Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Jueves, 22 de octubre de 2020

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

Las personas mayores necesitan amor

El envejecimiento es parte de la vida y hay que aceptarlo como tal. Es una etapa en la que por regla general no se puede vivir sin el apoyo y el cuidado de otros seres.

La vejez no está libre de complicaciones ni dolencias, y es por ello que conforme los seres queridos van envejeciendo, mayor es la ayuda que se necesita.
En un primer momento generalmente es el propio familiar el que se hace cargo de la persona mayor, pero puede suceder que la vida laboral o la nueva vida familiar no permita el poder conciliar la situación todo lo bien que gustaría.
La persona mayor prefiere ser atendida en el propio domicilio y ese trabajo de atención suelen recaer hoy por hoy sobre todo en las mujeres, aunque actualmente la situación va cambiando. Contacte con una empresas de cuidado de mayores en Sevilla.
Es preciso ser consciente del gran cuidado que necesitan las personas mayores y del tiempo que se precisa para ofrecerles toda esa dedicación especial.
Llegado el momento en el que el propio familiar, por falta de tiempo o bien por falta de conocimientos, no puede prestar toda la ayuda que precisa el mayor ni puede ayudarlo de la forma que se merece en el propio domicilio, recurre a los cuidados especializados y profesionales de una cuidadora de ancianos a domicilio,  para cubrir esa falta del disponibilidad por parte del familiar.
En la actualidad son muchos los ancianos que viven solos en los hogares y necesitan compañía. Otros viven en las viviendas de sus propios familiares, o bien en pareja o en residencias.
Las estadísticas explican que lo más apropiado para la persona mayor es envejecer en el propio domicilio. El domicilio es la zona de confort del viejecito/a, continuará viviendo en su entorno y acompañado de las personas que más quiere y aprecia.
El propio familiar o familiares creen que son ellos mismos los que deben de hacerse cargo de los cuidados del mayor, y en muchas ocasiones resulta aconsejable el contratar los servicios de un profesional de los cuidados para una correcta atención al mayor. Un buen profesional proveerá al mayor de un excelente cuidado, gran seguridad, salud y cariño.
La edad hace que los mayores se encuentren más débiles y tengan mayor número de enfermedades. Entre las enfermedades más frecuentes pasados los 65 años se encuentran: el alzheimer, demencia senil, parkinson e ictus.
El tener la impresión de que el mayor pasa mucho tiempo solo en el domicilio es la típica sensación del familiar. Para ello, lo ideal para mitigar esa sensación sería el contratar los servicios de un buen cuidador con el que tendría cubierta todas las necesidades.
Es importante que el cuidador a domicilio tenga permiso de trabajo y debe de ser contratado de forma legal por la familia.
Una de las ventajas principales es que el anciano puede permanecer en su propio domicilio, no rompe las rutinas habituales y le permite seguir en contacto con la familia, evitando el deterioro cognitivo precoz y posibles depresiones.
El contratar los servicios de personas mayores garantiza que el anciano disponga de un trato 100% personalizado. El propio cuidador se adaptará al cuidado del anciano en función de las necesidades.
El cuidador está pendiente del cuidado de las tareas del hogar, cocinarán, pondrán la lavadora, ordenarán los lugares comunes, mantendrá en orden el domicilio, etc.
Tengan o no tengan una grave enfermedad la toma de medicamentos es habitual en las personas de la tercera edad. La toma correcta de los medicamentos, a los horarios adecuados es importantísima, lo que asegura el bienestar del mayor. De esta manera las familias podrán relajarse al saber que su familiar querido, toma la medicación tal y como ha sido prescrita por el médico.
La presencia del cuidador  mejora el estado de ánimo de la persona dependiente. La incapacidad de poder ejecutar ciertas tareas, el no recordar algunas cosas o la soledad puede dar lugar a una grave depresión.
La compañía del cuidador ayudará al mayor a sentirse mucho mejor anímicamente y sea más feliz.
El trabajo de un cuidador no siempre resulta tarea sencilla por lo que en la selección del personal se estudia a fondo la formación académica, la experiencia y la referencia de otros cuidadores.
El contratar los servicios de un cuidador en el domicilio es la solución que buscan muchas familias.
El anciano está muy bien cuidado y el familiar dispone de más tiempo libre para llevar a cabo sus labores diarias.

Género al que pertenece la obra: Narrativa
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias