Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Sábado, 28 de noviembre de 2020

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

¿Como saber si he sufrido una negligencia médica?

Una negligencia médica consiste en una mala praxis médica que provoca un daño o lesión al paciente, por no haber actuado el personal sanitario como debía de hacerlo apartándose de los estándares médicos exigibles ya sea por omisión o por acción, provocando al paciente en la mayoría de las ocasiones un daño físico y moral.

Entre las negligencias médicas más comunes que uno puede encontrarse pueden destacarse:

  • Los retrasos en el diagnóstico.
  • Mala interpretación o error en el mismo.
  • Prescripción inapropiada de la medicación a tomar.
  • Intervención quirúrgica con resultados lesivos para el paciente no existe seguimiento de protocolos.
  • Daños ocasionados por el propio material quirúrgico incluso el olvido del instrumental empleado en el interior del cuerpo del paciente.
  • Cirugía en un órgano equivocado.
  • Fallecimiento del paciente por no prestarle la atención sanitaria de urgencia.
  • Transmisión de enfermedades como la Hepatitis o el SIDA por transfusión sanguínea.
  • Infecciones intrahospitalarias.
  • La no supervisión debida al paciente después de una operación.
  • Errores en la anestesia.
  • Error en la lectura de la Historia Clínica del paciente.
  • Error en el postoperatorio.

 


Para poder hablar de una mala praxis o negligencia médica y que el paciente tenga derecho a una indemnización deben de concurrir estos tres elementos: La Lesión. Una mala praxis. Un nexo causal.
El poder determinar que ha existido una negligencia médica no siempre resulta sencillo, por ello se precisa: De los servicios de un perito médico que pueda aclarar al tribunal sobre el estado de la técnica y los estándares de la profesión; así como también de los servicios de un abogado especialista en esta materia que le pueda orientar y aconsejar según las circunstancias.
A la hora de reclamar por los daños sufridos a causa de una negligencia médica, debe de tenerse en cuenta si los errores han sido cometidos en centros médicos públicos o profesionales sanitarios de la Seguridad Social, o los errores cometidos en centros privados, por profesionales médicos privados.
Si la negligencia es cometida en la SANIDAD PÚBLICA, ya sea en centros de salud, ambulatorios, hospitales públicos debe de hacerse una Reclamación por Responsabilidad Patrimonial ante la administración sanitaria competente, en la que se reclama una indemnización por los daños y perjuicios originados por su mala actuación. El plazo máximo para poder iniciar este procedimiento es de un año a partir del momento en que se le ha dado el alta sanitaria o bien cuando las lesiones ya se han estabilizado.
Si la negligencia se produce en la SANIDAD PRIVADA, como hospitales y centros médicos privados, odontólogos, centros de cirugía estética, cirujanos plásticos, etc., debe de ponerse una Demanda por Responsabilidad Civil contra los causantes del daño ante la jurisdicción Civil. El plazo para poder iniciar el procedimiento o de reclamación es de un año desde la ocurrencia de la negligencia médica.
Ante cualquier tipo de negligencia médica es imprescindible el solicitar la colaboración de un abogado especialista en la materia o asistencia letrada, ya que todo el proceso de reclamación no resulta nada sencillo.
En primer lugar, un buen abogado realizará un estudio de viabilidad para lo que tendrá en cuenta: toda la documentación relacionada con el tema, historial médico, partes de baja, recetas y, la opinión de un perito médico que analizarán la situación.
Una vez estudiado el caso se determinará la vía de acción posible:

  • Responsabilidad Civil: Frente a los tribunales y su objetivo es el lograr una indemnización.
  • Responsabilidad Patrimonial: Versión pública de la responsabilidad civil.
  • Responsabilidad Penal: Únicamente deberá de utilizarse para los casos muy graves o para la obtención del historial clínico completo cuando este haya sido denegado. Suele buscarse la inhabilitación del facultativo, multas o incluso penas de prisión.

Ante los casos de negligencias médicas es conveniente actuar lo más rápido posible, para así poder evitar problemas con plazos de prescripción una vez ya comenzadas las actuaciones judiciales. Para ello es muy importante ponerse en manos de un buen abogado de confianza, con amplia experiencia en la reclamación de indemnizaciones por negligencia médica que le ayude a salir de esta situación lo antes posible y de manera satisfactoria.

Género al que pertenece la obra: Narrativa
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias