Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Sábado, 24 de octubre de 2020

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

La Castración del bolígrafo

Esa extensa sábana color oscuro

silbaba entre recónditas montañas. 

Y los candados que un día agarraron

los errores y prejuicios subordinada su raza;

a su casta aflicción del dominado,

se extendían entre perplejas tormentas

de estrellas. Sin viejos. Sin reglas.


Llega así el canto más tenebroso de los tiempos.

El del padre y su concepto, el del amor por el concepto.

Si es que aquí, desde este miserable sepulcro,

nosotros los hijos, deseamos salir del seno maldito.

¡Aclara la boca, hermana! ¡Aclara la boca, madre!

 ¡Seguimos siendo ruiseñores de la noche!


¿Pero qué ver aquí? ¿Qué pensar allí?

Si cuando pones el primer paso en la suela,

los pies queman, turben el fantasma infantil.

¡Mira al cielo! ¡Mira ese cielo que perturba!

¿No ves acaso su forma? Siempre más que agua.

¡Mira al cielo! ¡Míralo! Dime ... Dime ...¿No ves acaso su forma?


Espadas, cuchillos, piedras, dagas, hoces...

Resúmenes, rollos de papel higiénico coloreado

Algún jeroglífico sin codificar

¡Qué es lo que dicen, insensatos!

¡Qué tinta tiene mi letra!

¡Salid, hermanas! ¡Sal, yo!


Sin alas, sin nariz a la verruga antigua.

Ninguna pócima, ninguna regla ...

Muestra de sangre en la jeringuilla

dejé olvidada en el baño.

¿Qué seré? ¿Cuál será mi sombra?

¿Cuál será mi traje de Emperador?


¡Cortad! ¡Cortad! Aquí abajo no se siente.

Aquí abajo ya no hay diferencia.

¡Cortad!¡Cortad! ¡Medid su punta, su trazo...

los centímetros de tinta! ¡Medid su medida!

¡Payasos, eso sois los de los laureles!

¡Payasos tristes del Circo!

Bailad, bailad, que estáis cavando

vuestra tumba con el gusano vecino.


Que por muchas tintas secas en el borde

doblado del papel, senos afligidos en el prostíbulo

nocturno, danzas opiáceas en escenarios conocidos,

cánticas rimas al musical oído, gargantas rumiantes

que estremecieron hasta el mismísimo Cervantes,

la muerte dejó de cobrarnos peaje marítimo.


He sesgado esta primavera... me he limpiado de inocencia.

Adiós, pureza o flaqueza,

Bonjour,


indignidad ,bestialidad animal,monstruo infernal.

Reclusa del arte incomprensible hace tiempo y

sin saberlo nunca...


¡Cortad, cortad aquí! ¡Cortad, cortad aquí!

¡Cortad...!

¡Medid...!

¡Medid...!

¡Cortad!

Aquí.


 Vanora Miranda  

Género al que pertenece la obra: Poesía
Bookmark and Share

Comentarios - 0

No hay comentarios.


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias