Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Sábado, 24 de octubre de 2020

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

CUANDO JO MARCH NO COGIÓ LA MANO DE FRIEDRICH

 

Cada hora y media calmo mi tos con jarabe marroquí

soy degustadora diaria como pescador que cayó al agua por pescar un perro

el mendigo de erección arábica que disfruta sólo la felicidad en sueños

las chochitos peperas prefieren degustar su existencialismo entre pastas de Embassy

las chochazos rojas en terrazas cutres de bares madrileños o calles acompañadas de litronas

pero yo soy una chochazo ácrata

intentando desvanalizar lo que llaman muchos rugido de golondrina

¡SOY ÁCRATA, JODER!

¡Y NO AGUANTO MÁS A NERÓN!

¡NO AGUANTO ESTA SERPIENTE MORDIENDO LAS TETAS DE LA LOBA!

¿por qué?

¿desde cuándo las lágrimas fueron Narciso?

la complacencia del mundo ante mi fiebre saca mi escudo Huckleberry Finn

cuento una historia inventada a las preguntas pesadas e impertinentes

miento para sobrevivir sonriendo

sonrío a los asesinos de mi felicidad en cada esquina de la metrópolis

me comunico con los descendientes de mis asesinos

¡ELLOS, JODER!

¡ELLOOOOOOOOOOS!

han conseguido que el dolor sea una estatua estética

consagrarse al papel de Moisés, coger la tablilla, hacer del monte un muro

subir

  • gritando -

¡Eliot puesto de heroína dijo que la polla del cometa Halley es verde por las tardes!

¡Lo dijo Eliot, cabronazo analfabeto! ¡Era verde por los cojones de Eliot!

así la decepción en el amor pasó a señoras aburridas de principios del siglo XX

tomando ni se sabe qué, murmurando algo sobre Michelangelo

¿Ahora qué cojones nos importa Michelangelo, verdad?

hay noches que el amor es un hombre con un pañuelo materno al cuello

es la espera de esnifar el último aliento de alma de la penúltima de tus tres hermanas

  • Beth-

otras veces el amor tiene forma de libro con su peculiar hedor a muerte encuadernada

el amor es la soledad de la Tierra abrazando a sus hijos

donde tu chocho es una pista de skateboard, un meandro de meandros

donde el amor es un contrato de seguridad de diálogo simple, compañía de cuadras

incubadora de transeúntes por martirizar, decepciones por creer que era todo cuestión de cerámica]

el amor ahora tenía letras de Friedrich ,un viaje a cuestas a un Nueva York andaluz

Friedrich escupía a lo Tarantino como podía al sensacionalismo poético

¡pegó el látigo del pastorcillo de ovejas en mi garganta estéril!

y fustigó

fustigó en mí la fortificación de un espectro hipnótico

me hizo deshacerme a base de sudor lo que me quedase de Lisistrata

¡no sucumbas al puto sensacionalismo cursi!

(y no dejar de pensar que si fuera su hermana no pararía de metérmela por el culo)

sólo soy una pastorcilla Cherokee sin materia en evidencia

Perra del Hortelana que a comer dejando comer se avecina, viene, llega

tengo a Lope de Vega con pegatinas oficiales poniendo "Master en Teoría del Cortejo"

unas esperando a pegármelas en la frente,  otras esperando a casarlas con el pecho

superaremos a Derrida juntos mojando las sábanas de ese hotel

y tus nudillos se cierren dentro de mi coño, hasta el fondo del útero

hazme cosquillas con tu prepucio en las trompas de Falopio

¡SUPEREMOS A DERRIDA!

¡DAME UN PUTO NOMBRE, JODER!

Porque esta vez ... ¡Friedrich!

por mucho que vengas a mi casa con un poemario acuestas

quieras irte dándote la vuelta sin bombardear el Parlamento

por mucho que abras tu paraguas en mitad de la lluvia

yo esta vez te diré que preferiré mojarme

ofrecerás tu mano vacía

y yo

no la aceptaré

te quiero, Friedrich

te quiero aquí y ahora

que me ames aquí y ahora

deja de amarme como un puto poema

cávame en versos o en calumnias

pero cávame sin el metafísicamente hablando

dejemos sola a Lady Macbeth murmurando algo sobre el mañana

 

Vanora Miranda

 

 

Género al que pertenece la obra: Poesía
Bookmark and Share

Comentarios - 0

No hay comentarios.


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias