Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Viernes, 14 de agosto de 2020

Inicio | ¡Buenos días! (Presentación por Miquel Barceló) | ¿Quiénes somos? | ¿Cómo puedo participar? | Aviso legal | Revistas culturales

Hoguera del consuelo

Con amarras en las manos,

 y cadenas torpes en los pies.

Arrojado como un condenado

 al fondo del mar olvidado,

con la tibia esperanza hundida

 de emerger a la vida otra vez.

 

Otrora, sumergido en aguas toxicas,

como un submarino ciego y mudo.

Aquel confuso, curioso y perdido

explorador de un condenado lecho.

 

Gracias a Dios y a los ojos que

 te hallaron despierta y oculta.

Por mi auto-destierro oportuno

 de perderme para encontrarte.

Que al fin tu luz cierta hallara

 mis pasos ebrios y desvariados.

 

Gracias por esta vida bohemia que llevo.

Dulce vino hidratante para mis venas.

Fuego real para mi corazón exhumado.

La luz del alba, alegre y escondida

en la faz más brillante y secreta del sol.

 

Eres vida bohemia para este desconsolado.

Encendiste generosa la hoguera del consuelo.

¡El camino viejo y perdido de este soñador!

 

Boca escarlata, besos de hoguera,

guillotina, piadosa y encendida.

Con tu belleza llameante, dispuesta,

 y mis labios desiertos en espera.

Consuelo, eres pan de los elegidos

 y alimento utópico de los malditos.

Exorcismo soberano de versos,

 y catarsis idílica del espíritu.

Los errantes y malditos buscan

 como tristes perros sin dueño.

En besos altos de frente digna

 alimentarse de tu consuelo.

 

De tu vida, trágica poesía,

 mágica y dispuesta tentación.

Personas al rimar de versos,

 quebrados entre besos y rimas.

Besos que se queman alegres

en una fogata oscura de poesía.

Lustres y tercos, besos de versos

 han escrito gimiendo una rima.

 

Fogata a encender,

 espera arder con fuerza.

Fuerza para alumbrar

la apagada hoguera.

Encontrar el fuego oculto

 para al fin encenderla.

Besos y versos prenden

 mi poesía maldita.

 

Más que hoguera en tierra,

eres estrella firme en lo alto.

Tú misma eres la estrella

en espera de iluminarse.

Al encenderse, te ilumines toda,

al fin te habrás encontrado.

Cual llama vigorosa y consciente,

prenderle fuego a todo, incluyéndome,

prenderle fuego a este apagado.

Te conviertas pura, en la redentora

 luz del fuego vivo y consuelo.

Encendiendo la hoguera apagada

 de este terco y hombre quemado.

 

Bookmark and Share

Comentarios - 0

No hay comentarios aun.


Logotipo de la UCM, pulse para acceder a la página principal
Universidad Complutense de Madrid - Ciudad Universitaria - 28040 Madrid - Tel. +34 914520400
[Información - Sugerencias]
ISSN: 1989-8363