Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Jueves, 7 de julio de 2022

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

¿Cómo ha de tramitarse una herencia, al momento del fallecimiento de una persona?

En primer lugar, en cuánto a los trámites a realizar es importante tener en cuenta:

  • Si la persona fallecida ha dejado o no ha dejado testamento
  • El grado de parentesco  que el heredero tiene con el fallecido.


El en caso de resultar heredero,  existen una serie de pasos hasta recibir la herencia:
En primer lugar, la persona heredera ante el Registro Civil, debe de solicitar el Certificado Literal de Defunción. Se recomienda solicitar más de un certificado.
Si no se conoce la existencia de un testamento, debe de solicitarse un Certificado de Registro General de Actos de Ultima Voluntad, en el aparecerán todos los testamentos realizados por el fallecido a lo largo de la vida.


Es posible que la persona fallecida hiciese testamento en su día, esto nos indica que uno se encuentra ante una herencia testamentaria. Esto significa que derechos y bienes van a ser repartidos conforme el fallecido lo haya reflejado en el propio testamento siempre que se respete la legítima.
Pero ¿qué es la legítima? La legítima es la parte de la herencia que la ley reconoce a los herederos legítimos o  forzosos.


Es importante comprobar si el fallecido en su día había contratado una póliza de seguro de vida, por lo que también debe de solicitarse un Certificado del Registro de Seguros con cobertura de fallecimiento


Puede suceder que en el momento de la obtención del Registro General de Actos de Última Voluntad, se compruebe que el propio fallecido no hubiese hecho testamento, por lo que uno se encuentra ante una herencia bitestada o ab intestato, en la que el Notario o Juez, será quién declaré quienes son los herederos.


Si la persona fallecida estaba casada y ha dejado viudo a viuda, descendientes o ascendientes, será el propio notario el que haga dicha declaración; en caso contrario será el Juez.


Con respecto a la herencia, los herederos tienen dos opciones:

  • Pueden aceptarla, lo implica afrontar todo los derechos y obligaciones de dicha herencia
  • O rechazar la herencia; porque el heredero considera que no le beneficia para nada.


En el momento de aceptar una herencia se genera el llamado impuesto de sucesiones, obligación que tienen los herederos de pagar este impuesto al aceptar la herencia.
Este impuesto varía dependiendo de la ciudad en que la persona fallecida haya pasado los últimos 5 años de su vida. Es importante saber que cada comunidad autónoma, tiene un sistema impositivo diferente.


La cuantía del impuesto de sucesiones depende de:

  • Parentesco que el heredero tiene con la persona fallecida: cuanto más cercano es el parentesco, menor es la cuantía a pagar.
  • A mayor valor de bienes que reciba el heredero, mayor es le valor a pagar.


Exista o no exista testamento, el impuesto de sucesiones debe de pagarse Sí o sí; y es aplicable a todas las herencias.
El heredero tiene un plazo de 6 meses desde la fecha de fallecimiento del causante, para realizar el pago del impuesto de sucesiones. También existe la posibilidad de solicitar una prórroga para formalizar el pago la cuál irá acompañada de unos intereses de demora.


No obstante a la hora de elaborar un testamento para un reparto de bienes lo más justo posible;  o ante cualquier tipo de herencia, resulta recomendable consultar con un buen abogado experto en herencias y testamentos, que resuelva toda clase de dudas.

Género al que pertenece la obra: Narrativa
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias