Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Sábado, 24 de octubre de 2020

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

LA PICADURA DE LA MANTARRAYA EYACULÓ NUESTRA LENGUA

 

 

De las heridas, adarces brotaron. Y en mitad del incesto crepuscular , un ejército de lapiceros marchó veloz a sacarle punta a las olas del océano. Coronaron a la goma de borrar el capitán de sus ancestros.

 

Edificaron fronteras de algas para evitar las espadas de los zifios. Aglutinaron en bolsitas de arena a los delfines, extirpando de raíz la florescencia de las medusas. El tiempo relegó su pertenencia a los cangrejos...

 

El plancton dejó leprosa a la conciencia. ¡Conquistó la vida!

 

De nuestras heridas, acantilados brotaron. Se evangelizaron las palabras como picaduras de mantarrayas. Se extirparon los clítoris del coral. Poseidon pudrió el tridente. Las sirenas menstruaron mudez.

 

Pero...

 

Tú y yo... Tú y yo somos picados. La picadura de la mantarraya despierta al lampo en huesos y gargantas.

 

La picadura de la mantarraya eyaculó nuestra lengua. La espuma  transmutó el aborto en hija. Mi hija, apegada siempre al balbuceo. Correteando en el teclado con su chupete neurológico. Pidiendo teta con los dedos.

 

Sin embargo,

 

tu hija se ha desprendido de las papillas y pañales. Aflora entre compresas y tampones la huída de la adolescencia, dejando a su cadencia resaltar en senos prominentes.


Vanora Miranda

 

Género al que pertenece la obra: Poesía
Bookmark and Share

Comentarios - 0

No hay comentarios.


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias