Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Sábado, 4 de diciembre de 2021

Inicio | Secciones | ¿Quiénes somos? | Equipo E-Innova | ¡Publica con nosotros! | Revistas culturales

Immortals (2011)

Director: Tarsem Siggh

Guión: Charley Parlapanides, Vlas Parlapanides

Reparto: Henry Cavill, Mickey Rourke, Freida Pinto, Luke Evans, John Hurt, Stephen Dorff, Kellan Lutz, Isabel Lucas, Robert Maillet, Anne Day-Jones, Mark Margolis

País: EEUU

Duración: 110 min

Valoración E-innova: Nada recomendable

 

Hola a todos. Me encantan los mitos, y si son clásicos grecolatinos todavía se nota más. Ya hice una comparativa de las películas de "Furia de titanes" de 1981 y 2011. Hay películas muy buenas sobre el mundo clásico, "300" basada en el cómic homónimo de Frank Miller me dio una grata sorpresa a pesar de las sutiles diferencias en relación al cómic, pero a lo que se refiere a mitología está visto que ganan en medios pero pierden en línea argumental. Esto hace que me gusten más las películas de ésta temática de los años 80, a pesar de los movimientos poco fluidos de los monstruos en el que se nota que son robots.

Bien, lo primero que haré será un resumen del mito de Teseo, lo cual hay que decir que, aunque a grandes rasgos es muy conocida, tiene muchas versiones dependiendo de los autores como Homero, Plutarco o Apolodoro. Como recordaréis, esto mismo lo hice con Perseo la anterior vez.

Teseo es hijo de Egeo, rey de Atenas, y Etra, hija de Piteo y rey de Trecén. Egeo no conseguía concebir un hijo, por lo que fue al oráculo de Delfos sin entender el mensaje. Visitó al sabio rey Piteo, que al entender el mensaje le emborrachó y le incitó a acostarse con su hija. Hay la posibilidad de que esa misma noche, Etra tuviese dos relaciones, una con Egeo y otra con Poseidón atribuyéndole la descendencia divina.

Sea como fuere, Egeo se marcha dejando a Etra embarazada tras esconder sus sandalias y su espada bajo una gran roca. Previa a su marcha, Egeo le dice a Etra que cuide de su hijo y le muestre la roca cuando sea adulto, y que cuando sea capaz de levantar la roca y poseer sus objetos, marchase a Atenas para ayudarle en sus guerras contra los Palántidas (descendientes varones de Palánte). Es educado en Trecén dando muestras de su fuerza, valentía y sabiduría, como en el caso de su primer encuentro con Herácles teniendo 7 años, en el que tras dejar su piel de león (León de Nemea, 1er trabajo de Heracles), fue el único en luchar contra la aparente bestia. Posteriormente, Teseo y Heracles serán buenos amigos trabajando juntos en varias empresas, de hecho, su contemporáneo Heracles será uno de sus ídolos a emular.

A los 16 años, Etra, siguiendo el consejo de Egeo le lleva ante la gran roca consiguiendo con facilidad la hazaña. Piteo y Etra le aconsejan ir por mar hasta Atenas, pero decide ir por el istmo de Corinto para luchar contra monstruos y bandidos. Durante la ruta, instaura los Juegos Ítsmicos.

Al llegar a atenas, volvemos a encontrar dos versiones incompatibles. El primero en el que la bruja Medea reconoce a Teseo antes de que éste lo haga, y prepara un festín en su honor para envenenarle por miedo a que su hijo con Egeo quede destronado. Al beber de la copa, Egeo ve la espada reconociendole como hijo sucesor y expulsando a Medea. En el otro, Egeo influenciado por Medea, le manda a capturar el toro de Maratón (Toro de Creta liberado en el Peloponeso, 7º trabajo de Heracles) y sacrificado. En el momento en el que se fija Egeo en la espada le reconoce con el mismo resultado del anterior. Ya istalado en Atenas, ayuda a Egeo matando a todos sus primos, los Palántidas, que querían reinar tras el reinado de Egeo creyendo que era estéril.

Teseo estuvo muy poco tiempo en Atenas, pues se embarca hacia Creta para luchar contra Asterión el Minotauro, hijo de Pasifae, reina de Creta y esposa de Minos, con el toro de Creta creado por Poseidón. Teseo le dijo a su padre que en caso de vencer, portaría velas blancas en vez de negras, señal de que el pago en carne humana seguía en vigor.

Teseo logra la prueba con un hilo que anudará y le servirá de guía en el laberinto realizado por Dédalo en el que fue encerrado junto con su hijo Ícaro y la bestia, de la que escaparían recogiendo plumas y cera para crear alas y volar con la mala fortuna de la caída de Ícaro por volar demasiado alto y despeñándose contra el mar (Mar de Icaria). El hilo lo consiguió el hilo por el amor no correspondido que manifestaba Ariadna, hija de Minos y Pasifae. Tras matar al Minotauro a base de puñetazos, Minos le desposa con Fedra, hermana de Ariadna, y con la que tiene dos hijos, Acamante y Demofonte tras la lucha contra las amazonas.

Teseo parte para Atenas, pero se olvida de las velas, de modo que, a pesar de seguir vivo y haber acabado con el pago de carne humana, Egeo se suicida arrojándose al mar al pensar que todo esto no ha sido posible (Mar Egeo).

Teseo sucede a su padre en el trono uniendo la región de Ática y llegando a conquistar Mégara (Itsmo de Corinto). Establece la democracia y los estamentos parlamentarios. También realiza otras tareas ayudando a los Argonautas y a Heracles en su noveno trabajo (El cinturón de Hipólita), enfrentándose a las amazonas y teniendo un hijo con la reina Antíope o Hipólita o bien con su hermana Melanipa. No se sabe con certeza cómo se llevó a cabo la unión ni de sus motivos. También está sin aclarar si estuvo temporalmente en el bosque de las amazonas conviviendo o si raptó a la reina llevándole a Atenas. En el primer caso se cansaría de su compañía abandonándola estando embarazada, mientras que en el segundo caso, dará pié a una guerra que tras la invasión de la región de Ática a manos de las amazonas, terminaría con un tratado de paz. En tal caso, concibe a Hipólito.

Hipólito dará otro punto de inflexión en la vida del héroe. Estando en Trecén, llegó Hipólito al encuentro con su padre, pero debido a la deboción de Teseo por Artemisa y por otro lado su desprecio a Afrodita, ésta última hace que su esposa Fedra se cautive por su hijastro Hipólito. Hipólito acude por las cartas de amor de Fedra para dejar claro que la relación no es posible, por lo que Fedra le acusa de seducirla. Hipólito es desterrado por Teseo y le maldice con su muerte. Hipólito huye en su carro y Poseidón hace surgir un monstruo que provoca un susto a los caballos, que desbocados hacen que salga despedido. En su lecho de muerte, y sabiendo Teseo la verdad a manos de Artemisa, le pide disculpas llevándole a Trecén y rindiéndole honores. Paralelamente Fedra se suicida.

Más tarde se marcha en compañía de su amigo Pirítoo participando en la lucha contra los centauros, raptando a Helena y descendiendo a los avernos para rescatar a Perséfone. El rapto de Helena, con la que se dice que concibió una hija, Ifigenia, que más tarde sería adoptado por su tía Cliptemnestra para ocultar que Helena no era virgen, le costó el trono ateniense que recibió Menestéo a manos de los Dioscuros (los gemelos Cástor y Pólux, hermanos de Helena y Cliptemnestra e hijos de Zeus y Leda). Menestéo volvió a instaurar el régimen nobiliario en Atenas. Etra, que estuvo cuidando a Helena, fue hecha esclava de Helena hasta que Acamante logró liberarla años más tarde durante la guerra de Troya.

Tras su estancia en el hado o infierno, es liberado por Heracles durante el 11º trabajo, la captura del can Cerbero, junto con Ascálafo y teniendo que dejar a Pirítoo. Allí se entera de los hechos y parte hacia Atenas para intentar recuperar el trono. Debido a que no lo logra, deja a sus hijos con Elefenor, rey de Eubea, para mayor seguridad.

Sale de Atenas para llegar a Creta, pero debido al viento llega a la isla de Esciros. Allí es acogido por el rey Licomedes con un gran banquete. Aquí vuelve a haber versiones debido a que Teseo podría reinar en la isla. Se dice que el rey le empujó por un acantilado para evitarlo, pero también existe la posibilidad de que su caída fuese accidental. En ambos casos, en Atenas sería recordado durante generaciones.

Como curiosidad, decir que los Heraclidas y Alcmena, descendientes y madre de Heracles, fueron acogidos en Atenas por los descendientes de Teseo.

Visto lo visto es hora de hablar del filme, que mezcla sin sentido muchos argumentos dispares de la mitología.

 

Análisis Gestáltico:

 

  1. Iconografía y Movilidad: Aquí analizaremos el vestuario, la imagen y los movimientos de los personajes. El vestuario, es realmente desastrosos, los cascos de los hoplitas o guerreros griegos parecen medievales, y los dios sin irreconocibles salvo porque van de dorado para distinguirlos de los titanes. En cuanto al oráculo, inicialmente parece inicialmente árabe al ir totalmente tapada. Eso si, con mucho colorido. La movilidad es muy buena, con tramos a cámara lenta para centrarse en los detalles, al igual que en 300.
  2. Audio: Se trata de una enérgica pieza de música clásica, eso sí monótona. Predomina el sonido de viento metal. Se centra en la acción bélica de hombres, titanes y dioses, sin concebir el porqué argumental relacionado con la película.

 

 

Composición de personajes:

Los personajes se descentran por completo del argumento mítico, mezclando etapas, hechos y demás sin tener en cuenta los mitos.

En cuanto a Etra y Fedra, a pesar de atisbarse, no son nombras, solo son la madre y la oráculo enamorada de Teseo de la que tiene a Acaqmante. Demofonte desaparece junto a Hipólito e Ifigenia.

No hay minotauro, sólo un guerrero con un casco con forma de toro. Vamos, un verdadero desastre.

 

Estructura y Crítica Argumental:

Para empezar, mezclan la titanomaquia (guerra entre dioses y titanes en la época arcaica), con un Teseo bastardo y como pobre campesino al que intentan abandonar los hoplitas que creen en la providencia divina frente a un defraudado rey Hiperión de Heraclión (Ciudad fundada por Heracles en la zona de la Cólquide, actual Turquía). En realidad, Heraclión es un titán y no es considerado rey, lo que implica mayor desconocimiento por parte del director y los guionistas.

Por otro lado, Zeus impone a los dioses el no ayudar a los humanos en su libre albedrío con la apariencia divina. La verdad es que eso es cierto, pero por otro motivo, el poder que emanaban los dioses podía matar a los humanos. Además se debe entender a los dioses como una especie de humanos inmortales y con poderes, que manifiestan sus emociones a la máxima potencia.

El caso es que me parece de principiante dejar a las divinidades griegas como mortales, en otras religiones es factible, pero no en ésta.

Siguiendo con el argumento, Hiperión se revela contra los dioses para liberar a los titanes debido a que no le han ayudado a pesar de las plegarias. Por lo que se dirige al Tártaro (punto a favor), mientras intenta poseer el arco de Epiro utilizado antaño por los titanes para matar a los dioses.

Tras ver como muere su madre a manos de Hiperión, Teseo es capturado, y lleno de rabia se escapa con el oráculo y un grupo de hombres para conseguir el arco. Tras conseguirlo en un minúsculo laberinto con el guerrero con casco de toro, lo vuelve a perder para pasar a manos de Hiperión.

Despues de un arenga, Teseo lucha contra las fuerzas de Hiperión, que libera a los titanes enjaulados con el arco para dar lugar a una lucha paralela entre Hiperión y Teseo, y una segunda titanomaquia. Mueren los dioses salvo Zeus y vence Teseo a Hiperión con una muerte mutua. Teseo es llevado a los cielos donde luchará a favor de los dioses, mientras que en la tierra es erigida una estatua en su honor y el oráculo cuida de Acamante, que al parecer tiene poderes de de visión.

 

Otros aciertos o errores estéticos, artísticos o psicoeducativos:

Todo, o la mayoría son errores. Empezando por la moralidad de los dioses, entre ellas la muerte de uno de ellos a manos de Zeus, hasta la inverosimilitud de guión y vestuario futurista portado por los dioses.

Bookmark and Share


Logotipo de la UCM, pulse para acceder a la página principal

Copyright © 2017 E-Innova

ISSN: 2172-9204