Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Jueves, 27 de enero de 2022

Inicio | Secciones | ¿Quiénes somos? | Equipo E-Innova | ¡Publica con nosotros! | Revistas culturales

El año del fin del mundo… y del comienzo del nuevo mundo

Cuando ha sido necesario nuestra revista ha estado, y estará, del lado de la educación, de toda la educación, de la pública y de la privada, sin que la defensa de una implique la negación de la otra, sin que la calidad de una haya de ser ni mayor ni menor que la de la otra, solidarias, complementarias, y ¿por qué no? cooperadoras e intercambiadoras de ideas de mejora.

Pero siempre estaremos del lado del débil, más que ninguna otra cosa, y esta vez la débil, la despreciada y la atacada ha sido la educación pública. Espero que este nuevo año sirva, más que nunca, para su aprecio y reconocimiento por todos los ciudadanos y especialmente por aquellos que se supone que los representan. Y porque creemos en ella deseamos que esta revista, nacida, con orgullo y satisfacción, de una Universidad Pública, alcance los más altos niveles de calidad, compromiso e innovación.

Esta revista poco cuesta al "gasto público" (aunque en educación no se gasta, se invierte en democracia y progreso científico, cultural y social). Hay que decir que nadie, de los que aquí colaboran, recibe ningún tipo de recompensa más que la de la satisfacción de cooperar e impulsar este hermoso proyecto. Tal vez más adelante podamos honrar tanta generosidad y entusiasmo.

Hastiados de tantas y continuadas amenazas económicas, aburridos de quienes se aprovechan de la desgracia de los que sin culpa sufren las consecuencias de los desmanes, cansados de que la especulación sirva para perjudicar cada vez más a la gente corriente, no podemos hacer otra cosa que dar la espalda a los agoreros y a sus representantes y pensar, de una vez por todas, en la creación de una nueva realidad en la que la solidaridad, la sensibilidad, la cultura, el arte, el conocimiento, la educación y el progreso de la ciencia y de la técnica, que nos ayudan a combatir las adversidades, sea el único y verdadero interés de quienes merecen la pena.

Cuando los chiflados/as de sectas pseudocientíficas diversas dicen que éste va a ser "el año del fin del mundo" hemos de responderles que sí, que en algo tienen razón, que muchos contribuiremos para que éste sea el año en el que el mundo de lo impresentable, de lo miserablemente dado, tiene que comenzar a acabar. Es verdad que todo está por hacer, pero tenemos lo mejor de nuestra parte, las ganas del cambio auténtico, de ayudar generosamente a mejorar, de trabajar esforzadamente por lo que creemos, de combatir contra todo lo que de dañino nos perjudica individual y colectivamente. De darlo todo. Nos sacrificaremos sí, pero no con el tipo de sacrificio que nos imponen los políticos, sino con el que nos va a servir, de verdad, para cambiar las cosas. Construyendo, inventando, innovando, patentando, estudiando, conociendo, sabiendo, creando, escribiendo, intercambiando, aportando, abriendo caminos nuevos para la buena gente. Con los recursos de nuestro pensamiento, de nuestra imaginación, de nuestro esfuerzo colectivo, defenderemos este país al que unos pocos, desde lejos, intentan debilitar. Nos quieren hacer creer que se trata sólo de problemas económicos, pero el problema, más que otra cosa, radica en creerlos.

Podemos hacer mucho y lo haremos. Daremos lo mejor de nosotros mismos, demostraremos que sólo nosotros y sólo con nuestras propias fuerzas podremos salir adelante, sí ya no necesitaremos de quienes nos ayuden, nuevamente, a caer.

¡Feliz 2012, año del comienzo del mundo!

Bookmark and Share


Logotipo de la UCM, pulse para acceder a la página principal

Copyright © 2017 E-Innova

ISSN: 2172-9204