Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Sábado, 30 de mayo de 2020

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

Consejos antes me meterse en una reforma integral de una vivienda

Las reformas integrales no son plato de buen gusto y el enfrentarse a una reforma de vivienda puede llegar a resultar un caos. 

El realizar obras en casa, el tener diferentes gremios trabajando en el hogar produce un gran desconcierto llegando incluso a desquiciar. Lo importante es tener todo muy bien atado para evitar todo tipo de sorpresas o reducirlas al mínimo. Si la vivienda o lugar de trabajo necesita una reforma, se recomienda desde un principio el contar con una buena planificación. 

Las reformas integrales pueden diferenciarse según los elementos del hogar que vayan a ser reformados. 

Si lo que se pretende es darle un nuevo aire a la vivienda, talvez pueda conseguirse con tan solo un retoque en la decoración y acabados; con pintado de nuevos colores en las paredes, puertas o ventanas o cambiando parte del mobiliario, muebles más actuales  o electrodomésticos de última tecnología, etc. 

Este tipo de obra no dura mucho y puede hacerse con calma.

 

El modificar la distribución de la casa, es obra de mayor envergadura. Para ello es importante no improvisar y planificar de manera muy cuidadosa la obra, pensar el momento que a los inquilinos de la vivienda les va a causar el menor trastorno posible; y sobre todo ya que se está metido en faena aprovechar para arreglar alguna que otra cosilla, como tuberías, instalación eléctrica, etc.; ya que el paso del tiempo afecta a la calidad y estado de los materiales de la vivienda pudiéndose producir goteos, humedad o cortocircuitos. 

Este tipo de obra también puede incluir algún cambio en la tabiquería interior, distribución de las estancias y debe de ser controlada en todo momento por técnicos especializados además de contar con la licencia del Ayuntamiento.

En primer lugar debe de tenerse muy claro cuales van a ser las necesidades y no dejarse influenciar por las opiniones que puedan aportar padres, amigos o conocidos; que a pesar de que lo hagan con toda su buena intención, a la larga terminan perjudicando más que ayudando.

El realizar una lista de manera ordenada, priorizando necesidades, el pensar que cosas incomodan, que cosas faltan es fundamental antes de comenzar las obras.

Una vez se tenga claro lo que realmente se necesita, es hora de buscar una nueva distribución de los espacios, para lo que talvez uno pueda ayudarse de algunos bocetos, o utilizar aplicaciones gratuitas que aparecen en Internet.

De nuevo surgirán nuevas dudas para las que talvez sea preciso solicitar la ayuda de un buen profesional que aconseje sobre la nueva distribución de la estancia y así sacarle un mayor partido. Es muy importante el controlar desde un principio el precio del proyecto.

A la hora de elegir entre las empresas de reformas, deben de buscarse presupuestos adaptados al bolsillo. Para ello, antes de realizar el presupuesto, la empresa de reforma debe echar un vistazo a la vivienda para que el presupuesto este totalmente ajustado a la reforma que se desea realizar.

Lo ideal es encontrar una empresa que realice reformas integrales; es decir una empresa que disponga de los diferentes servicios: pintores, fontanería, electricidad, carpintería, etc. De este modo la coordinación será mucho mejor y el precio seguro es mucho más ajustado.

Una vez elegida la compañía de reformas, uno debe de asegurarse de que en el contrato se especifican todos los cambios a realizar de manera detallada.

También es importante que el contrato fije una fecha de finalización de la reforma, ya que si no es entregada en el plazo correspondiente el profesional debe de pagar una penalización económica. Consulte con una empresa de reformas integrales en Zaragoza.

Si la obra requiere de licencias y documentos que avalen los cambio que van a producirse, lo más recomendable es contactar con un buen profesional que los solicite y así evitar problemas añadidos.

Las reformas que afectan a la estructura del inmueble, como fachada, estructura del edificio, etc., precisan de una licencia de obra mayor y hay que presentar en el Ayuntamiento un proyecto firmado por un arquitecto.

Para el resto de reformas como pintura, cambio de ventanas, etc.,  consideradas como obra menor, simplemente es necesario un comunicado o licencia de obra menor.

Debe de tenerse en cuenta si existe algún tipo de ayuda o Plan Renove para la sustitución de calderas, aparatos de aire acondicionado, electrodomésticos, etc.; es decir aparatos que mejoren la eficiencia energética de la vivienda y poder aprovecharse.

Una vez finalizada la reforma, llega el momento de disfrutar y compartir la vivienda con los seres más queridos, familiares, amigos.

Merece la pena invertir tiempo en encontrar la empresa de reformas más apropiada y asegurarse un excelente disfrute del hogar.

Género al que pertenece la obra: Narrativa
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias