Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Lunes, 19 de octubre de 2020

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

Propiedades del suelo antideslizante

El cuarto de baño es una de las estancias de la casa que más suele reformarse debido al uso diario que se hace de la instalación y al desgaste ocasionado por la humedad. Esto hace que dicho lugar precise de un mayor mantenimiento.

Entre las reformas más habituales, se encuentra el cambio de bañeras por platos de ducha, para lo que se requiere la asistencia de un buen fontanero profesional en Granada, que garantice un buen acabado del trabajo.
Antes de proceder al cambio debe de comprobarse el nivel del suelo para una correcta instalación, que las tuberías tengan la suficiente caída, entre un 2% o 3%, para poder desaguar el agua de la ducha correctamente; así como la existencia de hueco suficiente para poder realizar las conexiones necesarias a la válvula de desagüe evitando todo tipo de filtraciones, atascos y obstrucciones en la tubería.
Entre las principales ventajas que el cliente llega a obtener con la instalación de un plato de ducha en el baño destacan:
Una mayor seguridad: los platos de ducha al contar con una superficie antideslizante, evita que se produzcan resbalones, reduciendo de este modo los accidentes que puedan producirse en el baño.
Mayor accesibilidad: las duchas son colocadas justamente a ras del suelo, por lo que la entrada resulta muy sencilla y recomendable para aquellas personas de movilidad reducida.
Mayor espacio: el quitar la bañera permite ganar espacio dando al cuarto de baño una mayor sensación de amplitud. El espacio puede ser mejor aprovechado y colocarse un buen armario o un toallero.
Mayor comodidad: resulta mucho más rápido y cómodo el darse una ducha que el prepararse un baño. El plato de ducha permite un mayor ahorro en tiempo.
Mayor ahorro económico: usando el plato de ducha la factura del agua se verá considerablemente reducida. El llenar la bañera supone un gasto excesivo en el consumo de agua.
Consumo sostenible: el consumo del agua no solo afecta a la factura sino también al medio ambiente. El plato de ducha ayuda a hacer un uso del agua de un modo responsable y respetuoso.
Tras tomar la decisión de realizar el cambio de la bañera por un plato de ducha, es muy importante el contactar con una buena empresa de fontanería de confianza y profesional, la cual enviará a un fontanero para analizar y valorar la situación, sin coste alguno.
Hoy en día, una buena empresa de fontanería dispone de personal cualificado en ofrecer un servicio íntegro con unos acabados excepcionales.
Antes de comenzar las obras, la empresa de fontanería debe de facilitar al cliente un presupuesto cerrado, para evitar sorpresas de última hora.
Generalmente será necesario el realizar un cambio en parte de los azulejos, elegir el tamaño y estilo apropiado del plato de ducha y de la mampara.
Se puede optar por modelos ya prefabricados e incluso ser fabricados colocando el desagüe directamente en el suelo.
En el mercado pueden encontrarse diferentes platos de ducha, de diferentes dimensiones y formas, de ahí que el espacio sea clave a la hora de elegir un plato de ducha.
Platos de cuarto círculo o cuadrados: para espacios de menos de 3,5 metros cuadrados. Estos modelos de platos de ducha ocupan muy poco espacio por lo que pueden ser instalados en un baño pequeño o baño mediano, reservando más sitio a la zona de lavabo o inodoro.
Platos con forma rectangular: para baños de más de 3,5 metros cuadrados.
Entre los materiales pueden distinguirse cuatro tipos de platos de ducha:
Cerámica o gres: Resulta ser la solución más económica. Ofrecen una gran resistencia a los productos químicos. Sus principales desventajas son la dificultad en su instalación debido a su elevado peso y fragilidad.
Acrílico: Ofrece mayor resistencia a los golpes que la cerámica, una mayor superficie antideslizante y menor peso.
De carga mineral: Pueden instalarse a ras del suelo ya que son extraplanos. Tienen una mayor resistencia a los golpes, son antideslizantes, muy resistentes y antibacterianos.
De piedra natural: Compuestos de piedra, mármol o granito. De características muy similares a los de carga mineral, pero con menos resistencia a los golpes y un tacto más cálido.
Ante la decisión de un cambio de bañera por un plato de ducha, es preciso tener en cuenta los consejos ofrecidos por buen fontanero profesional del servicio que le informará sobre los diferentes modelos que uno puede encontrar en el mercado, asesorándole sobre el material a elegir para un mayor disfrute, siempre ajustándose a las necesidades del usuario.

Género al que pertenece la obra: Narrativa
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias