Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Sábado, 17 de abril de 2021

Inicio | Secciones | ¿Quiénes somos? | Equipo E-Innova | ¡Publica con nosotros! | Revistas culturales

The black, black witch

¿Qué mejor idea que utilizar la fiesta de Halloween, celebrada principalmente en países anglosajones, como excusa para introducirnos en el inglés?

Pero claro, esto lo podemos hacer de muchas formas. ¿Por qué podría ser esta que os propongo a continuación interesante? Veamos qué puntos beneficiosos podría proporcionarnos.

 

 

 

 

 

La actividad propuesta consiste en la enseñanza de vocabulario por medio de cuentos o historias. La idea es proponer a los alumnos una serie de palabras por medio de estas historias de forma repetitiva, para que, poco a poco, nosotros dejemos de decir dichas palabras, y pasen a ser ellos las que las digan, al mostrarles nosotros paneles con fotografías que se refieran a esa determinada palabra, o color...

En este caso, les propongo una historia relacionada con Halloween, de nivel bajo en la que aprendemos los colores. En este caso, es una historia sencilla, pero el nivel de complejidad se puede hacer mucho mayor, para jóvenes, por ejemplo. Este nivel de complejidad se ve en el rango de vocabulario, pero también, y muy importante en cómo el profesor, padre o educador cuente la historia, es decir, hemos de valernos de muchas artimañas y gestos para que nos comprendan, a parte de los paneles ya mencionados. Esta actividad, de esta forma, puede utilizarse para el aprendizaje del inglés en todos los niveles, y trabaja no sólo el vocabulario, sino también la expresión y comprensión oral, a la par de resultarles divertido.

¿Por qué esta propuesta nos puede parecer interesante?

Es una forma de mostrar vocabulario nuevo seguramente mucho más útil que la simple copia de la pizarra o dictado. Además, capta la atención de los más pequeños, pero también de los más mayores, con lo que la motivación ya la tenemos ahí, hecho que es necesario para que de verdad se produzca un aprendizaje significativo, que es el que estamos buscando. También cabría destacar el hecho de que ellos intervienen en el cuento (van diciendo ellos las palabras al final), con lo que van construyendo su aprendizaje y haciéndolo suyo. También es cierto que con muchachos con un mayor nivel de inglés, podemos pedirles que posteriormente traten ellos de volvernos a contar la historia, usando sus propias palabras y ese vocabulario recién aprendido.

Un último punto a destacar, es el hecho de que lo bueno de gestificar mucho en las historias es que los niños pueden ver que uno se puede divertir con el inglés; ven que aunque no aprendan todas las palabras, eso no les impide entender la historia y divertirse y aprender con ella; y, para finalizar, pueden aprender vocabulario de la historia, que no fuera el que tratábamos de mostrarles.

Considerando todo lo dicho, les proponemos una historia de muestra a continuación, con su respectivo vídeo.

 

The black, black witch


Once upon a time, there was a little witch who lived in a little town.

This witch loves black. Black was her favorite color; it´s true.

She has a black, black hat and a black, black hair.

She also has a black, black broom and a black, black cat.

It's true, she loves black.

Everyone in the town knows her, and they know she is fun. But ... everyone knows also that she as a witch. And witches sometimes do strange things...

This little witch, every year, prepare a party at Halloween.

Do you remember which was her favorite color? "Black." Yes. But also yellow.

Our black, black witch spent all the year making yellow, yellow potions.

She made a lot of yellow, yellow potions and children thought that they were juices, but it wasn't true...

When she prepared the party, she bought many orange, orange pumpkins. Then, she put light into these orange, orange pumpkins.

After that, she bought a lot of red, red flowers. These red, red flowers were roses, because red, red flowers are her favorite flowers.

When she had her house ready for the party, she thought of her garden. She had a green, green garden, full of green, green trees and green, green leaves. But, this wasn't the perfect color for Halloween. No, no, no. The perfect color for her house and trees at Halloween was white, the color of the snow.

So she made magic and it started snowing. After that, she had a white, white house.

When she finished, she was very, very happy. But, when she saw the blue, blue sky, she thought: "I prefer a purple, purple sky." So she made magic again and, in her party, she had a purple, purple sky.

So, at the end, our black, black witch had orange, orange pumpkins; red, red flowers and yellow, yellow juice for her Halloween Party. She also changed the color of the sky, from blue to purple.

But... you should have to bring a present to our black, black witch... and they gave her a pink, pink car. Do you think she likes pink, pink cars? No, she doesn't like pink, pink cars, so she made magic and changed it into a grey, grey car. She preferred grey, grey cars.

 

 

THE END

 

Bookmark and Share


Logotipo de la UCM, pulse para acceder a la página principal

Copyright © 2017 E-Innova

ISSN: 2172-9204