Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Jueves, 1 de octubre de 2020

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

¿Para que sirve la Ley de la Segunda Oportunidad?

Si tiene deudas pendientes, préstamos, embargos a los que no puede hacer frente, o si la hipoteca de la vivienda ya no la está pagando y su entidad bancaria no le ofrece soluciones que le permitan vivir de manera digna, la solución a este tipo de problemas está en la Ley de Segunda Oportunidad.

 

La Ley 25/2015, de 28 de julio es una ley que establece una serie de medidas, para que las persona físicas (particulares, profesionales autónomos y cuenta ajena), tras un fracaso económico que les ha generado deudas y no pueden pagar, puedan salir adelante. 

La Ley de Segunda Oportunidad, ayuda a que emprendedores y consumidores puedan liquidar totalmente sus deudas generadas por avales, tarjetas de crédito, hipotecas, etc., que por ciertas circunstancias no pueden hacer frente.

 

Su principal objetivo no es otro que permitir que una persona física a pesar del fracaso personal o empresarial, pueda encarrilar nuevamente su vida e incluso pueda arriesgarse a afrontar nuevos proyectos o iniciativas, sin necesidad de arrastrar de manera indefinida una deuda que nunca sería capaz de satisfacer.

 

¿Quiénes pueden acogerse a La Ley de Segunda Oportunidad?

Para poder acogerse a La Ley de Segunda Oportunidad, pensada tanto para particulares y familias, como para pequeños emprendedores y autónomos, es preciso estar sobre-endeudado y no poder hacer frente a las deudas, ni ahora ni más adelante.

- No pueden acogerse a este procedimiento toda persona que haya sido condenada por incurrir en un delito económico, cometer fraude contra sus acreedores, apropiación indebida, realizar algún tipo de estafa  etc. Como requisito esencial se exige la buena fe de la persona deudora.

 

- Tampoco aquellos deudores que hace menos de cinco años ya se hubiesen acogido a esta Ley, para así evitar que se convierta en un mecanismo de continua liberación de deudas.

 

- Esta Ley permite cancelar todas las deudas que uno tenga pendientes salvo aquellas que se tengan con Hacienda, Seguridad Social y pensiones de alimentos.

 

Desde su aprobación en el 2.015, La Ley de Segunda Oportunidad, ha permitido a miles de particulares y autónomos el poder liberarse de sus deudas.

 

En primer lugar debe de acudirse a un procedimiento llamado Acuerdo Extrajudicial de Pagos (AEP), en el que es nombrado un mediador concursal que tratará de llegar a un acuerdo con los acreedores.

 

En el caso de familias y particulares que tienen un nivel de deudas inasumibles, el AEP debe de hacerse ante el notario del lugar de residencia de la persona deudora.

Este proceso permitirá negociar y reestructurar las deudas, facilitando el pago.

 

En el caso de autónomos y emprendedores, la Ley de Segunda Oportunidad indica que el Acuerdo Extrajudicial de Pagos se realizará ante el Mercado Mercantil o la Cámara de Comercio de la provincia donde esté establecida la actividad.

 

Si no existe acuerdo con los acreedores, deberá de acudirse al Juzgado a presentar el concurso de acreedores consecutivo, donde tras la liquidación de los bienes de la persona deudora para efectuar el pago a los acreedores hasta donde alcance, se solicita la exoneración de la deuda para la liquidación de la misma de manera definitiva.

 

Las deudas que se tengan con Hacienda y Tesorería General de la Seguridad Social, nunca van a ser liberadas por la Ley de Segunda Oportunidad; pero si pueden ser renegociadas en nuevas condiciones de pago.

 

Salvo que el deudor recibiese una herencia o fuese premiado en la lotería, situación en la que de manera obligada deberá de pagar a sus acreedores, no tendrá que responder nunca a dichas deudas.

Género al que pertenece la obra: Narrativa
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias