Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Domingo, 12 de julio de 2020

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

Las obligaciones fiscales de autónomo en 2020

Cuando una persona decide comenzar su propio negocio y convertirse en trabajador autónomo y emprendedor, es muy importante saber: qué tipo de obligaciones se tienen con Hacienda, por qué y cómo deben de efectuarse.

Aunque uno piense que el crear su propio negocio y ser emprendedor pueda darle mucha más libertad como persona trabajadora (autónoma), existe una serie de obligaciones que deben de cumplirse Si ó Si para evitar problemas con Hacienda, es recomendable contar con una asesoría fiscal en tu ciudad, si por ejemplo tienes tu actividad en Bilbao, contar con una asesoría en bilbao.
1-Antes de hacerse autónomo, uno debe de inscribirse en la Agencia Tributaria y solicitar el alta en el censo de empresarios profesionales y retenedores rellenando el modelo 037 ó 036 con el que se le asignará un número de identificación fiscal (NIF), elemento básico de las facturas.
En persona físicas españolas, el NIF está formado por 8 números (el mismo número que el DNI) y un dígito de control.
Para las personas jurídicas el código lo forman 7 números y un dígito de control (CIF-Código de Identificación Fiscal). Este número es de carácter obligatorio y supone una garantía para hacer negocios.
2-En los modelos 036 y 037, se detallará la actividad a realizar como autónomo, domicilio fiscal, o locales que vayan a utilizarse.
Cada vez que se produzca algún cambio de la situación, o se decida modificar o ampliar información con Hacienda debe de comunicarse mediante dichos modelos (036 ó 037) en el plazo de un mes desde que se modificó la situación inicial.
3-Presentación del modelo 130 o modelo 131 de IRPF. Una vez puesta en marcha la actividad, los autónomos deben de tributar sus ingresos percibidos por el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), mediante el modelo 130 si tributa por estimación directa o el modelo 131 si tributa por módulos, mediante una estimación objetiva. Se presenta hasta el día 20 en los meses de abril, julio y octubre y 30 de enero.
4-Modelo 303 de IVA. Junto con el IRPF, el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) es uno de los impuestos más importantes a tener en cuenta por los autónomos.
El IVA, recae sobre el consumidor final puesto que cada eslabón de la cadena carga su IVA hasta llegar al consumidor.
En el momento de pagar el IVA, deberá de tenerse en cuenta el IVA soportado y el IVA repercutido.
Para ello debe de presentarse el modelo 303, en el que Hacienda devuelve el IVA soportado a las empresas.
Dependiendo del tipo de actividad no todos pagan el mismo IVA. En España el impuesto habitual es el 21% pero también existe el IVA reducido del 10% y 4%.
5-Modelo 390 del IVA anual. En enero de cada año el trabajador autónomo deberá de presentar el modelo 390 de IVA anual, que consiste en adjuntar una copia de los modelos 303 que se han ido presentando a lo largo del ejercicio anterior.
En esta ocasión no debe de realizarse pago alguno, puesto que ya ha sido realizado con la presentación del modelo 303.
6-Declaración de la Renta. La Declaración de la Renta es un resumen de los diferentes modelos 130 de IRPF, que se han ido presentando a lo largo de todo el ejercicio anterior. Se realiza de manera anual e implica el declarar todos los ingresos y gastos deducibles.
7-Guardar las facturas de los cinco últimos años. El trabajador autónomo tiene la obligación de guardar todas las facturas de los últimos cinco años que ha efectuado o recibido como trabajador. Todas ellas deben de estar disponibles en todo momento ante una inspección de Hacienda.
8-Contar con el Libro de Contabilidad. En el libro de contabilidad, obligación fiscal de todo autónomo, deben de quedar reflejados todos los ingresos y gastos que toda persona ha tenido como trabajador autónomo. No debe de tirarse jamás y tiene que estar disponible en todo momento.
9-Guardar certificado de retenciones. Por cada retención que uno se haya aplicado, es necesario guardar el certificado de retenciones para poder presentarlo en la Declaración de la Renta.
10-Conservar toda la información. En el régimen fiscal de los trabajadores autónomos además de guardar todas las facturas es necesario conservar cualquier tipo de información, contrato, carta, documento relacionado con el negocio, puesto que puede ser solicitada en cualquier inspección.
En el caso de llevar trabajadores al cargo, o tener un local alquilado, o realizar operaciones con otros países es preciso presentar otros modelos diferentes.
Como trabajador autónomo es muy importante el cumplir con todas estas obligaciones tributarias para así evitar los problemas con Hacienda.

Género al que pertenece la obra: Narrativa
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias