Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Sábado, 24 de octubre de 2020

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

Dies Nefastus

 

Poema inédito

 

 


Como si un negrizo vino hubiera manchado mis labios,

los ojos y mente embriagados de ésta,

tan fría, fiebre mía,

Saturnales fuegos convertidos en sarcófagos,

cuna tuya mis lamentos,

Ofreciome el suelo,

la tierra que pisan hoy mis sueños.

Pues, tales cosas vi,

tal blasfemia apura el sentimiento,

Que , aquí, la Diosa del Silencio,

calma mi sosiego, mis adores ,

mis rosas más secretas

en el jardín de la infancia.

¿Por qué selláis , señora, con tal

lascivo beso?

¿No es acaso el rayo que nos alumbra el

que nos percibe con sabores

de celo?

¿Acaso sois, señora, vos quién

despierta mi sed?

¡Os maldigo, os maldigo!

Oíd bien mis palabras, señora

Solo una, una sola.

¿Duelen las astillas tanto como las

mordeduras de los perros?

¡Hablad, hablad!

Habéis cegado mi juicio, mi recuerdo,

mi persona, mi pesada sombra.

Silencio, calla mi agonía...

Llévate mis venas a otro lado...

a otra tumba más lejana.

Que no construya mi mente

más sombras pasadas, ¡alejaos!

Pues no quiero seguir recordando,

no suplicar por tales ojos,

suspirar o temblar

con el palpitar de una mirada.

Sudar por dentro el nerviosismo,

vagar lugares fuera del abismo,

lejos de este árbol , con ramas,

que a la vez da vida

y a la vez da espanto .

¡Pero qué es esto que siento!

¿Por qué hablar ahora?

¿Por qué no silenciar simplemente

con el olvido,

tener la mitad de la miga

con el pasado?

¿No puede saborearse entonces

lo dulce con lo amargo?

¡Qué dulce fue su piel!

Una amargura dulce,

tallos que se marchitan

en el cauce del río.

¿Hacia dónde irá su cauce?

¿Volverá su sombra a despegarse

del zapato?

Cierro los ojos y solo siento.

Siento el aliento rozando los cuellos,

los tactos, los besos.

Suaves plumas que perfilan sombras.

Se dibujan, se transforman.

Seres misterios, que la noche acuna.

Mastican pecado, beben lujuria.

¡Blasfema yo!

¡Blasfemia tu misericordia!

¡Blasfemo todo lo que tocan mis labios!

¡Salid de mi, Palabras, salid de mi,

odiosos recuerdos!

¡Sal de mi, Ilusión!

¡Sal de mi, Pasión!

¡Sal de mi, Sentimiento!!

Todavía los ojos recuerdan

que los lagos salen de su cauce...

Miseria tu silencio ,

¡maldita sea lo que esa noche

trae a mis sueños!

¿Por qué tu hechizo no me

protege del miedo?

¡Sal de mi, Ilusión!

Solsticio de lunas...

Solsticio de dudas...

Solsticio de versos.

 

 

Vanora Miranda 

Género al que pertenece la obra: Poesía
Bookmark and Share

Comentarios - 0

No hay comentarios.


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias