Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Domingo, 14 de agosto de 2022

Inicio | Secciones | ¿Quiénes somos? | Equipo E-Innova | ¡Publica con nosotros! | Revistas culturales

Arte, bokatas y compañía

Arte, bokatas y compañía

 Alicia Gastesi


La Asociación Bokatas es una entidad sin ánimo de lucro, de iniciativa social e independiente. Su función: acompañar a personas en exclusión social severa; esto es, sin hogar, asesorarles, escucharles...


Conocí Bokatas a través de una amiga, que trabajaba allí de voluntaria. Megan llevaba dos años intentando sacar adelante un proyecto de talleres artísticos con las personas sin hogar. El espacio ya lo tenía: el Tándem, el espacio que Bokatas ha creado para que acudan los sin techo a ducharse, poner lavadoras, hacer talleres, etc. Para conseguir financiación, convocó a todos sus amigos y conocidos de la universidad, todos artistas, puesto que estudiamos Bellas Artes, y nos propuso realizar una ilustración y donarla. Con todas las ilustraciones, Megan organizó una subasta con la que consiguió fondos suficientes como para comprar un puñado de papeles, tijeras, pegamento y alguna que otra cosa más.

Fue entonces cuando me escribió y me propuso colaborar con ella: "Estoy buscando profesores de artes, ¿te apuntas?" Acepté sin dudarlo. He trabajado como voluntaria un par de veces a lo largo de mi vida y creo que es una experiencia maravillosa que todo el mundo debería probar, al menos una vez. Llevaba tiempo buscando actividades de este tipo que pudiera compatibilizar con mi rutina diaria. Megan no es profesora ni ha dado clases, pero es una diseñadora excelente y una bellísima persona y nos complementamos genial.
Junto con una tercera profesora, Lucía, también estudiante de Bellas Artes y voluntaria de Bokatas, nos reunimos en una cafetería para planificar las clases. El presupuesto era reducido, así que decidimos emplear todos los materiales que teníamos por casa y que no usábamos como complemento a los que compráramos. El único día que nos cuadraba a las tres era el domingo, así que establecimos que las clases serían las tardes del último día de la semana. En cuanto a las actividades, debían ser breves y sencillas, que durasen una sesión o dos como mucho, ya que nunca sabíamos cuánta gente iba a venir ni si tenían conocimientos previos.

Finalmente concluimos que sería algo parecido a un taller abierto, donde sugeriríamos actividades puntuales y ofreceríamos información teórica sobre técnicas, Historia del Arte y demás. Lo bautizamos Bokart.
La primera edición, como nos gusta referirnos a ella, podemos decir que ha sido un éxito. Durante seis semanas, hemos ido juntando un pequeño grupo de asistentes habituales a los talleres. Algunos vinieron una vez y nunca volvieron, otros han repetido desde el primer día. Entre las actividades que hemos hecho: cadáveres exquisitos, collages, mandalas, fotografías... Este último proyecto fue el que realmente lo inspiró todo. La cafetería Café Art de Londres lleva desde hace años realizando un proyecto muy singular: reparte cámaras desechables entre los sin techo, revela sus fotos y las expone en la cafetería. Los resultados de la primera edición fueron tan buenos que ya van por la quinta. Quisimos reservar este proyecto tan especial para las últimas sesiones, y estas navidades por fin colgamos las fotografías en la sede.

Bokart ha sido una de las experiencias más enriquecedoras de mi vida. Lo que empezó siendo un pequeño taller se convirtió en un espacio, no físico, sino social. Un espacio de tertulia, de compartir vivencias, de escuchar, de (intentar) ayudar, de risas... Un espacio en el que entre recortes y libros de surrealismo nos tomábamos un café y poníamos música, bromeábamos, nos concentrábamos. Al final nos dimos cuenta de que más que enseñarles arte, nos enseñábamos valores entre todos. Me gusta pensar que si mejoraron en algo sus dibujos es porque aumentó su autoestima, más que porque les enseñamos los colores complementarios y los trucos para el encaje.

Nunca olvidaré a todas y cada una de las personas que han pasado por Bokart, ya sean profesores, voluntarios o alumnos de nuestro taller. Desde aquí quiero darles las gracias a todos, en especial a Esther, la coordinadora del Tándem, y a todos los asistentes por su tiempo y su participación, aunque sólo nos hayamos visto para pintar, tomar algo y hacernos compañía.


Bokart está a la espera de su segunda edición. SI estáis interesados, podéis visitar la página de Facebook:
https://www.facebook.com/bokart.org/?fref=ts
http://bokatas.org/

Bookmark and Share

Comentarios - 0

No hay comentarios aun.


Logotipo de la UCM, pulse para acceder a la página principal

Copyright © 2017 E-Innova

ISSN: 2172-9204