Inicio Biblioteca Complutense Catálogo Cisne Colección Digital Complutense

En busca de las palabras

Javier Gimeno Perelló 25 de Abril de 2013 a las 11:16 h

Erenia es una joven muchacha oriunda de un pueblo de La Mancha, a cuyo marido, Juan, le surge la oportunidad de irse a trabajar a Guinea Ecuatorial. Sin apenas digerirlo, Erenia se encuentra transplantada de las áridas tierras castellanas a la selva tropical. Eran los últimos años de los cuarenta y la década de los cincuenta, período en que muchos profesionales y obreros españoles emigraron a ese país, motivados por la política colonial del momento.

Los componentes formales de esta espléndida novela, cuya estructura queda explícita en el esquema clásico exposición-nudo-desenlace, encierra sin embargo una ruptura con los códigos tradicionales de la narrativa, traspasada por una suerte de oralidad expresada en la correspondencia epistolar de la protagonista con su hermana, o las descripciones en tercera persona de un narrador omnisciente, todo ello distribuido en una sucesión cronológica a modo de bitácora de viaje.

Destaca, a nuestro juicio, la arriesgada apuesta del autor por enfrentar dos mundos reales muy distintos y distantes: el mundo sobrio y a la vez sombrío y opresivo de un pequeño pueblo manchego de la posguerra con el tropicalismo de un país extraño en cultura, en lengua, costumbres, creencias y tantos otros elementos diferenciadores. Un modo de poner la realidad cotidiana de la protagonista frente a lo otro, representado en la vida ajena de un país lejano y desconocido, que se introduce directamente en la estructura narrativa por medio de los poemas fang al comienzo de cada capítulo. La habilidad del novelista estriba, entre otras destrezas, en hacer literariamente verosímiles ambos mundos. Pues no otra cosa es la literatura que construir verosimilitudes allí donde la realidad las niega o las oculta.

 

Erenia no sólo se enfrenta a los prejuicios raciales y sociales del colonialismo español del primer franquismo empecinado en imponer a cualquier precio los modelos nacionalcatólicos, prohibiendo los ritos satánicos de los guineanos, a cuyos practicantes condena a muerte acusados de canibalismo. Se enfrenta sobre todo a sus miedos: miedo a la "feliz superioridad de los blancos", miedo a la selva voraz y amenazante, llena de energías visibles e invisibles. Y sin embargo, la selva encierra algo que Erenia no alcanza a explicar, algo para lo que no halla palabras por construir en su casita que den forma a sus sensaciones. Algo que siente vivo, tan intensamente vivo como ella, un deseo de perdurar, "de fuerza inconsciente y telúrica que pugna por sobrevivir" con la respiración de un arconte, un dios milenario cuyas raíces están poderosamente incrustadas en esta tierra imposible dando forma a las lianas y a los árboles centenarios, a los insectos, a las aves, a los mamíferos y a los anfibios que pueblan los ríos. El cruce de un río profundo y caudaloso y su travesía hacia la aldea donde vive Alene con su familia es mucho más que un caminar por la selva, es trasladarse a otro tiempo y a otro lugar, un romper con parte de su pasado y de sus miedos, el definitivo hallazgo de las palabras ocultas y precisas para sanar su desgarro.

... Un mbili en carne blanca de mujer se sube a un barco,

lleva en su seno una pequeña semilla de palmera,

la palmera nacerá entre los Esakora, hay que cuidarla, basé,

Hay que cuidarla, basé, para que arraigue.

La madre lleva en su pecho un abá sin palabras,

hay que poblar, basé, hay que poblar ese recinto,

el silencio no es bueno para nadie

y menos para una madre, hay que congregar

a los espíritus para que se cobijen en esa casa silenciosa [...]

no dejéis que la fiera se cuele en el cercado,

no dejéis que la fiera arranque de cuajo las raicitas...

tened siempre el fuego encendido, basé,

y así la llama derramará su protección

al corazón de la palmera.

Poema fang. Extracto

Ángel García Galiano es profesor de Filología Hispánica en la UCM. Ha publicado tres novelas: El mapa de las aguas, Hilo de plata y La casa sin palabras. Las tres novelas tienen en común el paisaje de Guinea Ecuatorial y las tres poseen un destacable componente autobiográfico.

Bookmark and Share
Ver todos los posts de: Javier Gimeno Perelló

Comentarios - 5

kampunginggris-voc.blogspot.com

5
kampunginggris-voc.blogspot.com - 5-01-2017 - 06:57:24h

thank you for sharing this article

obat ambeien

4
obat ambeien - 11-06-2016 - 06:40:37h

thanks to the admin of this website, because the information is helpful so hopefully more successful and more updates thanks http://acemaxs31.com/obat-ambeien-herbal/ |
http://acemaxs31.com/cara-sembuhkan-ambeien/ |
http://acemaxs31.com/cara-mengatasi-ambeien/ |

Javier Gimeno

3
Javier Gimeno - 29-04-2013 - 10:41:56h

Une breve pero importante modificación en la filiación del autor: para ser exactos, Ángel García Galiano es profesor de Teoría de la Literatura y Literatura Comparada.

Araceli Beltrán

2
Araceli Beltrán - 29-04-2013 - 10:30:51h

Perdona, he cometido un error. El ex gobernante a que me refiero en el post era el general Macias.

Araceli Beltrán

1
Araceli Beltrán - 29-04-2013 - 10:24:58h

Me parece muy interesante la reseña. Una amiga mía estuvo en Guinea años después de la caida de Batista y lo que dcuentas me ha recordado, salvando las distancias, la descripción que me hacía del país y de su gentes a través de las cartas que me escribía. Recuerdo la sensación de la selva, sus mosquitos, que la traían frita, y el sentido del tiempo que no tenía nada que ver con el nuestro. Allí era otro ritmo que te obligaba a pararte y a no planificar nada .... era absurdo hacerlo.
Leeré el libro en cuanto pueda. Muchas gracias Javier.


Universidad Complutense de Madrid - Ciudad Universitaria - 28040 Madrid - Tel. +34 914520400
[Información - Sugerencias]