Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Jueves, 7 de julio de 2022

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

¿A que se dedica un abogado inmobiliario?

¿Conflictos o disputas entre vendedor y comprador a la hora de realizar la compraventa de un inmueble, así como problemas con Ayuntamientos, empresas…?

Para evitar este tipo de situaciones y que la compraventa no quebrante la legalidad  se aconseja solicitar el asesoramiento jurídico de un profesional del tema en cuestión, un buen abogado inmobiliario, qué será quién compruebe todos los aspectos jurídicos concernientes a la propiedad que se desea comprar o vender.


Ponerse en manos de un buen abogado especializado en el sector inmobiliario, especialmente ante operaciones inseguras y difíciles, facilita la operación compraventa evitando además muchos rompimientos de cabeza y siempre garantizando plena legalidad.
El abogado inmobiliario será el encargado de:

  1. Analizar la situación del inmueble: estado de la construcción, hipoteca, situación urbanística, etc.
  2. Asesoramiento en toda clase de papeleos, reclamaciones, informes periciales…  
  3. Asesoramiento sobre procesos judiciales relacionados con el inmueble como herencias, desahucios, divorcios, separaciones,

 ¿Puede venderse un inmueble que se encuentre hipotecado? La respuesta Sí, sí puede venderse un inmueble hipotecado.
Que una finca, casa, piso, apartamento se encuentre hipotecado, no impide que pueda venderse y además puede hacerse sin contar con la autorización de la entidad bancaria o acreedor hipotecario.
Realmente la venta de un inmueble hipotecado es un proceso mucho mas normal de lo que uno cree, sobre todo en pisos de segunda mano.


No obstante, el comprador del inmueble hipotecado ha de ser consciente de que dicha compra la realiza junto con la hipoteca, gravamen que irá junto al bien hasta que la hipoteca quede cancelada.


El poner en venta un inmueble hipotecado es visto por futuros compradores  como una gran oportunidad, puesto que el precio de compra es mucho menor que una vivienda libre de cargas o vivienda nueva.
Además el comprador se ahorra todos los gastos de comisión de apertura al mismo tiempo que el vendedor se desprende de una vivienda o inmueble con hipoteca, sin realizar ningún pago por gastos de cancelación.


Puede suceder que el banco no de su visto bueno ante el nuevo comprador, siendo posible realizar un contrato de deuda, que consiste en el pago mensual de la hipoteca por parte del comprador al vendedor.
En ocasiones por motivos de traslado, cambio de trabajo surge la necesidad de comprar una nueva vivienda con hipoteca, a la vez que se intenta vender la otra vivienda hipotecada para así invertir el dinero obtenido de la venta en la nueva compra.


Es entonces cuando aparece la llamada hipoteca puente opción que va a facilitar el pago de las 2 hipotecas.
En la contratación de la llamada hipoteca puente, el banco ofrece la posibilidad de unificar las dos hipotecas, es decir pagando una sola cuota mensual cuya cuantía es menor que si el pago de hipoteca se realizase por separado.
Es importante tener presente que existe un requisito primordial a cumplir y es la obligación que tiene la persona hipotecada de vender el primer inmueble hipotecado en un plazo que va desde los 6 meses hasta los 5 años.


Realizada la venta del inmueble, la primera hipoteca y la hipoteca puente quedan canceladas, pasando solo a efectuar los pagos de la segunda hipoteca con sus pagos correspondientes.


Aunque la opción más deseable a la hora de vender un inmueble hipotecado es venderla por un precio superior al de la deuda, no siempre es posible.
Es importante elegir el momento adecuado para formalizar la venta así como contar con el asesoramiento de un buen profesional del servicio, que informe de todos los pasos a seguir, puesto que se trata de una situación con riesgos.

Género al que pertenece la obra: Narrativa
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias