Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Lunes, 30 de marzo de 2020

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

Las mudanzas con mascotas, todo lo que debes saber

A pesar de que resulta estresante y agotador el plantearse tener que realizar una mudanza, es algo prácticamente inevitable en la vida de cualquier persona. Existen momentos puntuales e inexcusables que empujan a la persona cambiar de domicilio cómo:

La familia está a punto de crecer y necesita un hogar con un espacio mayor.
Busca un nuevo lugar relajante, rodeado de naturaleza, de agradable temperatura donde pasar la jubilación.
Buscar la cercanía al trabajo, ya que está cansado de realizar todos los días laborales un largo trayecto.
El emprender un nuevo vuelo, una nueva vida es decir emanciparse ya sea con la pareja o uno mismo.
La situación económica es favorable, o ya está cansado de vivir de alquiler y desea cambiar a una vivienda mejor.
El realizar una mudanza resulta complicado, pero para una mascota como perros o gatos es todavía peor.
Las mascotas como tortugas, loros, hámster que viven en jaulas o terrarios prácticamente no notarán el cambio aunque uno debe de ser cuidadoso con el traslado. Es conveniente el tapar su habitáculo para que no se pongan nerviosos y realizar movimientos suaves.
Con los perros o gatos la mudanza resulta diferente. Si el viaje es largo, se deberá de hacer varias paradas para que el animal pueda hacer sus necesidades y estirar sus miembros.
Una vez en el nuevo hogar si es posible mientras se descargan las cajas, no es mala idea el dejar al animal con una persona de confianza, de este manera el perro o gato no se estresan ante un ambiente totalmente desconocido para ellos y en el que nadie les presta atención.
Los perros son animales territoriales y el cambio de vivienda conlleva conocer un nuevo espacio, olores nuevos, ruidos. Será necesario mantener la rutina diaria sobre todo en lo relacionado a sus horarios de paseo y comidas. El realizar paseos con el perro le ayudará a explorar los nuevos ambientes, a conocer el territorio, a familiarizarse con el lugar y a socializarse con nuevos canes. Es imprescindible dedicar un poco del tiempo al juego, no agobiarlo y dejarlo que vaya a su ritmo.
Al igual que el perro el gato también necesita acostumbrarse al nuevo espacio, para poder salir y regresar de nuevo al hogar sin problemas.
Lo más importante es que la mascota asocie su nuevo lugar de residencia a algo positivo.
Es posible que en un descuido se deje la puerta abierta y la mascota por el afán de volver a su hogar de siempre o por los nervios huya.
Es esencial que el animal lleve colocado una chapita con todos los datos de contacto actualizados, por lo que una de las primeras cosas que uno debe de hacer es cambiar el domicilio que se haya registrado en el microchip.
Si a la mascota se la ve deprimida se deberá de pasar más tiempo con ella y hacer que a través de la comida, juegos, paseos se encuentre a gusto, haciéndole sentir que la nueva casa es también su nuevo hogar.
Desde que entran en su nuevo hogar es importante que las mascotas sepan donde está su sitio, para que se sientan más tranquilas y se hagan de nuevo con la rutina.
Todos estos consejos le ayudarán a que las mascotas se adapten de manera muy positiva al nuevo hogar.

Género al que pertenece la obra: Narrativa
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias