Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Martes, 19 de febrero de 2019

Inicio | Secciones | ¿Quiénes somos? | Equipo E-Innova | ¡Publica con nosotros! | Revistas culturales

INFLUENCIAS DEL JAPÓN: NOTAS AUTOETNOGRÁFICAS

A través de mi experiencia personal he comprobado que en España normalmenteconfundimos Japón con China y eso es debido a nuestro gran desconocimiento con lospaíses orientales. Como artista quiero proponer al mundo occidental aspectos del orientemás lejano por medio de mis conocimientos sobre Japón y mi experiencia personal,marcada por mi estancia internacional en mi último año de carrera durante 2014 y 15 enTsukuba (Japón).Mi obra envuelve parte de la filosofía japonesa y no deja de ser una creación artística.Por ello tiene un doble interés, por un lado mis imágenes reflejan paisajes de reflexión,en el campo que a mí me interesa, que es el de la cotidianidad, el íntimo, personal eespiritual, nuestros momentos más vulnerables, relajados o iluminadores. Y, por otrolado, estas imágenes me ayudan a expresar lo que es el pensamiento japonés, donde unoparticipa en un crecimiento espiritual por medio de un arte, por ejemplo, en el caso de laescritura es el llamado Shodo.El comportamiento japonés, marcado por una gran disciplina, respeto y fuerza deespíritu, así como un gran refinamiento en las artes, siempre ha sido seductor para mí,por ello me he sentido siempre intrigada por este pensamiento oriental y mis obrasdurante los últimos años así lo reflejan.En 2014 realicé una animación tradicional titulada Watashi, intenté introducir ladesgarradora complejidad moral existente en las relaciones humanas de las que hablan2multitud de obras japonesas donde hay tanto que queda sin decirse, y el desarrollo delespíritu.Posteriormente en 2015 quise relacionar mi obra artística en un nivel más concreto,focalizándome también en la confusión común entre China y Japón que comentaba alprincipio, busqué puntos de conexión muy evidentes y me alojé en el budismo.Con todo ello, en este proyecto de 2015 que nombré Viaje onírico sobre Japón, quise unirdos de mis grandes pasiones, la cultura japonesa por un lado (con el budismo) y, por otrolado, el dibujo como medio plástico porque me siento identificada con la línea, esa queuno puede modular, trazar con fuerza, delicadeza o sutileza y aquella que habla denosotros mismos por medio de sus formas. Por ello, la simplicidad y los pequeños detallesque marcan las artes japonesas son muy importantes para mí.El proyecto Viaje onírico sobre Japón en realidad está dividido en 3 ámbitos, basados enmi experiencia: el ANTES, donde aprendí sobre textos lo qué es Japón, el DURANTE dondeconocí y viví la realidad de Japón y su arte y, el DESPUÉS, un período de reflexión con unproyecto que marca para mí un inicio serio para la producción de mi obra, y se me antojacomo una breve reflexión a modo contemplativo de lo que es Japón para mí y estárealizado en un rollo de papel Lotcka de 3 metros con tinta china.A nivel de discurso lo que me ha movido para crear este proyecto fueron piezas de videocomo la de San Soleil (1982) de Chris Marker y la de A place called Lovely (1991) de SadieBenning.Ambas piezas están presente el papel de la IDENTIDAD, algo que yo ya había tratado enmi proyecto anterior, la animación titulada "Watashi" que fue de carácter experimentaly autoetnográfica, marcada por un fuerte sentimiento japonés, en donde hablé sobre elrecorrido de autoconocimiento del yo, en busca del ESPÍRITU. Con ello continúo en esteproyecto con parte de esa idea.En las respectivas películas Marker y Benning se plantea la noción de "etnicidad" comonos habla Catherine Russell en su texto: Los viajes del yo analizando el papel de la3identidad en estos films, donde según Rusell "la identidad en estas películas exige unanoción ampliada de "etnicidad" a modo de una formación cultural del sujeto."Estudiando a fondo sus palabras, comprendemos que la formación cultural del sujeto espor medio de la etnicidad (carácter distintivo de una etnia) y ésta da paso a la identidad.En mi proyecto por lo tanto mi identidad como sujeto se forma por medio de mi pasiónpor Japón. Por eso, mi pieza puede entenderse también como autoetnográfica, porquerepresenta mi identidad (es una autobiografía donde estudio las costumbres y tradicionesdel pueblo japonés a través del yo).En la película francesa de Chris Marker, San Soleil (1982), un falso documental donde semezclan imágenes de diferentes países entre ellos Islandia, Japón y Portugal de una formacaótica, también se habla de la memoria y de los viajes.La memoria y los viajes son un medio de explorar identidades y además como estudioetnológico. Pero lo que más me interesaba de estas películas es la idea de la identidadfragmentada, aunque el medio audiovisual tiene otras lecturas, la edición y el montajede un video tienen mucho que ver como mi rollo de 3 metros ilustrado, ya que yo decidocual será la imagen que recupere del pasado y como se verá ésta en el tiempo. Quierodecir que existe en la edición un desfase temporal entre la filmación y la edición, un deseode recuperar el pasado y la imposibilidad de un retorno, en el papel ocurre lo mismo.Sadie Benning en 1991 realizó a sus 18 años un video de 14 minutos llamado A PlaceCalled Lovely. En este video de Benning se sugiere una vez más que la identidad y su videoes intensamente autobiográfico, ella genera un hilo conductor desde lo particular eindividual a lo general, como muestra de lo social. Y este es mi último punto de reflexión.Al exponerme ante el público yo cuento mi posible historia, puede que no como fuera enrealidad, sino como mi caprichosa memoria la ha hecho, pero esta vivencia que muestroal público, esas reflexiones intimistas que yo presento por medio de mi proyecto sirvenpara la sociedad.Más claramente Benning muestra las circunstancias en las que se inicia nuestrainterrelación con el mundo y esto es lo que yo también he tomado para realizar miproyecto.

Bookmark and Share


Logotipo de la UCM, pulse para acceder a la página principal

Copyright © 2017 E-Innova

ISSN: 2172-9204