Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Jueves, 12 de diciembre de 2019

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

Generalidades del proceso de embutición

El proceso de embutición, no es más que una operación mecánica mediante el cual se fabrican o transforman piezas huecas o cóncavas, este es uno de los procesos industriales que resulta de bajo presupuesto, de contar con los materiales necesarios y además de gran calidad. Su elaboración no es aplicable solo para materiales de la industria en general,  también es usada para aplicaciones que van desde hogar, oficina, entre otros.

 

Es un proceso que no se limita por el tamaño, ni el peso de la pieza que se necesite, ya que las máquinas pueden ir desde miles de toneladas a pocos kilogramos, y de la misma forma puede fabricar desde piezas de grandes metros, o pocos milímetros.

 

¿Se necesitan altas temperaturas para realizarlo?

 

Aunque hay oportunidades en las que el proceso de embutición se efectúa  con altas temperaturas; normalmente este proceso es ejecutado a temperatura ambiente, o como mejor lo llaman en frío, debido a que de esta forma se generan menos gastos, además permite fabricaciones de grandes series de pieza.

 

No obstante hay materiales que ameritan el uso de altas temperaturas como el acero inoxidable; este método es usado cuando el metal  no se puede conformar en frío, debido al grosor, la embutición requiere una fuerza superior a la capacidad de la prensa, o cuando, en series pequeñas, se desea limitar los gastos de utillaje, que implica la embutición en frío (material de trabajo más caro, acabado más cuidadoso).

 

Clasificación según su efecto

 

La embutición se pueden realizar de distintas maneras, y se clasifica según el efecto o fuerza generados por la prensa, máquina o como en otras ocasiones en las que la fuerza también pueden llevarse a cabo en parte a través de los utillajes o matrices. Aquí nombraremos las tres más comunes como lo son:

 

Efecto Simple: Suele ser la más económica ya que, se realiza con una sola presión o fuerza, o bien, sin dispositivo pisador, lo que las hace simple, pero también se corre el riesgo de que se formen arrugas o hasta de romper la chapa. 

 

Efecto doble: A diferencia de la nombrada anteriormente en esta ocasión cuenta con un dispositivo pisador, por lo que son las más usadas en la industria, ya que al actuar simultáneamente facilitan el trabajo en cuanto a calidad, lo que garantiza mejores resultados.

 

Efecto triple: No es común su uso, se emplea mayormente en algunas piezas regularmente en diseños cilíndricos.  Esta se fundamenta en la implementación de un tercer esfuerzo; en resumen en esta oportunidad se actúa con el dispositivo de pisador y un cojín de prensa.

 

Género al que pertenece la obra: Literatura digital
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias