Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Miércoles, 18 de mayo de 2022

Inicio | Secciones | ¿Quiénes somos? | Equipo E-Innova | ¡Publica con nosotros! | Revistas culturales

Navegar por otros espacios

Navegar por otros espacios.

Nuestra revista surca ya su segundo mes aunque, el primero, el de septiembre fuera un tanto experimental. Cosa que no está mal, porque eso es precisamente lo que queremos hacer con esta revista: experimentar.

Una revista que nunca hubiera sido posible sin la colaboración extraordinaria el Servicio de Edición Digital y Web de la Biblioteca de nuestra universidad y la ayuda, también, de los buenos servicios del área de informática.

Ya hemos roto la botella de champán sobre el casco, hemos abandonado la seguridad del dique seco y ahora nos vemos haciendo nuestra primera travesía por alta mar, aunque sin perder todavía de vista el amparo seguro de la costa y de los puertos.

Esta revista, entendida inicialmente como "un laboratorio experimental de comunicación electrónica" quiere, por tanto, surcar nuevos espacios; deseamos aprender durante la navegación y si es posible que nos sirva, a todos los que nos embarquemos en ella, para descubrir cosas nuevas.

Buscamos un nuevo lenguaje, las condiciones de una semántica abierta a todos los códigos, actualmente factibles, de comunicación. Deseamos, a través de su lenguaje y de su discurso, acceder a modelos comunicativos de transformación que nos permitan reinventar la Revista Electrónica.

En mi opinión, en el universo cambiante de los recursos multimedia, sólo ha sido el cine clásico, y si me apuran el de "blanco y negro", el que mejor ha sabido encontrar con celeridad, a los pocos años de su nacimiento, su verdadera identidad expresiva y narrativa y contar con un estatuto privilegiado en el mundo del arte.

Por su parte, el mundo del cómic, a pesar de la mezcla de códigos y meta-códigos lingüísticos y en esa difícil correlación entre significantes y significados, ha sabido de igual forma evolucionar permaneciendo fiel a su esencia. De ahí la afectuosa acogida de sus creaciones en nuestra revista.

De la misma manera la radio puede gozar de esa ventaja, aunque sus contenidos sean cada vez más amorfos y aburridos, salvando claro está programas como "La Rosa de los Vientos" o la Radio Clásica de R.N.E que nos acompaña en nuestros inquietos duermevelas.

Por el contrario, ni la televisión, ni los videojuegos, ni alguna parte el cine más actual, a pesar de toda su parafernalia tecnológica que aturde y anestesia la sensibilidad artística, han sabido todavía lograr ese sentido inequívoco de la autenticidad que puede ofrecer la creación del propio estilo.

Lo mismo sucede, por el momento y aunque tenemos que ser benevolentes por su temprana edad, con las revistas electrónicas.

La revista electrónica tiene aún un largo camino hacia el encuentro de su propia identidad, sus recursos son cada vez más avanzados y sus posibilidades se ensanchan a cada día, habrá cosas que no cambien nunca como la palabra escrita y hablada, o la imagen icónica e icónico-cinética, pero lo que sí está cambiando son los estilos de comunicación con sus usuarios.

Nosotros creemos que evidentemente este tipo de revistas han de ser claramente interactivas, que el diálogo entre emisores y receptores ha de hacerse a través de un canal de comunicación, que permita un continuo intercambio de roles, que ofrezca la posibilidad de que los contenidos, las ideas y las personas gocen de la trascendencia que les lleve a traspasar la virtualidad del ciberespacio, contribuyendo a crear, con una estética y un estilo propio, una nueva realidad humana y cultural en la esfera de lo real. Trasladarnos de la "segunda vida", en la que se mueve ese delirante video-juego ( Second Life), a la primera, y no a la inversa. No queremos renunciar a ser ciudadanas y ciudadanos de nuestro mundo, pero, sobre todo del mundo real que hay que cambiar y transformar en la búsqueda de una humanidad mejor y menos alienada.

Una revista así sirve, entre otras cosas, para romper ataduras y limitaciones, para dar voz e imagen a la creación que por su espíritu libre, independiente y experimental no pueda encontrar suficiente acomodo en los cauces tradicionales de expresión.

La dificultad, o la empresa, va a ser precisamente la de dar coherencia a todo ese gran maremágnum de iniciativas posibles, encaminadas, como fin último, a crear un espíritu innovador en el campo de la creación educativa y a mejorar las posibilidades culturales y pedagógicas en cualquier parte del mundo.

Este es en efecto nuestro propósito y en virtud de su consecución navegamos ya por otros espacios.

 

Tomás de Andrés Tipero
Director de la revista

Bookmark and Share


Logotipo de la UCM, pulse para acceder a la página principal

Copyright © 2017 E-Innova

ISSN: 2172-9204