Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Jueves, 18 de agosto de 2022

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

Como elegir un sofá

Aquí te contamos algunas de las claves para elegir el sofá perfecto.

DIMENSIONES

Cuando compremos sofás, debemos tener en cuenta el espacio por el que disponemos, y las medidas que tiene el salón. La anchura ideal de un sofá es de entre 1,5 y 2 metros, y la profundidad debe ser de unos 80 cm. Dependiendo de la forma y el tamaño de la habitación, podremos elegir un sofá de mayor o menor tamaño. Por ejemplo, si el salón es muy grande, podremos escoger un sofá de 3 metros de anchura, y así crear un ambiente más acogedor.

DISPOSICIÓN

También debemos tener en cuenta la disposición de los asientos, que pueden ser en forma de U, L, C, etc. Si queremos que el sofá se convierta en un rincón de lectura o de descanso, lo ideal es que esté ubicado en una esquina de la habitación. Si el salón es muy grande, podremos colocar varios sofás en diferentes zonas.
MATERIALES
La elección del material es otra clave a tener en cuenta. En la actualidad podemos encontrar sofás de diferentes materiales, como el cuero, la tela, el polipiel, etc. Los sofás de piel son los más resistentes y duraderos, y se pueden limpiar fácilmente con un paño húmedo. Los sofás de tela son menos resistentes, pero son más livianos y fáciles de transportar.

COMODIDAD

Otro factor clave a la hora de elegir sofás es la comodidad. Los sofás deben ser cómodos, ya que vamos a pasar mucho tiempo sentados en ellos. Es importante que el asiento y el respaldo sean anchos y acolchados, para que nos resulten muy cómodos.
ESTILO
Por último, también es importante que el sofá se adapte al estilo de la decoración de la habitación. Los sofás de piel son más clásicos y están más en consonancia con un estilo tradicional, mientras que los sofás de tela son más modernos y minimalistas.
Preferiblemente, el sofá debe estar ubicado en una esquina o en un lugar cercano a una ventana, para que reciba luz natural. Si nuestro salón tiene una forma rectangular, resulta recomendable colocarlo en uno de los extremos, de forma que quede espacio libre en el centro. Si el salón tiene una forma más ovalada, el sofá puede ubicarse en cualquier parte.
Si el sofá tiene dos asientos, será suficiente para una persona, mientras que para dos, es mejor optar por un sofá de tres sitios. Si el salón es amplio, podemos colocar un sofá de cuatro asientos o incluso más, ya que esto nos permitirá invitar a nuestros amigos a pasar un rato cómodamente.
Otra cuestión a tener en cuenta es el color. Si el salón es pequeño, es mejor evitar colores demasiado llamativos y optar por tonalidades claras, que le den luminosidad. Si el salón es grande, podemos permitirnos colores más fuertes.
En cuanto a los materiales, el cuero es el que proporciona el mayor confort, pero también es el que requiere el mayor cuidado. Si no tenemos tiempo de limpiarlo a diario, es mejor optar por un sofá de tela, que es más fácil de mantener.
Por eso, antes de comprar un sofá, deberíamos plantearnos las siguientes cuestiones:
¿Cuántas personas vamos a usar el sofá a la vez? ¿Cuántas veces al día?
¿Necesito un sillón cómodo para ver la tele?
¿O prefiero un sofá más grande y cómodo para descansar?
¿Qué estilo de decoración prefiero?
Si tenemos niños en casa, ¿necesito un sofá que sea seguro?
Si dispongo de poco espacio, ¿un sofá convertible podría solucionar mi problema?
Dimensiones
Las dimensiones son importantes, ya que el sofá debe caber en el espacio que hay disponible. Por ejemplo, si el salón es pequeño, quizás sea mejor elegir un sofá de dos plazas en lugar de uno de cuatro.
Forma
La forma del sofá también es importante, ya que influye en su aspecto y en cómo nos sentamos. Por ejemplo, si el salón tiene una estética moderna, un sofá de forma simétrica será más adecuado que uno de formas atípicas.
Tamaño
El tamaño del sofá es otro factor a tener en cuenta. Si el salón es grande, podemos elegir un modelo más grande, pero si es pequeño, quizás sea mejor optar por un sofá de poco tamaño.
Materiales
También es importante escoger un sofá que esté hecho con materiales de calidad, ya que así será más resistente y durará más.
Por último, antes de comprar un sofá, es importante que lo pruebes para comprobar que es cómodo. Si no estás seguro, pide ayuda a un interiorista.
Sofá clásico
En cuanto a la forma, podemos elegir un sofá clásico, que tiene una estructura rectangular, o los sofás de dos plazas, de tres plazas y de cuatro plazas. Los sofás de dos plazas son ideales para espacios reducidos, los de tres plazas son perfectos para salones de tamaño medio y los de cuatro plazas para salones grandes.
En cuanto a la disposición, podemos colocar el sofá contra la pared, en el centro de la habitación o en una esquina. Según el espacio que tengamos, podremos elegir un sofá de dos plazas, un sofá de tres plazas o un sofá de cuatro plazas.
Sofá moderno
Por otro lado, si queremos un sofá moderno, tenemos que tener en cuenta que es de líneas más sencillas y que podemos elegir un sofá de dos plazas, de tres plazas o de cuatro plazas, según el espacio que tengamos.
En cuanto a la disposición, podemos colocar el sofá en el centro de la habitación o en una esquina. Según el espacio que tengamos, podremos elegir un sofá de dos plazas, un sofá de tres plazas o un sofá de cuatro plazas.
¿Qué uso le daremos al sofá?
Aparte de las dimensiones y de la disposición, otro aspecto a tener en cuenta a la hora de elegir un sofá es el uso que le daremos. Según el uso, podemos elegir un sofá cerrado, que tiene el respaldo y los brazos tapizados, un sofá abierto, que tiene el respaldo y los brazos sin tapicería, o un sofá convertible, que se puede convertir en cama.
Sofá cerrado
Un sofá cerrado es ideal para aquellas personas que quieren descansar y leer, ya que tiene el respaldo y los brazos tapizados, que dan mayor confort.
Sofá abierto
Un sofá abierto es ideal para las personas que quieren descansar y ver la televisión, ya que tiene el respaldo y los brazos sin tapicería, que permiten tener mayor libertad de movimiento.
Sofá convertible
Un sofá convertible es ideal para aquellas personas que quieren tener una cama en casa, ya que se puede convertir en cama.

Género al que pertenece la obra: Narrativa
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias