Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Sábado, 24 de octubre de 2020

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

Los jardines del recuerdo

Los jardines del recuerdo

 

 

Voz del alma joven :


 ¿Véis esas marcas que se entrecruzan, 

que se dirigen al laurel?

Esa, señora mia, es el pasado 

de una desconocida. 

 

 

¿Cuán valor tenía? Sabéis, alegorías

que un día regala la vida. 

Acurrucándose, pues, esperó su velo,

el antifaz del disfraz perfecto.

 

 

Una vieja historia que guióse a los

espacios infinitos.

Una pluma que clavóse en su herida,

sangrando un corazón  escóndese.

 

 

¡Ah, madre mia! Vós sabéis, 

mejor que nadie, esa agonía.

¿Preguntóse vós aquellos,

dolorosos si, pero conocidos amigos? 

 

 

Orlando entre Ofelias, y sí,

ninguna moneda que sostenga

las sofocadas huellas que, aquí,

saborean esperanzas.

 

 

Observáis, pues, mi leal señora,

la misericordia respirada 

entre los ropajes del mendigo,

la soberbia entre los labios.

 

 

¡Quién fuere esas alas 

volando lejos del miedo!

¡Quién fuere el pecado,

para sólo guardar el recuerdo! 

 

 

¿Atrevióse Cronos a mentir 

los segundos perdidos?

¿Atrevióse Hera a digerir 

sus celos?

 

 

Vós decidme, ¿cual es el

camino entre cuchillas piedras?

Sabéis, amada mía...

Besándoos los miedos, espero.

 

 

 

Voz del alma vieja:

 

 

Querida soís, vós hija sabéis:

"Si no sufris, nada se es" 

¿Cual dolor quereís no ver? 

¿Cual sabor quereís oler?

 

 

Aquí, cuando mas presto corráis,

mas desdén encontréis.

Sabed bien, las preguntas ...

tal vez, algo encontréis.

 

 

No oigais voces 

que non se dejen escuchar. 

Buscad bien las huellas que desean

se apaciguar.

 

 

¿Maldecis vós lo humano

de lo celestial?

¿Culpose sin saber al que

nos recoge con su sed?

 

 

Sabed bien, querida mía: 

"Encontrámonos nuestras mercedes

en el río que ahoga la corriente."

Aprended vós de prestas lágrimas. 

 

 

Recibimonos a aquel rey, 

cual santísima verdad 

descalza nuestra alma. 

No conocí nunca aquel sabio rey.

 

 

Traje mujeres deste mundo,

mas ¡maldita infamia! 

Vós sabeís , aquí 

los rojos acláranse. 

 

 

"Dont ixió la sangre?" En ti encuentro,

amor de espadas...recuerdos suspirados.

¿Cómo hiciste el recuerdo?

Escaleras subis , sin escalones pendencieros.

 

 

Sabed, hija mía, 

hube respirar lamentos.

Hiciste cantos , como

pájaro, sin alas, al vuelo.

 

 

 

Voz del alma joven :

 

 

Supe de una historia 

en los cielos. 

Cuán pájaro soñando 

salió volando....

 

 

¿Qué alas buscóme entre

las penas gloriosas?

Amor...amor de recuerdos. 

Sabed, aquí, mi pasado.

 

 

Sois el menester apaciguado.

Dejando letras por nombres, 

páginas  vacias , 

aquí mi infancia dejo. 

 

 

¿Querubín de la amargura?

¿Querubín de no saber?

¿Querubín volando presto?

¿Querubín no saber ver? 

 

 

¿Quién soy? ¿Como vamos hacer

las premisas de la vida?

¿Como continuar pisadas

de, ahora, una desconocida?

 

 

Madre mia, amada siempre 

por las rosas ...

¿Sabéis quéni es tu hija?

 

 

 

Voz del alma vieja: 

 

 

Dejestáis  vós un alma escondida.

Resguarda bien el peso 

de vuestra muerta sombra.

Aquí, descansa tu vida.

 

 

¿Como cumplir tus compromisos?

Cuidad vós de aquellos que , ahora, 

están presentes.

Acariciad al tiempo con el sueño.

 

 

Pisad sin miedo, 

dormid sin hambre por

perseguir esperanzas...

Amad , mai no olvidéis el dolor.

 

 

Deja cuán corazón 

esperando en la puerta.

Siempre, vós amor.

Amada hija, ¿Sabéis quién os amó?

 

Dad fuerza a las personas

que hoy no saben 

lo que es amor.

Salid, amada hija.

 

 

Salid, del miedo.

Nadie recoje semillas

cuando las dejas por el suelo.

Amiga, hija mia...

 

 

El futuro salva lo que 

hoy,

amamanta tus raíces...

 

 

Corred presto...

el amanecer escóndese.

Corred presto...

trás el recuerdo.

 


 

 

Género al que pertenece la obra: Poesía
Bookmark and Share

Comentarios - 0

No hay comentarios.


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias