Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Viernes, 18 de septiembre de 2020

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

¿Cambios de hábitos alimenticios para la mejora de la salud?

¿Problemas de tracto digestivo? Por estos y otros muchos motivos acudir a una consulta nutricional resulta esencial.

El nutricionista es aquel profesional de la salud experto en alimentación, nutrición y dietética encargado de:

  • Planificar menús saludables y adaptados a la necesidades del paciente en las diferentes etapas de la vida
  • Prevenir patologías relacionadas con la alimentación
  • Gestionar la calidad y seguridad alimentaria
  • Tratamiento nutricional de enfermedades.


Gran parte de la población al escuchar la palabra nutricionista ya está pensando directamente en la dieta y pérdida de peso pero éstos no son los únicos motivos por los que acudir a la consulta de un nutricionista.
Para personas con problemas de diabetes o problemas psiquiátricos como puede ser la bulimia o anorexia nerviosa es recomendable la utilización de estos servicios, ya que el enfoque médico contribuye a la creación de una rutina de alimentación equilibrada la cuál aporta todos los nutrientes necesarios al paciente.
El nutricionista va a ayudar a elegir y a combinar aquellos alimentos que dependiendo de la situación física actual (vejez, adolescencia, embarazo, enfermedad con requerimientos especiales, lactancia) va a aportar los nutrientes específicos diseñando siempre un plan personalizado para lograr mantener o mejorar el buen estado de salud.
Algunas de las razones por las que ponerse en manos de un nutricionista es aconsejable son:
Necesidad en la ganancia, pérdida o mantenimiento de peso, cubriendo en todo momento las necesidades alimenticias para evitar provocar daños en la salud o presentar algún tipo de carencia nutricional.
En situaciones de embarazo o lactancia. El nutricionista ayudará a cubrir todas las necesidades de calorías, vitaminas y minerales con una dieta saludable adaptada a cada individuo.
En enfermedades relacionadas con el corazón, problemas renales, intolerancias, alergias, diabetes, cáncer, etc., el nutricionista clínico ayudará a mejorar la salud mediante cambios de hábitos alimenticios.
Problemas de tracto digestivo como puede ser la enfermedad de Crohn, colitis ulcerosa, el profesional de la salud ayudará a evitar la malnutrición mejorando la calidad de vida.
Desde la niñez pasando por todas la etapas de la vida hasta la vejez, el nutricionista ofrecerá asesoramiento nutricional, ayudando al paciente a llevar una dieta personalizada equilibrada tanto en los momentos de salud como de enfermedad.
Si el paciente es deportista, el nutricionista deportivo, le ayudará en la mejora del rendimiento y a conseguir sus objetivos  dependiendo del deporte que practique, siempre en colaboración con entrenadores deportivos para prevenir lesiones y ayudarles en su pronta recuperación.
Ayuda a interpretar el etiquetado nutricional, a escoger los alimentos más saludables, a intercambiar unos alimentos por otros que aporten nutrientes muy similares; es decir el nutricionista ayuda a saber como alimentarse de la forma correcta.
Es muy importante evitar las famosas dietas milagro así como también toda aquella información sin valor que uno puede encontrar en Internet esperando conseguir resultados increíbles.
Sea cual sea el objetivo a conseguir lo más aconsejable es ponerse bajo el asesoramiento de manos de profesionales, nutricionistas de la salud, los cuáles mediante tratamientos personalizados y adaptados según necesidades y situación, ayudarán al paciente a conseguir sus metas y propósitos sin ocasionar problemas a largo plazo ni dañar la salud.

Género al que pertenece la obra: Narrativa
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias