Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Sábado, 8 de agosto de 2020

Inicio | Secciones | ¿Quiénes somos? | Equipo E-Innova | ¡Publica con nosotros! | Revistas culturales

Biorobótica y psicología: Aurora

La era de los humanoides preparados para interpretar la mente y las emociones.



El cerebro humano es nuestro gran desconocido. El verdadero "alíen" que se aloja en nuestra cabeza. Pero los próximos años van a ser, sin lugar a dudas, el momento en el que se va a poder llegar a interpretar los códigos de funcionamiento de la actividad bioeléctrica neuronal. El modo en el que las neuronas procesan, comprenden y transmiten la información para hacer posible el complejo mecanismo de la mente, la conciencia y la vida. La "máquina enigma" que es actualmente el encéfalo humano está pues a punto de ser decodificada con resultados increíbles para el futuro inmediato de la humanidad.

Ya disponemos de sensores, cada vez más innovadores, que pueden interpretar los mecanismos neurobiológicos de la actividad mental, de modelos de funcionamiento neuronal realizados a partir de visualización y estimulación del cerebro "in vivo".

Desde aquí queremos crear un equipo de voluntarios complutense del proyecto e-innova ucm, en colaboración con gentes de la politécnica dedicados a la ingeniería robótica, compuesto por informáticos, físicos especialistas en Teoría de Sistema, biólogos, expertos en Neurociencia Cognitiva, psicólogos especializados en Teoría de la Mente, expertos en lógica matemática y en diseños de circuitos lógicos, diseñadores 3 D, gentes de Bellas Artes y de economía aplicada a la producción industrial de máquinas para construir Aurora.

Aurora sería la robot antropomorfa prototipo de un nuevo amanecer para la ciencia en el que la interacción socio-emocional humanos-humanoides comience a ser posible.

El "Proyecto Aurora" de E-Innova ucm, si lo conseguimos poner en marcha, es el de llegar a diseñar una ginoide preparada y concebida para anticiparse de manera espontánea y natural a los sentimientos y a las acciones de las personas con las que podría interactuar, pensemos en personas dependientes o enfermos.

El único principio ético que ha de guiar este proyecto es que Aurora jamás ha de ser utilizada para ejercer ningún tipo de daño a ningún ser humano. Estaría pues absolutamente desprovista de emociones negativas, de cólera, odio o deseos destructivos.

 «Mittler zwischen Hirn und Hand muss das Herz sein» ("Mediando entre el cerebro y la mano debe de estar siempre el corazón") Así se dice en la extraordinaria película Metrópolis, de 1927, dirigida por Fritz Lang. Protagonizada por una robot llamada María.

Estaríamos hablando de máquinas automáticas capacitadas para responder con iniciativa y de ser competentes para predecir y evaluar una situación, ofreciendo la respuesta más inteligente, pero también la más positiva desde el punto de vista afectivo, para cada caso.

Hasta el momento los robots sólo son capaces de responder a órdenes muy básicas para las que han sido previamente programados.

Sabemos que hay neuronas, especialmente las neuronas espejo, que son capaces de aprender mediante observación de modelos, esto es, neuronas especializadas en el aprendizaje por repetición, o resonancia, de lo que el modelo hace (modelling) Se trataría de simular, en el campo abierto de la bioinformática, un cerebro humanoide con una Gestalt neuronal capaz de reproducir los modos de comportamiento aprendidos con seres humanos en la escuela robótica. En principio no parecería excesivamente difícil llevar este tipo de comportamiento cognitivo a los mecanismos antropomorfos.

La bella Aurora aprendería, en su particular colegio robótico, a partir de esa capacidad de observación, estímulo y respuesta que es el mecanismo propio del aprendizaje humano.

Ella tendría la ventaja de no confundirse y de ofrecer siempre la respuesta correcta, porque no se encuentra diseñada para ni para el error ni para el enfado.

La lógica de Aurora será siempre "decidible" ya que exigirá siempre, lejos de la ambigüedad y de la indecibilidad, planteamientos claros y lógicos para los que se tendrá siempre disponible una respuesta adecuada.

La era de las réplicas cerebrales se ha inaugurado y con ello la posibilidad de controlar mentalmente cualquier tipo de dispositivo electrónico, de vivir y grabar nuestros recuerdos y emociones tal y como se desarrollaron, con absoluta sensación de realidad, escribir y comunicarnos mentalmente, o gravar en video nuestros sueños y pesadillas. Freud se ha perdido esta época, aunque quizá soñara con ella, nosotros no la tendríamos que perder.

Cualquiera que desee incorporarse voluntariamente a este proyecto puede contactar con nosotros a través de nuestro proyecto.

Bookmark and Share


Logotipo de la UCM, pulse para acceder a la página principal

Copyright © 2017 E-Innova

ISSN: 2172-9204