Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Sábado, 24 de octubre de 2020

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

MANIFIESTO NOCTURNO

 

¡ABURRIDOS!

¡SOSOS!

¡INSULSOS!

¡VACUOS!

 

¡No oséis disfrazaros de poetas cuando vuestra pluma tiembla con la primera tormenta!

¡Vosotros, que con la llegada del lobo, sucumbís a su dorado chantaje!

¡El mundo no necesita más odas a la luna virgen! ¡No necesita más odas a la silla de Valle-Inclán! ¡No necesita narcisismo poético! ¡El mundo no necesita poetas egocéntricos!

¡Me meo aquí en vuestros jodidos versos al donuts del Starbucks!

¡Me cago aquí en vuestras jodidas metáforas fálicas con los sándwiches!

Señoras y señores, ¡pasen y vean! ¡Pasen y admiren!

En la moda editorial tenemos al Kenpoet desfilando por las estanterías

con su cometido  relativamente simple:

hacer del poeta una caricatura de las estrellas del Rock and Roll;

y de sus lectoras, unas groupies idiotizadas con los versos babosos de lujuria adolescente.

 

Pero...Tenéis razón.

 

El mundo desea leer vuestras experiencias en las vacaciones,

leer detalladamente cada sensación experimentada con cada monumento levantado,

el polvo tan fascinante que echasteis en Berlín, Amsterdam, Londres o cualquier otro país,

las curvas de carretera que empujaron a sendos bolígrafos a descarrilar bazofia intelectual.

¡Ay, braguitas mías! ¡Ay, calzoncillos apretados! ¡Ay, tanguitas lindos! ¡Lo que quisiera yo llegar a todos y cada uno de vosotros!

Vosotros quienes pensáis que la belleza del poema reside en el adjetivo estrambótico,

en la flor campestre, la montaña pederasta o el alcohólico de amor suicida.

¡Hécuba Mortui! ¡Hécuba Mortui!

Pero... Esperad...

La muerte de la razón tiene un desfile acordado en el Circo Romano;

mientras ésta muere, sus defensores se baten en duelo de esgrima poético,

entre bombas tóxicas y granadas, acuerdos genocidas de la OTAN y el marketing idiotizador

[estadounidense,

 

¡AH, QUÉ GRANDES POETAS SOIS TODOS, COJONES!

 

 

Me hacéis sentirme paria hasta en la poética,

donde había refugio para los locos se ha edificado el manicomio de cuerdos.

Los poetas ante las incesantes amenazas de papá mercado

rebuscan entre los residuos conseguir del verso la planicie mental;

¡Ciego, ciego! ¡No ves que la Biblioteca de Alejandría nos traga!

¡Cómplices de los crímenes literarios del Instituto Cervantes!

¡Sí, sí! ¡Y lo digo bien alto! ¡Cómplices, porque os arrodilláis!  

Y digo crimen porque, ¡ya está bien de vivir del nombre de Cervantes!

Me dan igual los dientes, el fémur, el cráneo o las costillas del dichoso manco,

ya los palpé y encontré en cada una de las veces que fui la Gitana o Segismunda.

 

¡ADORNO, YO ME DIVORCIO CONTIGO!

¡CONDENO LA INDUSTRIA DE LA DIVERSIÓN!

¡SOY TESTIGO DEL FRACASO CULTURAL!

 

¡ABSURDOS!

¡SALTIMBANQUIS!

¡PAYASOS!

¡BUFONES DE  RISAS EMBOTELLADAS CRONOMETRADAS!

 

Humanidad...¿Humanidad?... Señoras y señores de las humanidades,

que miden cada centímetro del corazón con sílabas, métricas y teorías,

que piensan que el corazón es un artículo estratégico meditado durante años,

que califican el valor del corazón por la grandeza de sus hipérboles, anáforas, aliteraciones,

oxímoron y metáforas;]

y aquí os digo: ¡Medidme el corazón por la longitud de mi sintaxis!,

medíos vosotros el corazón por cada Banco convertido en biblioteca,

por cada verdad incuestionable convertida en mentira,

por cada mosca que se rió del mamífero al no cortarse sus alas con las supuestas fronteras;

os delego ese jabón tan aromatizado y espumosizado del invierno intelectual,

sed bautizados con él bajo las manos de alguno de sus sanjuanesliterarios,

y predicad al unísono como borregos cuál es la verdadera medición del corazón.

 

¡HE REINVENTADO LA POESÍA! ¡MIRA QUÉ MÉTRICA!

¡MIRA QUÉ LAZO ROSACURSI ESTILÍSTICO HE HECHO!

 

¿POETA? ¿POETA? ¿POETA?

 

¿CÓMO PRETENDES REINVENTAR LA POESÍA SI EL MUNDO NO HA SABIDO TODAVÍA REINVENTARSE?     

 

De verdad, qué ansiedad la mía,

ni siquiera en las leyes del arte consigo apagar ésta jodida rebeldía;

me sabe a tan poco,

como cuando el himen abrió sus puertas por primera vez a Priapo,

me sabe a molécula,  microfibras y bacterias;

libros y  autores que no han sabido justificarme al despertador,

principios revolucionarios convertidos en papel higiénico,

abrazar tanto al rosario y al rezo, dejando encarcelada a la vida entre plegarias y súplicas,

validar como metas ganar loterías y no el ganar la Tierra;

 

¡A MÍ ME DEVORA LA TIERRA! ¡ME SUCCIONA DENTRO DE SU VIENTRE!

 

¡ASPIRO A SER SUCCIONADA POR LA TIERRA!

 

¡ASPIRO A QUE MIS CENIZAS SEAN PARIDAS COMO LA LLUVIA EN EL MAR CÓSMICO DE  LA GALAXIA MÁS LEJANA!  

 

nos cuelan los cabroncetes de los Odiseos la identidad del nadie

y gritamos como un bobalicón Polifemo: "Nadie me mata" "Nadie me mata".

Pues sí, gilipollitas de Polifemo, alguien te mata y tiene un nombre: Odiseo,

que termina como héroe en las escrituras "clásicas" ,

que hace valía de su valentía y hombría ,

a él le daba igual terminar con siete que con cinco,

el único con derecho a tocarle los cojones al Olimpo;

 

¡PERO, EH, TÚ, POETA, SIGUE REFLEXIONANDO SOBRE LOS SILENCIOS!

 

¡CREA LA FÓRMULA CIENTÍFICA: raíz de X + Z a la cuarta potencia =  (tono ñoño) 50 SILENCIOS A LA VIGÉSIMO SEGUNDA POTENCIA DE LA RAÍZ DE X!

 

Reflexionad, reflexionad sobre los silencios,

atadas las manos y momificados los labios por los silencios,

mientras pensáis:

la

humanidad,

se

va

matando

poquito

a

poco.

 

 

Vanora Miranda

 

 

Género al que pertenece la obra: Poesía
Bookmark and Share

Comentarios - 2

Salvi

2
Salvi - 14-08-2017 - 20:11:44h

Genial.

Cerrajeros Oviedo

1
Cerrajeros Oviedo - 11-12-2016 - 10:23:02h

Excelente narrativa, muy interesante


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias