Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Sábado, 11 de julio de 2020

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

¿Qué es el arraigo social?

La residencia por arraigo es una de las situaciones excepcionales de residencia temporal que brinda extranjería a aquellos ciudadanos extranjeros extra-comunitarios que viven en España en situación irregular.

Es una opción muy importante con la que muchas personas que carecen de documentación cuentan para la obtención de la tan esperada residencia o estancia en el país.
Cada año se llega a conceder la residencia por arraigo a muchas personas, permitiendo al solicitante a residir de manera temporal y de manera legal en España.
Pueden distinguirse 3 tipos de arraigo:

  • Arraigo social.
  • Arraigo familiar
  • Arraigo laboral.


El tipo arraigo más común es el arraigo social, el cual puede ser solicitado por aquellos inmigrantes que han residido en el país más de tres años de manera continuada en España y cuentan con algún tipo de oferta de trabajo en el país.
Si la persona solicitante no ha vivido en España durante tres años, no puede acogerse a la este tipo de residencia temporal por arraigo social, consulte con unos abogados de extranjería.
Los principales requisitos para poder optar a una residencia por arraigo social son:
El disponer de una oferta de trabajo; este es el principal requisito. Es necesario que el contrato sea de al menos de un año y a tiempo completo.
Si la persona dispone de varios pre-contratos a tiempo parcial también está permitido, siempre y cuando el trabajo esté relacionado con la misma actividad. El solicitante deberá de presentar el precontrato u oferta de trabajo.
Pasaporte en vigor y en el que conste la permanencia ininterrumpida en el país de al menos 3 años.
Toda la documentación que acredite la permanencia.
 Informe de antecedentes penales del país de origen o del país en el que haya residido durante los 5 años anteriores, debidamente legalizado y traducido al castellano.
No tener antecedentes penales en España.
Si no dispone de familiares directos con residencia legal, presentar un documento que acredite la suficiente integración en el país.
Si dispone de familiares (padres, hijos, pareja) con residencia legal en España, no es obligatorio el informe en el que conste la integración social del solicitante.
El siguiente paso será el asistir a una charla sobre “conoce tus leyes”. Una vez completada la charla, deberá de pedir el certificado de asistencia, para luego solicitar una entrevista de informe sobre el arraigo social.
Es necesario el adjuntar toda la documentación que se requiere y esperar que se le comunique la residencia por arraigo social resulta favorable o denegado.
En el caso de que la persona inmigrante no disponga de una oferta de trabajo tiene dos maneras:
Solicitar la residencia sin autorización a trabajar. Para ello solicitará la residencia con los medios económicos que disponga el cónyuge o la pareja de hecho, ascendientes o descendientes que de manera legal se hallan viviendo en España. Debe cumplir el requisito de estancia durante 3 años en el país y acreditar que dispone de solvencia económica suficiente para ambos.
Otra manera es solicitar la residencia como autónomo porque va a desempeñar una actividad empresarial o emprender un negocio en el país por cuenta propia. En esta situación es muy importante la viabilidad del proyecto, el disponer con medios económicos para el emprendimiento así como el contar con varios clientes interesados del servicio.
Cualquier duda que tenga o necesite resolver, no dude en contar con un buen equipo profesional de abogados extranjería que le informen y asesoren durante todo el proceso.

Género al que pertenece la obra: Narrativa
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias