Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Domingo, 23 de enero de 2022

Inicio | Secciones | ¿Quiénes somos? | Equipo E-Innova | ¡Publica con nosotros! | Revistas culturales

TEST DE RORSCHACH

Las 10 láminas del test de Rorschach, de la 1 a la 10 de izquierda a derecha y de arriba a abajo.

"...  -Empecemos: aquí tiene usted la primera lámina.

       Alicia la estudió.

       -¡Es un ángel con las alas plegadas, quieto;  y sus pies descansan en una nube!

       En la segunda lámina, Alicia vio un árbol de Navidad con múltiples regalos y velas, y lucecitas encendidas colocadas arbitrariamente... pero con sentido armónico.

       En el tercero, dos cachorros de perro frente por frente, olfateándose los morros.

       En el cuarto, un tiesto de cerámica valenciana con azaleas florecidas. En los siguientes, el océano fotografiado desde el borde de una playa y dos veleros idénticos cerca del horizonte; una ánfora griega; dos gatos de angora; un sauce; dos cabezas siamesas, unidas por el cráneo y fumando en pipa; y por último una caracola de las que, si se aplica al oído, se oye el murmurio lejano y misterioso del mar.

       -¿Usted no ve lo mismo que yo?

       -¡Nadie ve lo mismo, Alicia!

       -No lo entiendo...

       -Le leeré las respuestas de ‹‹A›› y ‹‹B››, respecto a las mismas figuras: el primero un enfermo con gran tendencia a la agresividad y ‹‹B›› una mujer con manías de grandeza y obsesiones sexuales. Lo que usted ha visto como un ángel, ‹‹A›› lo vio como Drácula, con los pies en un charco de sangre, y ‹‹B››, una diadema de la corona imperial; su árbol de Navidad, para ‹‹A›› es un cuchillo de monte apuntado hacia arriba y sus velas encendidas salpicaduras de sangre; para ‹‹B››, en cambio, era el estandarte de un ejército victorioso. Sus inocentes cachorrillos, para ‹‹A››, eran dos hombres amenazándose, y para B dos lesbianas besándose. Sus siameses fumando en pipa, para ‹‹A››, son dos duelistas de espaldas, con los revólveres preparados, esperando que el juez los mande separarse, andar unos pasos, volverse y disparar; para ‹‹B›› una postura erótica, que ella denomina "amor en tornillo", descrito, según ella, en el Kama-Sutra..."

 (Luca de Tena, T. 1995: Los renglones torcidos de Dios. Barcelona, Editorial Planeta S.A.)

 

Ha sido este libro el que me ha hecho interesarme en cierto ámbito por la psicología, y en este caso me gustaría  hablar sobre el Test de Rorschach, el cual da importancia a la imaginación y creatividad de cada persona, conceptos únicos en cada individuo.

Esta técnica  fue diseñada por el psiquiatra y psicoanalista suizo Hermann Rorschach en 1921. La idea surge porque a Rorschach le gustaba pintar y en su clínica tenía algún cuadro hecho a base de manchas. La gente siempre que los veía decía que eso se parecía a algo y Rorschach decidió realizar un análisis de las personas a través de estas manchas. Lo que vea cada persona en esas láminas revelará rasgos de su carácter y su personalidad.

Después de laboriosos ensayos, Rorschach seleccionó 10 láminas para la prueba, en cada una de las cuales aparece una mancha de tinta simétrica de modo especular. Cinco de ellas son acromáticas, y las otras cinco cromáticas, de las cuales dos son bicolores y tres multicolores; las manchas son tan irregulares que permiten innumerables interpretaciones.

 

ADMINISTRACIÓN

La prueba es adecuada para personas de cinco años en adelante, aunque generalmente se aplica en adultos. La forma de administración consta de dos fases; en el primero se presentan las láminas de forma individual y en orden numerado y se solicita la interpretación bajo preguntas como: "¿a qué se parece esto?, ¿qué podría ser?, dígame lo que puede representar..." El examinador (que por cierto necesita un título especial para realizar este test) lo registra absolutamente todo, tiene que recoger la máxima información, desde el tiempo que tarda el paciente en dar la respuesta, gestos, comentarios, expresiones, silencios, hasta la propia respuesta. Después comienza la segunda fase, donde el examinador vuelve a mostrar las tarjetas una por una preguntando qué características de las tarjetas determinaron sus respuestas, para determinar qué aspectos jugaron un papel importante en la creación de la respuesta. Una vez recogidos todos estos datos hay que clasificar cada una de las respuestas.

 

CLASIFICACIÓN DE LAS RESPUESTAS

Localización: corresponde a la parte de la lámina que se utilizó para dar la respuesta. Se puede encontrar en toda la mancha, en una pequeña parte, en detalles raros, incluso en los espacios en blanco.

Determinantes: qué aspectos o cualidades de la mancha determinaron la elaboración de la respuesta. Puede ser adecuado o inadecuado si se adapta a la realidad formal de la mancha o no. También se tiene en cuenta el color, el movimiento, la textura...

Contenido: En general se incluyen ciertas áreas como figuras humanas y animales, detalles de los mismos, partes anatómicas, objetos, órganos sexuales, plantas, geografía, naturaleza...

Frecuencia: si la respuesta es popular por lo común de su ocurrencia o es original. Para Rorschach las populares eran dadas una vez cada tres registros en población normal; en cambio las originales eran dadas una vez en cien protocolos.

 

ELABORACIÓN DEL PSICOGRAMA

Después de la clasificación se conforma el psicograma, la principal base de la interpretación. Son los resultados del test, estos se contrastan con lo ya estipulado, con los resultados ya establecidos en torno a la norma (lo que se estipula que ya es lo normal) para así ver la diferenciación de cada persona. En este test se han hecho análisis estadísticos para comprobar que es lo que se sale de la norma, en este caso en la faceta de la personalidad.

El test de Rorschach está dentro de lo que se denomina técnicas proyectivas, un tipo de técnicas que se emplean para personas en las cuales no se puede averiguar cómo es su personalidad; se ven muchas facetas de la personalidad que no son capaces de expresar correctamente.

 

CONCLUSIONES

 

Por una parte pienso que la realización de este test está muy condicionado por las vivencias y experiencias de cada persona, obvio, y de ahí que pueda ser tan igual o tan diferente en unas personas o en otras, si desde pequeño has estado acostumbrado a recibir información de todo tipo, museos, pinturas, dibujos, montaña, mar, paisajes, naturaleza, animales, lecturas, películas... tendrás más facilidades creativas que alguien que no haya vivido lo mismo, por lo que puede que veas en la mancha algo que otra persona sea incapaz de ver. Las personas nos formamos por todo lo que nos rodea y el test de una manera u otra saca esos rasgos de tu personalidad, conforme más acumulamos más abiertas son las posibilidades...

Mi dilema es... estas respuestas se han estandarizado en torno a "lo normal", lo que un porcentaje mayoritario de personas ve,  pero creo que hay que diferenciar bien lo que es un problema con la creatividad. Por ejemplo, alguien puede estar muy influenciado porque de pequeño hizo un viaje a África que le impactó, entonces le enseñan una mancha y ve un negrito comiéndose un trozo de pan. El test puede interpretar que tienes ¿depresión?. ¿Hasta qué punto se puede demostrar que una personalidad es más errática o menos que otra en función de las respuestas? dado que hay gente con respuestas muy creativas por sus vivencias o por como se sienta ese día en concreto.

Salirse de lo normal estipulado no significa ni mucho menos estar "loco" o tener un problema. Muchas veces cuando hacemos algo en lo que el resto de la sociedad no está acostumbrado ya te tachan de loco, cuando en realidad estás viendo/haciendo algo de una manera diferente.

La psicología estipula que cuando te sales de lo que se considera normal, lo que se podría decir locura, solo significa un problema cuando eso te hace sufrir. Quiere decir que en realidad no existe un límite ni físico ni psicológico que diferencie la cordura de la locura, estos límites en cambio son estipulados por la sociedad y o la norma, lo que se considera "normal". No obstante, nunca suponen un problema cuando no existe sufrimiento ni daño para uno propio o para los demás. De todas formas este test no trata de diagnosticar un problema, sino de comprobar cómo y quién eres, saca partes profundas de la personalidad.

 

BIBLIOGRAFÍA

 

Moreno Roset, Carmen. 2003: Evaluación Psicológica. Concepto, proceso y aplicación en las áreas del desarrollo y de la inteligencia. Madrid, Editorial Sanz y Torres S.L.

 

 

Bookmark and Share


Logotipo de la UCM, pulse para acceder a la página principal

Copyright © 2017 E-Innova

ISSN: 2172-9204