Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Sábado, 24 de octubre de 2020

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

¿Adivinas quién?

Poema inédito

 

¿Adivinas quién?

 

Recatada y austera se lanza a las piscinas de nuestra infancia,

nos deshace las coletas peinadas a las ocho de la mañana.

Y, como un abrigo comprado en las rebajas de invierno,

te resguardará de los rostros, el miedo y la indignación.

Te sacará un café a las cinco de la tarde, tendréis charlas

agotadoras y sin descansos de toilets entre pasta y pasta.

Al paso de los años os conoceréis mejor, hasta puede,

 incluso, que se suelten chistes por las escaleras.

¿A quién íbamos a engañar? Hemos nacido con ella.

Se conoce todas nuestras cicatrices, felicidades y pesadillas,

y los secretos que no decimos a nadie hacen su tumba.

 

Cuando pensamos que la noche es cálida la transforma en fría,

convirtiéndose así en el primer cigarrillo de la madrugada.

Dan las dos, las tres y ya las cuatro. Si a estas horas la voz solo

pudiera callar su sombra y que desaparecieran los gritos de sus huellas.

¿Pero qué voz puede callar las secuelas? ¿Las figuras? ¿Las sombras?

Ahí dónde va, le persiguen la Añoranza y la Discordia,

a su izquierda irá el Amor y a su derecha la Cordura.

Ya dan las cinco. Y aquí entre la sopa de lágrimas de victimismo,

dejo que tus susurros se apoderen de mi pensamiento.

Siento como vuelves a mí. He vuelto a percibir ese olor de las

nueve de la mañana. En como todas las pulgas recitaban los puntos

clave para dominar al perro.

 

Ahora, contigo...Aquí, sentada detrás de mí, me acaricias.

Y , como aquellas pulgas, he caído en el fallo humano.

Con pasiones o sin ellas, dejas verdades y mentiras.

Me vuelvo a encender un cigarrillo. Y son las seis.

Así el tiempo pasa, con tus palabras a mi lado. Humo.

Parece mentira que haya veces que me sepas a las tazas

de chocolate. En este instante eres tan insípida como

las verduras, desagradable en los primeros bocados.

Sé, que mañana sabrás a caramelo. O, posiblemente,

sepas a recuerdos. La hermana que nunca tuve, pero

que siempre duerme a mi abrazada.

 

Me han tocado en el paso de las hojas tus alas,

sin tener una dirección exacta, haciendo círculos que encajan.

La noche es mi día y tú mis rezos que, a mi pesar,

nunca podrán salvarme. Siempre un pie detrás o

con dos pies delante, una mano en el bolsillo y yo

con muchas frases para regalarte. Me cansé de llorar,

me cansé de temerte... Me cansé de remediar tu arte.

Soy tu lienzo en blanco que necesita pintarse, trazando

capa a capa, daño a daño, felicidad y tristeza...

Encontraste el molde a la pincelada perfecta. Sin ti

estaría totalmente indefensa.

 

Vanora Miranda 

Género al que pertenece la obra: Poesía
Bookmark and Share

Comentarios - 1

Pola de Siero 24 Horas

1
Pola de Siero 24 Horas - 11-12-2016 - 10:26:44h

Me ha gustado mucho, un placer leerte


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias