Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Martes, 20 de octubre de 2020

Inicio | Secciones | ¿Quiénes somos? | Equipo E-Innova | ¡Publica con nosotros! | Revistas culturales

Enamorarse a la romántica luz de las neurociencias

¿Existe la reacción neuro-biológica del amor?

En Francia hay una expresión propia de las personas enamoradas que viene a decir algo así como: "nosotros tenemos los átomos entrelazados (o fusionados)". Los átomos las sustancias elementales que componen la estructura molecular de la naturaleza física, una naturaleza incesantemente activa, juegan, desde luego un papel primordial en el amor.

 

Pero el amor además, y como reto esencial de la Inteligencia sentimental, se vincula con la Psicología de las emociones y de los afectos. Con la Psicología relacional e interpersonal y, por supuesto, con la Psico-biología y las neurociencias. Desde luego la experiencia físico-emocional de sentir palpitaciones en el corazón, la aparición de mejillas sonrosadas, o ponerse la cara colorada- lo que se entiende como erotofobia, una situación muy propia de la adolescencia inmadura - no son sólo reacciones psicológicas, son - también - respuestas psico-biológicas en las que actúan deferentes compuestos químicos, tales como la Fenil-tilamina, la Serotonina o la Norepinefrina. Sin olvidar, otro tan decisivo como es la Dopamina, el "opiáceo cerebral" por excelencia.

Y ya a la luz de las nuevas perspectivas neurocientíficas, tales como los modernos y avanzados procedimientos de la tecnología electro-cortical, la tomografía computarizada de emisión de fotones o la resonancia magnética funcional, de las que se empieza a nutrir la psicología actual, se ha tratado de dar una respuesta - a través de la creación de neuroimágenes - a una pregunta cuya respuesta era ya evidente para los científicos, pero que, hasta ahora, no se había podido visualizar en vivo de una manera directa.

En un estudio publicado por la Sociedad de Neurociencia estadounidense, se hace constar cómo un grupo de investigadores de la Universidad de Rutgers - Nueva Jersey - se propusieron examinar, con las nuevas técnicas de neuroimagen, los cerebros de 17 hombres y mujeres que se encontraban en esos primeros días iniciales de una apasionada relación amorosa.

En unos y otras se descubrió un significativo aumento en la actividad de las áreas basales del cerebro que tienen relación con la energía y la euforia, actividad que, como ya veremos en otra ocasión, posee extraordinarias cualidades terapéuticas de protección frente a los riesgos físicos, en la misma medida que favorece notablemente la salud.

Como es natural, se mostraron a los sujetos sonrientes fotografías de las personas amadas.

La investigación parecía demostrar que los sentimientos de amor están, tanto en hombres como en mujeres, relacionados con una intensa actividad en el núcleo caudado derecho, y en el núcleo ventral, que tiene altos niveles de dopamina, sustancia que produce sentimientos de satisfacción y placer y que, en niveles altos, aumenta la energía y la motivación para el esfuerzo, la creatividad y el aprendizaje.

Según los autores del experimento, parece que, las mujeres muestran más actividad en el cuerpo del caudado, el septo y la corteza parietal posterior, áreas relacionadas con la recompensa psicológica, los sentimientos positivos y la atención.

Los hombres ofrecieron, también, una notable actividad en las áreas de procesamiento visual, particularmente con las que se encuentran vinculadas con la excitación y los estímulos sexuales.

Así mientras que los cerebros femeninos parecían evidenciar respuestas más afectivo-emocionales, los de los hombres mostraban una mayor y significativa actividad en áreas relacionadas con los impulsos sexuales.

Naturalmente no disponemos de la posibilidad de comprobar estos resultados, que, aunque tal vez un poco estereotipados, parecen apoyarse en datos experimentalmente comprobables.

También es verdad que los datos pueden interpretarse de manera diversa y que también los prejuicios pueden condicionar tal interpretación, sea como sea nos parece innovador el hecho según el cual las neurociencias tratan de aproximarse a la comprensión de un acto psicológico tan trascendental para el ser humano como es el acto de enamorarse.

Bookmark and Share


Logotipo de la UCM, pulse para acceder a la página principal

Copyright © 2017 E-Innova

ISSN: 2172-9204