Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Lunes, 21 de septiembre de 2020

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

¿Como hacer para que te declaren insolvente?

Para muchas empresas el pedir dinero y tener deudas es una forma de aumentar la rentabilidad del negocio. La situación se complica cuando en esos nuevos negocios en lugar de dar la rentabilidad esperada  hacen perder dinero a la empresa, debiendo de buscar soluciones para poder afrontar la deuda.

Se consideran como prioridad aquellas deudas que puedan traer consecuencias legales. Si se trata de un caso extremo de insolvencia se puede tomar en cuenta la suspensión temporal de los pagos y buscar nuevas condiciones o medidas de emergencia financiera.
Si el negocio no puede hacer frente a las deudas, es tiempo de enfrentarse a la nueva realidad y declararse insolvente.
Gracias a la Ley de Segunda Oportunidad pensada para personas físicas, familiar y profesionales autónomos, pueden beneficiarse del perdón parcial o incluso total de las deudas y volver a empezar de nuevo, sin ningún tipo de cargas.
Durante todo el proceso de la Ley de la Segunda Oportunidad, el deudor no debe de pagar a sus acreedores, los intereses quedarán paralizados y no podrán interponerse procedimientos judiciales contra el deudor.
Para la tramitación de todo el proceso se aconseja la contratación de un abogado especialista en Derecho Financiero, con el que en primer lugar en el plazo de dos meses se tratará de alcanzar un acuerdo amistoso con sus acreedores, un acuerdo realmente viable que le permita vivir con dignidad. En todo momento se intentará evitar empeorar las condiciones de pago de las deudas aplicando al deudor comisiones o intereses abusivos.
A los prestamistas les interesa alcanzar un acuerdo de pago justo y viable que puede suponer el perdón de hasta la mitad de las deudas y el resto ser pagado en un plazo de hasta 10 años. Si el acuerdo amistoso con los prestamistas no se logra, las consecuencias que prevé la Ley de Segunda Oportunidad son el posible perdón del total de la deuda personal.
No todas las deudas pueden ser perdonadas en su totalidad, aquellas que están relacionadas con la Administración (Hacienda, Seguridad Social) el perdón es parcial, llegándose a conseguir el perdón de hasta el 70% de los intereses.
Salvo que haya un acuerdo amistoso el perdón de toda la deuda supone la cesión de todos los bienes y propiedades que no sean necesarios para continuar con la actividad profesional.
Los requisitos necesarios para que el deudor pueda acogerse a la Ley fundamentalmente son dos:
Que la persona deudora no tenga dinero ni bienes de suficiente valor para poder saldar sus deudas
Que el deudor no haya demostrado obrar de buena fe.
Para que la persona deudora pueda se considerada como un deudor de buena fe y pueda acogerse al perdón de la deuda debe de:

  1. haber intentado alcanzar un acuerdo extrajudicial con los acreedores
  2. que no haya sido declarado culpable en el concurso de acreedores, es decir que la deuda no haya sido provocada malintencionadamente por el propio deudor
  3. que el deudor no haya sido beneficiado por la Ley de la Segunda Oportunidad en los diez años anteriores a la petición del concurso de acreedores
  4. que el deudor no haya rechazado una oferta de empleo en los cuatro años anteriores a la petición del concurso
  5. que en los diez años anteriores no haya sido condenado por delitos con Hacienda Pública, Seguridad Social, falsedad documental, etc.


Una vez que todo el proceso se da por finalizado y la deuda es perdonada, la persona deudora no debería de permanecer en los registros de morosidad.
Pero ¿puede revocarse o retirar el perdón de las deudas?
Pasados 5 años el perdón de la deuda es definitivo auque puede ser revocada si en los 5 años posteriores a la concesión del perdón el deudor tiene un golpe de suerte y le toca la lotería o recibe una herencia de una gran cantidad de dinero..
El propósito de esta Ley es el garantizar la continuidad del negocio, la subsistencia de las personas, por lo que el deudor puede seguir trabajando normalmente ya sea por cuenta propia o cuenta ajena.

Género al que pertenece la obra: Narrativa
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias