Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Sábado, 8 de agosto de 2020

Inicio | Secciones | ¿Quiénes somos? | Equipo E-Innova | ¡Publica con nosotros! | Revistas culturales

Mujeres y bebés robots en Metrópolis XXI

(*) Para la correcta visualización del artículo recomendamos su descarga en versión PDF.

Las dos líneas fundamentales de desarrollo en el campo de la innovación cultural, económica, educativa, técnica y científica son los progresos en comunicación e información multimedia y los que, en relación con éstos, se impulsan desde el campo apasionante del robótico humanoide.

 

 

Nuestra revista es consciente del significado educativo e innovador que se ofrece desde esta perspectiva y desea ser un punto de referencia de los progresos, particularmente de los de nuestra universidad, que se realicen en esta línea.

Los avances en este tipo de proyectos requieren, tal vez no se ha tenido suficientemente en cuenta hasta el momento, una alta confluencia de iniciativas interdisciplinares, desde el mundo del arte, del diseño o de la psicología hasta el de la física o la neurociencia, y representa, por tanto, un modo de entender la innovación y el progreso en el que la comunicación entre sectores y dedicaciones puede dar lugar, a pesar de su dificultad, a resultados sorprendentes.

Para nosotros un robot antropomorfo, más que un androide con apariencia humana que imita aspectos de la conducta - mediante los dos tipos de sensores básicos, los de interacción y movimiento - y más que una simple "marioneta animatrónica", es un modelo epistemológico, a través del que podemos simular, probar, experimentar todo tipo de comportamientos físicos e intelectuales.

Desde este punto de vista me parece extraordinariamente significativo el hallazgo científico del "bebé robot" que no sólo es un simulador del comportamiento de niños de dos a tres años, sino que se le ha dotado de Inteligencia Artificial mediante la reproducción de una "red neuronal artificial" que le permite aprender y adaptarse a su entorno.

¿Podremos saber algo más de la Edad Infantil, en Psicología del Desarrollo, mediante este tipo de modelos epistemológicos? Sólo la empresa de intentar construirlos, con la cantidad de datos que se hace necesario procesar, puede servirnos para descubrir aspectos que sin el trabajo con "el modelo" hubieran pasado totalmente desapercibidos para nosotros. Hasta ahora teníamos las imágenes grabadas de los niños de 2 a 3 años y nos eran útiles como mero observatorio de la conducta, ahora tenemos una "conducta experimental mediante modelos" con las que, a salvo de las restricciones que impone la ética en la investigación sobre el desarrollo infantil, podemos interactuar y arriesgarnos sin riesgo.

Los bebés robotizados de las grandes metrópolis, como la de Shanghái, pueden adquirir también grandes dimensiones. Como el diseñado por Isabel Coixet para el pabellón de España en la exposición universal celebrada en esta ciudad en 2010. Es una criatura de seis metros y medio de altura, una altura que contrasta, en la foto, con la de su diseñadora, y que responde al nombre de "Miguelín".

¿Se convertirá el gran pequeño Miguelín en un pequeño gran muñeco robotizado para deleite de los más pequeños en la próxima navidad? No lo sabemos.

Lo cierto es que la juguetería robotizada, como veremos en la sección de nuestra revista sobre juegos, juguetes y ludotecas, va a tener, cada vez más, una destacada presencia en la vida lúdica infantil, contribuyendo a configurar sus estilos de aprendizaje y de interactuación con el medio desde edades muy tempranas.

Pero lo importante de los humanoides sería su capacidad para aprender, pensar y sentir.

¿Qué pasaría si pudiéramos crear un equipo de especialistas en neuroimagen funcional que aportara los métodos de visualización del cerebro humano a los conocimientos de ingeniería robótica?

La creación de un "cerebro robot", "un cerebro elegante", capaz de simular los ritmos cerebrales, supondría uno de los avances más significativos de nuestro tiempo. ¿No hay gente en nuestra universidad capaz de aceptar el reto?

Pero sin llegar a tanto, la robotización de procesos de instrucción aporta a la Psicología de la Educación ideas valiosísimas sobre modelos aplicados a la construcción de aprendizajes.

Hay procesos de aprendizaje que requieren automatización, crear el software oportuno, no sólo va a lograr que un humanoide sea mucho más rápido y eficaz, sino que nos va a servir a nosotros para ser más rápidos y eficaces.

Bookmark and Share


Logotipo de la UCM, pulse para acceder a la página principal

Copyright © 2017 E-Innova

ISSN: 2172-9204