Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Sábado, 31 de octubre de 2020

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

Diferencias entre tarifa flotante y parquet

Si desea conseguir un hogar más cálido y acogedor de la manera más económica y práctica, cambiar el suelo actual de la vivienda por un suelo laminado es la mejor de las opciones.

El suelo laminado es una excelente alternativa al suelo de madera, muy económico y fácil de instalar sobre el antiguo pavimento de la vivienda o local comercial.
La gran variedad de acabados no solo permite imitar con un excelente realismo a la madera natural sino también a otro tipo de materiales como gres, cemento, hormigón. Se integra en cualquier estilo decorativo y en cualquier estancia de la casa: cocina, baño, salón, dormitorios…, garantizando máxima resistencia y confort.
 
Instalar suelos laminados no son todo ventajas, también existen una serie de usos o prácticas que pueden reducir la vida útil de este tipo de suelo.
La gran variedad de estilos y diseños junto con su fácil instalación son las ventajas más conocidas, pero existen otras que no lo son tanto cómo:
Opción muy duradera: los pisos laminados tienen una larga durabilidad, puede hablarse de hasta 50 años de garantía. Esto se debe a la gran calidad del tablero de alta densidad con el que cada lama de suelo laminado es fabricado y a la capa protectora exterior.


Fácil instalación: el suelo laminado es mucho más fácil de instalar que cualquier otro tipo de pavimento.
Puede ser instalado sobre muchas clases de pavimentos: no es preciso tener un determinado suelo para realizar la instalación de suelo laminado, será suficiente con que esté nivelado y seco. Puede ser instalado sobre madera, vinilo, granito, etc. La instalación al no estar fijada al subsuelo, es decir al ser una instalación flotante se ejecuta de manera rápida.
Son realmente baratos: si se compara con otro tipo de suelos, los laminados son de las opciones más económicas, aunque es cierto que existen diferentes calidades y precios.


Amplio abanico de diseños: es muy fácil encontrar diseños que imiten a madera, baldosas, etc.
Periodos de garantía muy amplios: el periodo de garantía se cumple siempre y cuando el uso sea el recomendado y cuya instalación haya sido la correcta.
Fácil mantenimiento y limpieza: una simple aspiradora o mopa es suficiente para el mantenimiento diario del laminado. Para una limpieza mas a fondo lo más recomendable es utilizar una fregona con poca agua y productos neutros, y siempre sobre una superficie limpia.
Producto ecológico: se trata de un producto respetuoso con el medio ambiente puesto que su fabricación está realizada con madera.
Es bien sabido que no existe un material 100% perfecto, por lo que instalar laminado en la vivienda también tiene sus inconvenientes, que son fácilmente salvables si en todo momento se respetan las recomendaciones y usos que describe el fabricante:
Aunque gracias a los avances está permitido la instalación en cocinas y baños no resulta nada recomendable en zonas del exterior o en zonas donde existe una humedad excesiva como puede ser una sauna. El problema está en que el pavimento no se seca de la manera correcta y la humedad se filtra ocasionando importantes problemas.
No es posible repararse: ante un arañazo, golpe, se astilla una lama o se deteriora una lama, será preciso sustituir. La ventaja es que la sustitución resulta mucho más barata que con cualquier otro suelo por ejemplo si se trata de un suelo de cerámica o el acuchillar un parquet.
Es muy importante elegir un suelo con la resistencia adecuada. Para ello es fundamental pensar en que estancia va a ser colocado y quiénes la van a utilizar (niños, ancianos…).  
En función de las necesidades específicas de cada individuo y la intensidad de uso es posible elegir entre las diferentes series de suelo laminado: serie Basic, serie Medio, serie Forte, serie Intenso, serie Intenso Plus (recomendada para comercios).
Entre los colores tendencia destacan los blancos, grises y beiges, aunque existe una amplia variedad de colores en función del estilo que desee brindar a la estancia:

  • Los colores claros aportan luminosidad, sensación de amplitud.
  • Los colores grises encajan en cualquier ambiente, son muy prácticos y se caracterizan por su magnetismo.
  • Los beiges dan protagonismo a la madera, combinan a la perfección con todos los estilos.
  • Los tonos oscuros ofrecen calidez y un toque de distinción.
  • Los tonos rojizos crean un espacio muy especial, aportan calidez y exotismo.
  • Los tonos naturales  recrean la madera ofreciendo un estilo más rústico, etc.


Consiga un hogar mucho más cálido y confortable de la forma más económica y práctica con la instalación de un suelo laminado

Género al que pertenece la obra: Periodismo literario
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias