Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Jueves, 7 de julio de 2022

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

¿Que tipos de despidos hay?

Se considera despido a la decisión tomada por parte del empresario de poner fin a la relación laboral existente con el trabajador. Es una de las maneras de dar por finalizado el contrato laboral (contrato de trabajo indefinido, contrato de trabajo temporal, contrato para la formación y aprendizaje, contrato en prácticas), tal y como determina el Estatuto de los Trabajadores. Existen tres diferentes tipos de despido según la Ley con sus diferentes motivos y requisitos: Despido Objetivo, Despido Disciplinario y Despido Colectivo o Ere.

Tipos de despidos

Se considera despido a la decisión tomada por parte del empresario de poner fin a la relación laboral existente con el trabajador. Es una de las maneras de dar por finalizado el contrato laboral (contrato de trabajo indefinido, contrato de trabajo temporal, contrato para la formación y aprendizaje, contrato en prácticas), tal y como determina el Estatuto de los Trabajadores. Existen tres diferentes tipos de despido según la Ley con sus diferentes motivos y requisitos: Despido Objetivo, Despido Disciplinario y Despido Colectivo o Ere.

Despido Objetivo

Entre las principales causas objetivas de despido destacan: Ineptitud ya conocida o sobrevenida de trabajador. La ineptitud sobrevenida se produce cuando después de haberse producido el contrato se comprueba que no es apto para realizar su trabajo ya sea por falta de conocimientos, causas físicas o psíquicas, etc. El trabajador es incapaz de adaptarse a las modificaciones técnicas realizadas por la empresa. Causas económicas, organizativas o productivas de la empresa.

 

Los principales requisitos: Comunicación de la empresa al trabajador de los motivos de despido mediante una carta de despido. La empresa debe de poner a disposición del trabajador de manera simultánea la indemnización correspondiente. El trabajador despedido debe de ser informado por el empresario con un plazo de preaviso de 15 días, a contar desde la entrega de la carta de despido, hasta el día en que el contrato se de por finalizado.

Despido Disciplinario

Entre las principales causas del Despido Disciplinario destacan según el Estatuto de Trabajadores: Faltas repetidas y de manera injustificadas al trabajo, así como la puntualidad al mismo. Falta de disciplina y desobediencia en el trabajo. Insultos verbales, agresiones físicas ya sea al empresario o personas compañeras del trabajo, e incluso familiares que convivan con ellos. Menor rendimiento del trabajo pactado. Toxicomanía, embriaguez de manera continuada que repercuta de manera negativa al trabajo. Acoso a otros trabajadores pro motivos religiosos, de raza, sexo, discapacidad, etc.

 

Entre los requisitos del Despido Disciplinario: Notificación por escrito al trabajador del motivo del despido, mediante una carta de despido. La notificación se realizará de forma fehaciente: burofax, entrega en mano, vía notarial… Si el trabajador despedido es representante legal de los trabajadores, antes de la entrega de la carta de despido, se abrirá un expediente sancionador. Si el trabajador despedido está afiliado a un partido, el empresario ha de escuchar a los delegados sindicales antes de hacer entrega de la carta de despido.

Despido Colectivo o ERE

Si la cantidad de trabajadores despedidos es significativo en relación con la cantidad total de trabajadores, el empresario puede poner fin a la relación laboral por: Motivos económicos: la empresa sufre pérdidas económicas actuales o de manera prevista, o por disminución de ingresos o ventas. Motivos técnicos: la empresa hace uso de nuevas tecnologías y necesita prescindir de mano de obra de los trabajadores. Motivos organizativos: en la empresa se producen cambios en los sistemas y métodos de trabajo. Motivos de producción: aparecen nuevos cambios en la demanda de los servicios o productos a colocar en el mercado.

 

Los requisitos en un Despido Disciplinario: Notificación de manera fehaciente de la empresa a los trabajadores o representantes, su propósito de comenzar todo el proceso de despido colectivo. Comunicación fehaciente por parte de la empresa a los representantes de los trabajadores y autoridad laboral competente, del inicio de consultas. La empresa ha de comunicar a la autoridad laboral el resultado del período de consultas. Notificación a los trabajadores afectados de los despidos, de manera individualizada. Si el trabajador no está de acuerdo con la decisión de despido que ha tomado la empresa, podrá reclamar o impugnar ante los Tribunales, que según el caso lo calificarán de: despido procedente, despido improcedente o despido nulo.

Género al que pertenece la obra: Narrativa
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias