Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Viernes, 3 de diciembre de 2021

Inicio | Secciones | ¿Quiénes somos? | Equipo E-Innova | ¡Publica con nosotros! | Revistas culturales

Entrevista a José Javier Hombrados

José Javier Hombrados Ibáñez nació en abril de 1972 en Madrid. Es portero de balonmano del BM Atlético de Madrid, con el cual participa en la Liga ASOBAL. También es uno de los componentes de la Selección Española de Balonmano con más internacionalidades en su haber.

 

Después de 19 años vuelve el balonmano de más alto nivel a Madrid, y por ello agradecemos al portero del BM Atlético de Madrid y la Selección Española, José Javier Hombrados, que nos conceda esta entrevista. Y es que tras tantos años... ¿se había olvidado el balonmano en Madrid?

No, por supuesto que no, pero es evidente que Madrid ha aprovechado esta oportunidad, ayudado por el Club Atlético de Madrid, y va a ayudar mucho a que el equipo de balonmano del Atlético de Madrid sea una importante referencia para los aficionados y practicantes de Madrid.

En general, a nivel nacional, el deporte rey es el fútbol y parece que en muchas ocasiones este deporte eclipsa a todos los demás. Por otra parte, todos hemos sido testigos del calor de la grada del BM Ciudad Real y del Atleti. Entonces, ¿puede el balonmano llegar a generar tanta expectación?

Hombre, es realmente complicado eclipsar al fútbol, nosotros no pretendemos hacerlo, lo único que queremos es tener una afición fiel, y lógicamente con muchos menos tenemos suficientes para dar calor en los partidos, y por supuesto hay momentos puntuales que si que además de nuestros fieles, arrastramos a más gente. ¿A quién no le gusta ver un gran partido de cualquier deporte, aunque no sea aficionado?

Existen colegios que tratan de enseñar a sus alumnos desde pequeños los fundamentos del balonmano pero sin llegar a despertar, a lo mejor, ese interés por este deporte, cosa que años atrás sí ocurría. ¿Se le ocurre algo para incentivar su práctica entre los jóvenes?

Ojala. Yo creo que debemos mejorar a nuestros técnicos y darles mayores recursos para que pudieran dedicar más tiempo a nuestros jóvenes. Hoy en día los técnicos no están pagados y creo que es donde más hincapié debemos poner, para que luego esos técnicos sea capaces de afianzar esos equipos, que con el tiempo darán grandes rendimientos.

Hablemos de José Javier Hombrados. ¿De dónde viene su interés por el balonmano?

La realidad es que mi interés inicial fue simplemente el interés de un niño en hacer un deporte, que comenzó con el baloncesto, pero por circunstancias me obligó a cambiar a balonmano y hasta hoy, en mi casa no había ninguna tradición.

Suponemos que no debe ser fácil jugar de portero en un deporte tan intenso y de llegadas a puerta tan continuas. ¿Cómo comenzó a jugar en esta posición?

Pues la verdad es que he sido portero desde el principio, y nunca llegue a probar de jugador, a mi me gustaba hacer de portero de fútbol y solía jugar con mi padre. Así que cuando llegue al balonmano seguía jugando de portero, y al principio me tiraba como un portero de fútbol hasta que fui aprendiendo la técnica del portero de balonmano.

Además, en este deporte, los porteros suelen irse a casa con numerosos goles encajados (por lo menos entre 20 y 30) tras cada partido. ¿Cómo se puede llevar una carga así? ¿Qué siente al tener que recoger la pelota tantas veces del fondo de la red?

Bueno es algo normal, forma parte de mi trabajo y de este deporte, aunque como existe el saque rápido, algunas veces te marcan el gol y sacamos de centro en 5 segundos, pasa todo muy rápido. El recoger el balón tantas veces es lo de menos, pero también es cierto que nuestra participación es mucho más intensa que en otros deportes.

También tenemos curiosidad por saber cómo puede un portero superar el miedo a los pelotazos. ¿Cómo hizo usted para no tener ese "miedo" a los golpes? Aún así, ¿alguna vez siente ese "miedo" hoy en día?

Todos aprendemos de pequeños y cuando dominas tu trabajo, lógicamente no tienes miedo, nos enfrentamos a grandes jugadores que tienen una gran precisión en su lanzamiento, por lo tanto es difícil que te den porque su objetivo es meter gol, miedo nunca pasas. En donde tenemos más cuidado es en los entrenamientos, donde es más fácil que el jugador pruebe otro tipo de lanzamientos y en ese momento puedes recibir algún golpe, pero a veces somos capaces de evitarlos.

Antes de llegar a jugar a nivel de profesional, ¿se planteó alguna vez dejar este deporte o tirar la toalla?

No, aunque mi madre me chantajeaba en quitarme el balonmano si no aprobaba, luego tienes momentos malos, pero personalmente me gusta tanto que luchas por levantarte para superar esos momentos.

A lo largo de su carrera, ¿qué ha sido lo más sacrificado y lo qué más satisfacción le ha causado?

Lo más duro es siempre volver a entrenar al día siguiente de perder una gran final, y desgraciadamente tengo más de un momento de este tipo, y eso es lo más sacrificado.

El momento que mas satisfacción me ha dado, es difícil elegir uno, porque han sido muchos, para mí todos los títulos forman parte de esos momentos, pero la medalla de Campeones del Mundo de Túnez 2005, creo que ha sido uno de los más grandes.

¿Podría hacer una reflexión final para los lectores de la revista E-innova?

Pienso que el deporte debe ser uno de los pilares de la educación, y el gobierno debe colaborar con esto, y por supuesto que el deporte siga siendo importante dentro de las universidades, porque los valores que aporta el deporte creo que son fundamentales hoy en día en nuestra sociedad, creo que de esta forma mejoraría mucho el comportamiento del país en general.

Bookmark and Share


Logotipo de la UCM, pulse para acceder a la página principal

Copyright © 2017 E-Innova

ISSN: 2172-9204