve todos los días al trabajo, alumbra más fuerte que nunca. El despertador no existe, ahora solo hago la rutina de dormir cuando pueda. Me he enfadado con él, le culpó de no alumbrarte hacia mí, le culpo de todo...pero sigue dando energías. Ahora, me hablo horas largas con la Luna. Sí, aun repleta de soledad y oscuridad, me trata bien. Me acompaña todas las noches que no apareces, me cuida...me guarda las lágrimas que me regalaste. Es la única que me dice que estás bien.

 

Hace mucho que no oigo una señal real que me diga que sigues vivo. De vez en cuando, abro las ventas de par en par por si oigo los aullidos de la noche...Pero, como supongo que ya lo sabes, no escucho más que el jodido silencio. Palabras....palabras....y más silencio. Todo es tan jodidamente triste sin ti.

 

Hazme un favor, ¿quieres? Sigue adelante hagas lo hagas y , nunca, mires atrás. Tienes un talento y necesitas exprimirlo. Da igual lo que digan, da igual lo que piensen, tu siempre tendrás algo que contar. Sé feliz , no dejes de sonreír nunca; no olvides que has sido y eres lo mejor de mi vida. Has exprimido todo mi ingenio, toda mi inspiración para escribir realmente un historia que, tal vez algún día, merezca ser contada. Eres la historia perfecta de mis más profundos sentimientos...y las historias perfectas son las que nunca funcionan.

 

Hoy, voy a ser valiente. No quiero mirar atrás, no quiero sufrir más. He estado en este campo de batalla demasiado tiempo, sin querer acercarme demasiado a ti por miedo a la derrota, pero , ya sabes lo que dicen, quien no tiene valor para la batalla no tiene valor para la victoria. He crecido en este tiempo, pensando en ti como mi mayor miedo; ahora, te hablo sin miedo a perder porque nunca tuve nada, tan sólo un beso. Hoy, he dejado el miedo entre las páginas, me he vendado los ojos y he salido con mi mejor arma: yo.

Hay cosas que sabes en la vida, y yo lo único que sé es que por alguna razón di contigo en un momento duro de mi vida. De una noche a otra, empezaste a hacerte hueco tanto en las páginas como en el corazón. No te conozco, pero tu a mi tampoco. Las aventuras no se conocen si no entras en ellas sin pensarlo dos veces y tú siempre fuiste la aventura más grande. "Vive, vive el momento antes de que se vaya" ¿Llegué tarde? Me da igual, en unos años sé que no me arrepentiré de no intentar luchar por algo que quiero con toda la fuerza de mi corazón...

 

Haz todos los días algo que te asuste, que te de realmente miedo...es la única forma de superar lo que no está superado. No te sientas culpable de que no sabes qué hacer, todos estamos o hemos estado ahí y, dejame que te diga un secreto, las personas más interesantes que he conocido no lo supieron tampoco hasta unos años más adelante. Ya sé, a todos nos ha dolido muchas cosas en la vida , pero deja que te diga que espero estar ahí para ti; no lo dudes nunca, estaré ahí. Vive, por favor, vive lo más fuerte que puedas, no dejes las cosas que más quieres se vayan de tu lado...Viaja, vuelve, viaja , pero nunca dejes de volver. Observa, vigila y escucha; aprende lo que tengas que aprender y, sobre todas las cosas, confía que todo saldrá bien.

 

Cuando te sientas enfrente de esas palabras que se juntan en tu cabeza, dejalas que hablen por ti, son parte de ti , como ellas son de mi. No olvides nunca, ellas nos hicieron ser nosotros. Cuando nadie te vea, baila, salta y grita, créeme te sentirás más vivo que nunca. Los amigos que vayan y venga, tenlos presentes siempre,ellos también te han enseñado cosas que te hacen ser como eres...y el rencor, eso mejor olvidalo...y enseña algo nuevo al mundo.

 

Tanto tiempo hablando de cómo cambiar el mundo y ahora sé que lo que sólo puedo cambiar es el mio propio. Me he pasado años enfadada con él por ser tal cual como es, y , ahora, he llegado a comprender que el daño es demasiado fuerte como para romperlo yo. La respuesta es luchar contra el odio, la felicidad, la libertad, los derechos y en el amor en mi vida. Estoy segura que cambiaré mi mundo, lo conseguiré y tú también lo harás con el tuyo.

 

Perdóname, pero tú erás una de las cosas de mi mundo que necesito cambiar. No puedo pasarme horas pensando en un amor tan imposible, tan lejano y extraño. No puedo llorar por cosas que ni existen por mucha vida que den al cuento; compréndeme, necesito que estés o te vayas. Ya no te espero, ni espero que tú me esperes. He gastado sueños, pero, sobretodo, esperanza. Supongo que, como te dije, el miedo ha desaparecido. He sentido tantas cosas sin saber cómo surgieron, ni dónde aparecieron...Es lo que tiene esperar que pase algo grande todos los días...y, sí, sigo esperándolo.

 

No todo ha sido malo, la esperanza me ha hecho ser feliz y tengo más fuerzas para continuar hacia delante. No conozco a nadie que me entienda cada vez que escribo, no conozco a nadie mejor que tu a la hora de escucharme y entenderme al hablar. Y, ahora, sé que me entiendes o , quién sabe, tal vez seguiré siendo una loca en la venda de tus ojos. Es igual, gracias a ti no pienso en lo que piensen los demás. Está soy yo: la que ha pasado noches escribiendo por ti, la que se subía a un escenario deseando cantarte una canción sólo para ti, la que lloró por no verte nunca ahí, la que se ha callado decirte lo bien que me haces sentir conmigo misma, lo especial que me has echo sentirme, la felicidad de un beso, la felicidad de un abrazo, la felicidad de una cena, la decepción de un "no", la que sueña despierta, la que sufre de insomnio, la que fuma sin descanso, la adicta a la coca-cola, la que te ha sonreído siempre, la que dejaría todo por ti, la que le importa menos lo demás sino sólo tú, la que sabe y deja de saber, la que seguirá escribiendo, soñando y levantándose aun después de la derrota, la que confía en ti, la que aprende y deja de aprender, la que desea, la que fornica, la que llora, la que sonríe, la que está luchando por ti, la que come "Chocapic" con leche casi todas las noches, la que está loca y hace locuras, la que es impulsiva, la que pinta sueños y esperanzas, la que es tonta y desea...

 

Esto se acaba ya, las palabras suelen ser infinitas hasta que no hay más que decir o expresar. No queda más por ser inspirado, porque "donde duele inspira" . Aquí está lo que duele y lo que no. Está es la mayor manifestación de mi vida, dónde me enfrento al miedo que he guardado todo este tiempo, sólo por no ser fiel a mi sentimiento más fuerte. Cállame en el baúl de los recuerdos, me llenaré de polvo y, con el tiempo, seré una fotografía más. No me olvides... está es la única huella que me queda dejar.

 

Con cariño, lo siento:

 

Te quiero

 

Género al que pertenece la obra: Narrativa
Bookmark and Share

Comentarios - 0

No hay comentarios.


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias