Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Lunes, 26 de octubre de 2020

Inicio | Secciones | ¿Quiénes somos? | Equipo E-Innova | ¡Publica con nosotros! | Revistas culturales

Grecia: volver al pasado para innovar en el presente

Muchas cosas son las que se han comentado del país heleno, y la gran mayoría no eran comentarios precisamente buenos. La ya más que conocida y renombrada crisis económica se ha cebado especialmente con este país europeo sumiéndolo en el foco de las críticas y reconvirtiéndolo en ese sitio al que no parece muy recomendable ir de vacaciones.

 

Pero como la misma palabra crisis viene a decirnos, crisis es tiempo de ruptura con lo acontecido hasta el momento, es tiempo de cambio. El pueblo griego es un pueblo de gentes humildes y trabajadoras que pese a la gran tragedia que están viviendo en su día a día han sabido decir sí a ese cambio, decir sí ante una crisis que se ha cebado con ellos, y han sabido remontar el vuelo tratando de buscar un futuro optimista y mejor, incluso más allá de lo que Pindo (Πίνδος) les permita ver.

Muchos griegos son los que pensaban que una posible solución a la tormenta financiera era volver al dracma, la moneda griega predecesora al euro, pero finalmente las urnas creyeron que el euro deberá seguir con su hegemonía. Por este mismo motivo, el sociólogo griego Yiannis Grigoriou, ha creado la TEM, una divisa virtual alternativa al euro que ya se usa en cooperativas, mercadillos y tiendas de la ciudad portuaria de Volos (Βόλος) para cambiar servicios por bienes o viceversa. Esto se traduce a la hora de ir al mercado en algo así como que en vez de comprar huevos y leche por un puñado de monedas, ahora me llevo esos productos frescos a cambio de enseñarle al tendero a crearse una página en Facebook para promocionar su tienda de ultramarinos. Sí, es lo más parecido a la antiquísima economía del "trueque". Desde que se creó en junio del año pasado, hoy la usan ya más de 1000 personas porque se sienten más tranquilas y seguras así que teniendo sus ahorros en una entidad bancaria.

Este sistema viene a ser una especie de club de trueque controlado mediante un registro en internet para llevar un control de lo que acumula cada usuario. Algo así como una tarjeta de puntos que puedes canjear por otros productos que se te ofrezcan en el catálogo.

Cada persona puede comprar o vender algo, intercambiar un bien por un servicio o viceversa de manera exitosa. Esto además tiene otro punto a su favor, y es que las mismas autoridades de la ciudad apoyan la iniciativa de este sistema alternativo.

Las TEM no se imprimen en papel ni tienen un valor en equivalencia a los euros. El sistema tiene sus propias reglas. No se puede canjear 300 TEM de una sola vez y no se pueden acumular más de 1200. Digamos que es un sistema que fomenta el consumo y ayuda a las personas que más justas van o que más problemas tendrían de otra forma en llegar al temido fin de mes. Con estas medidas evitan que gente que no tenga estos problemas económicos reales abuse de este sistema alternativo... ¿cambiando un cántaro de leche por una finca llena de pastos y ganado?

Es un sistema sencillo, que ha devuelto en cierto modo la esperanza a los griegos de luchar con el día a día con otro semblante, sin tanto miedo. No es un método para salvar al país de la crisis, ni sirve para expandir tu negocio, pero no se puede negar que es una solución innovadora a un problema serio, real, que afecta a muchas personas, y que, por qué no, puede servir de ejemplo de superación para los demás pueblos, aunque en este caso, la innovación signifique retroceder en el tiempo para vivir mejor en el presente, este mal tiempo de tormenta que nos ha tocado vivir.

Bookmark and Share


Logotipo de la UCM, pulse para acceder a la página principal

Copyright © 2017 E-Innova

ISSN: 2172-9204