Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Lunes, 30 de marzo de 2020

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

El contrato digital de compraventa de vehículos entre particulares

SE ASEGURA QUE NO EXISTE EN EL MERCADO UNA HERRAMIENTA 100% ONLINE QUE OFREZCA ESTAS GARANTÍAS. LA CERTIFICACIÓN ES UNA DE LAS BASES DEL ÉXITO DE ESTA HERRAMIENTA, ASEGURAN LOS DESARROLLADORES.

Los contratos digitales entre particulares, son cada vez más habituales en el ámbito de la compraventa. En cuanto a vehículos, expertos han implementado mecanismos informáticos para facilitar los contratos entre particulares.

A través de la web www.hojadeencargo.com, se hace posible una compraventa totalmente legal a partir de la documentación que la DGT (Dirección General de Tráfico) hace público en su portal de Internet.

Las herramientas virtuales se ponen a disposición de los interesados, de manera que se agilicen los trámites y se optimice la seguridad y garantía en todas sus fases.

Los especialistas que han implementado el sistema, explican que el contrato digital integrará una fácil interfaz en donde queden claros los datos que debe escribir el interesado.

Deberán cumplimentarse una serie de datos, entre los que figuran los del vendedor. Tendrá que escribir su nombre y apellidos, domicilio y DNI. Igualmente, los datos del comprador tendrán que rellenarse en el documento virtual.

Por otra parte, será necesario cumplimentar la matrícula y marca de vehículo que se quiere venden o comprar entre particulares, kilómetros y número de bastidor.

Los promotores de este contrato digital de compraventa entre particulares, aseguran que es importante que queden claras las condiciones del contrato. Deberá figurar información fidedigna sobre la propiedad del vehículo por parte del vendedor, el monto económico por el cual es vendido. Los impuestos correrán a cargo del comprador.

Por otra parte, en el documento (particularmente en las condiciones del contrato), se insiste en que ha de quedar claro que el vendedor asegura que no existen cargas sobre el vehículo, y que está exento de cualquier impuesto a lo largo del proceso de venta. Si existiera alguna carga impositiva o de otro tipo sobre el vehículo, según consta en el contrato, el vendedor estaría obligado a pagar los costes antes de continuar el proceso de compraventa.

El comprador, por su parte y según este contrato, habrá de disponer y facilitar los documentos pertinentes al vendedor, de modo que este lo ponga a su nombre. En este caso, los gastos corren a cargo del comprador.

Otra de las obligaciones del vendedor es indicar que el seguro del vehículo se encuentra en vigor. También el vehículo habrá de haber pasado la ITV y disfrutar de un plazo razonable hasta que venza la licencia.

Una de las obligaciones del comprador, es que tendrá que estar de acuerdo con que ha revisado el vehículo (por sí mismo o mediante profesionales), y admite cómo se encuentra, tanto en su exterior como en su interior. No deberá solicitar posteriores garantías al vendedor. Aunque este caso tiene una excepción: cuando se demuestra mala fe por parte del vendedor.

Otro de los puntos importantes es que, ambas partes, se comprometen a litigar judicialmente en el caso de desencuentros. Los especialistas en contratos de compraventa entre particulares, aseguran que esta es una excelente medida disuasoria para evitar situaciones poco deseables.

Género al que pertenece la obra: Narrativa
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias