Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Jueves, 22 de octubre de 2020

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

¿Qué son los percloratos?

Los percloratos son sales del ácido perclórico HCLO4, ácido que resulta de la unión del óxido perclórico con H2O. 


Existen cinco sales de percloratos que se disuelven con gran facilidad en el agua y que son manufacturados en grandes cantidades: perclorato de litio, perclorato de magnesio, perclorato de sodio, perclorato de amonio o amónico y perclorato de amonio.

Los percloratos pueden originarse por procesos naturales  en el medio ambiente, se pueden formar en la atmósfera y del precipitado en el suelo pero también pueden generarse de la actividad humada y por la presencia de fertilizantes químicos, blanqueadores y otros productos de limpieza.

 

A través de la dieta diaria los consumidores pueden estar expuestos al perclorato ya que persiste en gran cantidad de productos agrícolas como frutas, hortalizas, tomate. 

Ha de saberse que el principal órgano afectado por estas sales es la tiroides que ayuda inhibiendo la incorporación del yodo, especialmente en niños menores de 12 años.

El perclorato amónico en contacto repetido o prolongado con la piel o la mucosa, al tratarse de un producto irritante, puede llegar a provocar ampollas o dermatitis, enrojecimiento, etc. 

La inhalación de pulverización o de las partículas en suspensión puede llegar a irritar las vías respiratorias, o producir algún tipo de reacción alérgica, de ahí que sea muy importante el evitar su liberación al medio ambiente.

Una exposición prolongada por inhalación puede dar lugar a efectos anestésicos, por lo que es de vital importancia el recurrir en busca de ayuda médica de manera inmediata y nunca administrar al paciente ningún tipo de alimento o bebida por vía oral.

Tras su manipulación es recomendable lavarse las manos con abundante agua y jabón. En caso de entrar en contacto con los ojos, durante aproximadamente 15 minutos debe de lavarse el rostro con agua limpia y fresca, e ir tirando de los párpado hacia arriba para evitar daños importantes y solicitar asistencia sanitaria. 

En su forma original y en condiciones de uso normal, el producto no provoca ningún efecto negativo para la salud y ni para el medio ambiente.

Algunos percloratos como el perclorato de amonio son utilizados en formulaciones en piroctenia, elaboración de explosivos y combustible de cohetes.

El perclorato de amonio se presenta como cristales incoloro, inodoro y ligeramente soluble en agua, que gracias a la fricción, calor o en presencia de otro tipo de ácidos fuertes pueden llegar a explosionar. 

Vista: 

LIEFERANT VON AMMONIUMPERCHLORAT

Es muy importante el tener el elemento alejado de cualquier foco de calor, de superficies calientes, de objetos que provoquen chispas, de llamas abiertas, así como también es obligatorio el no fumar en presencia del perclorato de amonio.

En contacto con materiales combustibles o agentes reductores como puede ser el fósforo (P), azufre (S), partículas metálicas y materia orgánica, también puede llegar a existir gran riesgo de incendio.

 

En condición estabilizada con agua 10%, no resulta ser un material explosivo aunque si oxidante. 

El perclorato en una mezcla con otros materiales como el polvo de aluminio es utilizado como combustible para cohetes como: el Transbordador Espacial de la NASA (vehículo espacial utilizado para el transporte de astronautas por parte de los Estados Unidos) o el Ariane (familia de vehículos lanzadores); ya que es simple y económico en la construcción.

 

Otro de los usos que puede dársele a este producto es la instalación en los fuegos artificiales. En España, sobre todo en Valencia Fiestas de Las Fallas, los productos químicos relacionados con la piroctenia adquieren una gran relevancia debido a la gran popularidad de los fuegos artificiales y explosivos destellantes.

 

El comprar el producto solo está permitido a aquel personal cualificado, experimentado y profesional que vaya a utilizarlo para fines legales. Toda la compra efectuada y el manejo de cualquier tipo de perclorato, incluido el perclorato amónico, debe de regirse por una serie de normas y cuyo manejo o manipulación precisa competencia profesional.

Género al que pertenece la obra: Narrativa
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias